Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018
Jalisco | Obras presentan avance de 60 por ciento

Toma forma la ruta del romero a Talpa

El proyecto de la Ruta del Peregrino beneficiará tanto a visitantes como a los habitantes de las poblaciones que atraviesa

Por: EL INFORMADOR

TALPA DE ALLENDE, JALISCO.- La región de Talpa de Allende recibe en números redondos tres millones de visitantes cada año, quienes acuden con motivaciones religiosas al santuario de la imagen de la Virgen del Rosario. Sin embargo, esta concentración humana ocurre en gran parte en un lapso muy específico, sobre todo en la temporada de la Semanas Santa y de Pascua, así como en el mes de mayo, pero se tiene en forma muy reducida y dosificada en el resto del año.

Para revertir lo anterior, se tiene en marcha un proyecto denominado la Ruta del Peregrino, que busca generar una corriente turística que rompa con la estacionalidad del flujo de visitantes en el llamado camino a Talpa.

Así resume este propósito el responsable de la Coordinación de Desarrollo de Productos de la Secretaría de Turismo de Jalisco (Setujal), Rodolfo Herrada Espinosa, quien informó que este proyecto supone la construcción de varias obras que tienen el objetivo de invitar en forma permanente a visitar el camino tradicional de los peregrinos que van al santuario mariano.

Estas obras llevan la intención de involucrar a las comunidades donde se construyen, para que tales acciones generen continuamente la llegada de visitantes y, con ello, haya una derrama económica.

Los trabajos suponen tres miradores en sitios propicios para apreciar el paisaje jalisciense de la Sierra Madre Occidental, así como dos albergues para el hospedaje de los romeros, una escultura dedicada a la virtud de la gratitud, en respuesta a las vivencias religiosas de gran parte de quienes realizan el camino a Talpa.

También se incluyen tres ermitas especiales surgidas de la creatividad de profesionales especializados en arquitectura del paisaje, junto con seis áreas de espacios destinados a la recreación y la convivencia a campo abierto, donde habrá terrazas, baños y asadores.

Herrada Espinosa resaltó que este proyecto fue resultado de un planteamiento del titular de la Setujal, Aurelio López Rocha, para que con un trabajo profesional en la paisajística de la serranía occidental de Jalisco, se enriqueciera un espacio de gran tradición en la religiosidad popular de nuestra región y, con ello, facilitar gradualmente una mayor derrama económica entre sus pobladores de varios municipios: Ameca, Mixtlán, Atenguillo, Talpa y Mascota.

Expuso que la coordinación en la parte del diseño de este proyecto ha recaído en los arquitectos mexicanos Tatiana Bilbao y Derek Dellekamp, quienes se han coordinado con otros profesionistas, entre los que figura un chino, Aiwei Wei, quien diseñó la obra del mirador de la bajada del cerro de El Obispo.

Al recorrer el camino a pie, se tiene una oportunidad de contacto directo con la naturaleza y apreciar diversos ecosistemas, desde los terrenos de vegetación baja, donde se tienen cañaverales y maizales, junto con predios ganaderos, ríos y arroyos con aguas limpias, en algunos casos, hasta diversas comunidades, desde ranchos pequeños hasta algunas de mayor tamaño.

Asimismo, en algunos tramos es posible el contacto con bosques de robles y pinos, sobre todo en las tierras altas. El camino también es motivo de un contacto con la gastronomía regional de diversos bebidas y guisos caseros (como los llamados pajaretes a base de leche cruda recién salida de las vacas, el atole blanco de masa y las salsas martajadas), como la cecina, los quesos y otros derivados lácteos que conservan el sabor tradicional por la leche entera con que se hacen.

Hablan sus actores

El alcalde de Ameca, Gilberto Arévalo Ahumada, y el regidor Ignacio Acuña Garibay, se dicen convencidos de los beneficios de este proyecto para fortalecer una tradición de una romería de tres siglos, en cuyo camino a pie tiene a este municipio como uno de los puntos de partida.

El alcalde puntualiza que varias partes del proyecto, como el caso de los albergues, incidirán en darle más apoyos a los peregrinos, “dado que éstos habían estado desprotegidos ante varias situaciones contrarias, como el clima y los costos del peregrinaje, sobre todo en casos de gente de escasos recursos”.

La responsable amequense de ecología, Verónica Gómez Barbosa, dice que un reto ambiental que hay que resolver es la basura generada por los peregrinos, sobre todo los plásticos, lo que amerita un reto más exigente si aumenta el monto de paseantes.

Expusieron que en territorio amequense se tendrán varias obras, como un sitio de descanso y una escultura de 18 metros de altura en el ejido Lagunillas, además de un mirador en el cerro de El Obispo.

El delegado ejidal de Lagunillas, José Díaz Barajas, dice tener confianza en que las obras que construyen cerca de su comunidad aumenten el número de visitantes. Refiere que en tiempo de peregrinaciones los romeros les permiten mejorar sus ingresos, dado que se les venden varias cosas, desde la comida y otros productos, como las varas de otate conocidas como “mulitas”.

Herrada Espinosa comenta que Lagunillas tiene gran potencial para las modalidades del ecoturismo por su ubicación en un sitio con ventajas en su topografía y paisaje.

Entrevistado en lo alto del cerro de Los Quemados, luego de subir en vehículo cuatro por cuatro una cuesta de cuatro y medio kilómetros conocida como El Espinazo del Diablo, el alcalde de Atenguillo, José de Jesús Rubio Robles, también asegura que las obras del proyecto tienen mucho que aportar a su municipio, que es un sitio obligado para el descanso de los peregrinos que van rumbo a Talpa.

En este cerro se tiene otro mirador que permite apreciar la belleza del escenario de la sierra, ubicado en un sitio que desde hace mucho tiempo ha sido preferido por los peregrinos para dejar constancia de su paso a través de cruces enterradas en la tierra y placas de metal clavadas en los troncos de los árboles.

El edil de Atenguillo dijo que hay otros aspectos del proyecto en fase de realización en su municipio, como otro mirador en un sitio conocido como Los Guayabos, además de un albergue de gran tamaño como para dar cabida a varios cientos de romeros y una zona de descanso y convivencia ubicada junto a un río.

Como autoridad, este munícipe resaltó que urge más conciencia de los habitantes de los municipios involucrados en la Ruta del Peregrino de no abusar de los visitantes y, con ello, no retener al más el consumo de ellos. Puso de manifiesto que se han tenido abusos “en encajarles la mano a los romeros, como en el hecho de comprar un par de huevos a 40 pesos, lo que ha propiciado, tal vez, que en los camiones que van rumbo a Talpa en ocasiones ya se incluya un servicio de cocina para evitar la compra de alimentos en el trayecto.

Rubio Robles reconoció que hay necesidad de obras posteriores que mejoren la infraestructura en varios aspectos, como en la misma calidad del hospedaje para segmentos de mercado más exigentes.


Íconos de la Ruta del Peregrino

 Imagen y santuario de la Virgen de Talpa.

 Poblados rurales pintorescos.

 La bebida destilada de la raicilla (cuenta con una marca colectiva).

 Haciendas antiguas en Ameca y Atenguillo.

 Gastronomía regional.

 Mariachis.

 Charrería.

 Artesanías de ropa, hojas de maíz y madera.

 El paisaje de la Sierra Occidental en seis municipios: Ameca, Mixtlán, Guachinango, Atenguillo, Mascota y Talpa.
 

Obras pactadas

 Tres miradores: dos en Atenguillo y otro en Ameca.

 Una escultura gigante.

 Dos albergues: uno en Guachinango y otro en Atenguillo.

 Tres ermitas laicas: en Ameca, Mixtlán y Mascota.

 Seis sitios de convivencia y descanso.

 Señalización.

 La distancia del camino del peregrino supone 103 kilómetros de tramo en el medio rural entre Lagunillas (municipio de Ameca) y Talpa de Allende.

Retos pendientes

Ruta del Peregrino estará concluida el próximo año


Rodolfo Herrada, responsable de la Coordinación de Desarrollo de Productos de la Secretaría de Turismo de Jalisco, adujo que el avance de las obras en la Ruta del Peregrino lleva 60 por ciento en conjunto, y ha sido resultado de invertir 30 millones de pesos, lo que supuso solventar costos de los estudios y las construcciones. Acotó que aún está pendiente otro monto similar para su plena conclusión, que se prevé para el año que viene.

Este funcionario hizo mención de que hay acciones pendientes para una imagen homogénea en el recorrido, de modo que se induzca con ello al visitante a valorar diversos elementos de la región. Dio el ejemplo de que las ramadas tradicionales en los sitios de descanso deben uniformarse con productos maderables, en vez de utilizar las lonas de las compañías refresqueras y cerveceras.

Agregó que otro reto será hacer un reglamento del uso de las obras realizadas, como en el caso de los albergues, de modo que se asegure su vigilancia y mantenimiento, así como su utilización en diversas actividades que involucren tanto a las comunidades de la región, como de otras partes, como los interesados en la realización de paseos con campamentos.

Temas

Lee También

Comentarios