Miércoles, 27 de Enero 2021
Jalisco | De 250 refugios, sólo 36 cumplen con la normatividad

Sin control, crecen centros de rehabilitación

El Gobierno de Jalisco anuncia la revisión en todos los albergues tras detectar que, en Tonalá, 271 adictos vivían en condiciones infrahumanas

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (19/MAY/2016).- En diciembre de 2011, en un centro de rehabilitación en la Colonia La Perla de Guadalajara, murieron cinco adictos y 37 fueron hospitalizados tras ingerir alimentos contaminados. Luego de la tragedia la autoridad estatal prometió que pondría orden en estos albergues, pero persisten las irregularidades.

El Centro Estatal Contra las Adicciones en Jalisco (CECAJ) reportó que había 154 refugios en 2012, de los cuales 62 tenían un reconocimiento oficial; sin embargo, actualmente suman 250 y sólo 36 cumplen con la normatividad.

Esta semana el tema regresó a la agenda pública. Tras una denuncia, la Fiscalía realizó un operativo en el albergue “Despertar espiritual, alcohólicos y drogadictos de Occidente” en Tonalá, donde rescataron a 271 personas que vivían en condiciones infrahumanas y sufrían violencia física y sexual. Entre los internos había 18 menores de edad. “Nos dejaban en una silla sin dormir como castigo”, relata una adolescente.

Ayer, el gobernador Aristóteles Sandoval visitó el sitio y lamentó que personas enfermas sean confinadas y abusadas. Por ello giró instrucciones a la Fiscalía para que investigue y se aplique la justicia de forma inmediata, mientras a la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Jalisco le ordenó una revisión exhaustiva de todos los centros de rehabilitación.

El fiscal Eduardo Almaguer declaró que investigan presuntos vínculos entre los administradores del albergue y un cártel local, mientras Antonio Cruces Mada, secretario de Salud, confirmó que en enero se le realizó una revisión, aunque pidió a los medios de comunicación un día para revisar cuáles fueron las anomalías presentadas. También se comprometió a dar detalles de todos los centros en Jalisco. “Del total, 20% son clandestinos”. Y pidió a la ciudadanía que denuncie a los irregulares.

Añadió que “hay un vacío en las leyes”, por eso la dependencia sólo tiene la facultad de multar por condiciones de insalubridad, pero no por los procesos internos que manejan estos establecimientos.

El titular del CECAJ, Gustavo Iglesias, argumenta que estos centros abren con permiso de los ayuntamientos y se rigen bajo las normas que cada uno establece. “Nosotros los invitamos a tomar la capacitación que brindamos, en la que les enseñamos el método de tratamiento que deben seguir, para unificar el método y evitar que caigan en malas prácticas”. Explica que la mayoría de los centros son de la modalidad de “ayuda mutua” dirigida por adictos rehabilitados y sin el apoyo de profesionales en la salud. Se estima que “75% son de ayuda mutua”, 20% mixtos (entre inexpertos y profesionales) y sólo 5% que cumplen la norma (con atención profesional).

Temas

Lee También