Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 24 de Noviembre 2017
Jalisco | Hay infraestructura caduca en 154 colonias

Se desperdicia en fugas 20% del agua que llega a la ciudad

Los desperfectos en las redes del SIAPA provocan que miles de metros cúbicos no lleguen a las casas o negocios

GUADALAJARA, JALISCO (21/ABR/2016).- Durante la administración de José Luis Hernández Amaya, que terminó en 2013, el superintendente de operación del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), Alejandro Gutiérrez Moreno, calculaba que las pérdidas físicas de agua o fugas en las redes rondaban el 18% del total.

Hoy, el director del organismo metropolitano, Aristeo Mejía Durán, actualizó esa cifra durante el ejercicio de debate que organizó esta casa editorial. Actualmente, dos de cada 10 litros que deberían llegar a la ciudad se pierden en fugas por desperfectos en las redes.

Destacó que las redes obsoletas y las pérdidas que éstas generan son una constante en todos los organismos operadores del planeta. “Nuestros datos son del 28.4% en promedio, de los cuales, el 8% es submedición”. Esto es, que no se pueden medir o que se va por fugas clandestinas.

El titular de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Felipe Tito Lugo Arias, subrayó que si bien se ha manejado un promedio del 40%, esta es una generalidad en el país que ha promediado la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS), pero “cada organismo tiene sus diferentes porcentajes”.

Antonio Gómez Reyna, del Observatorio del Agua, dijo que en países como Japón el porcentaje está entre el 4% y 5%, pues han mejorado sus esquemas a través de un programa continuo de reparación. “Lo que sucede es que aquí se cayó el sistema de mantenimiento”. Y destacó que hay trabas técnicas, administrativas y hasta políticas que inciden en que ese sea el panorama actual.

Por su parte, Arturo Gleason, investigador de la UdeG, indicó que hay centros de mando en ciudades como Berlín, en las que opera un sistema que monitorea la red entera y detecta tanto el caudal como la presión, de tal forma que las fugas se localizan de inmediato.

Aristeo Mejía apuntó que la clave principal para avanzar en este sentido está en la sectorización de redes, complementarla y contar con nuevos medidores. “Todo está claro y definido para la mejora integral”.

Gómez Reyna argumentó que, aunado a ello, las autoridades deben apostar por la reutilización del líquido sin acercarse a la óptica simplista de “privatizar” para mejorar sus servicios, pues hay puntos del planeta en los que llegan dos litros, pero al reutilizarse hasta dos veces se convierten en seis.

Pérdidas por 496 millones de pesos al año

En la administración del panista Rodolfo Ocampo, que hoy está tras las rejas por las irregularidades en el “Programa Todos con Agua”, la Gerencia de Agua Potable y Alcantarillado reconoció que las fugas en el sistema de abastecimiento representaban 496 millones de pesos anuales.

CLAVES

Hay redes caducas en 154 colonias

Rezago.
Más de 10 mil millones de pesos se requieren para la sustitución de las redes de agua y alcantarillado obsoletas en Guadalajara.

Redes. De tres mil 457.9 kilómetros de líneas para el servicio de agua potable en este municipio, dos mil 544.1 (73.5%) deben ser sustituidos por tener una antigüedad de entre 31 y 80 años, por lo que se requieren cuatro mil millones de pesos para una renovación total.

Aumento.
En el caso del alcantarillado se necesita una inversión de seis mil millones de pesos para remplazar las redes viejas.

Recuento
. En 2010, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) reconoció que tardaría 54 años para abatir el rezago en líneas de abastecimiento en Guadalajara. El problema es que para esa fecha el resto de las tuberías de Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, que registran una menor antigüedad, también cumplirían su vida útil.

Zonas. Las colonias con redes de agua más vulnerables son: Centro, Americana, Analco, Capilla de Jesús, La Loma, Moderna, Sagrada Familia, Belisario Domínguez, La Perla, Balcones de Oblatos, Del Fresno, Jardines de los Arcos y Lomas del Paradero, entre otras. En total, 154 colonias padecen esta situación. Esas tuberías obsoletas y los daños en las tomas domiciliarias provocan que miles de metros cúbicos de agua se desperdicien diariamente en fugas.

Problemas. Cambiar esta infraestructura hidrosanitaria es un reto para la nueva administración del SIAPA; sin embargo, el gasto corriente y operativo, así como las deudas, reducen la capacidad financiera del organismo para resolver el problema a fondo en el corto y mediano plazos.

EL DEBATE



José Arturo Gleason Espíndola, académico de la UdeG
Antonio Gómez Reyna, del Observatorio Ciudadano del Agua
Felipe Tito Lugo Arias, director de la Comisión Estatal del Agua
Aristeo Mejía Durán, director del SIAPA
¿Hay crisis en el abasto de agua potable en la metrópoli? ¿Qué agravó esta situación y cuál es el escenario a 20 años?
Hay una crisis del ciclo del agua: exceso de acumulación de aguas a través de inundaciones y dificultad para bajar el consumo de las personas. El ciclo del agua ha sido trastornado por el ser humano y desequilibra sus variables. Por otro lado, el sistema hidráulico urbano también tiene deficiencias.
Chapala es la principal fuente de Guadalajara con 5.3 metros cúbicos por segundo. Las condiciones en las que se encuentre el lago determinarán si habrá una crisis o no. Los mantos acuíferos que tenemos están sobreexplotados. Hace 20 años, en Tesistán, teníamos el agua a 15 metros. Hoy la encontramos a más de 100 en algunas zonas.
Guadalajara no tiene problema de abastecimiento de agua para el futuro. Los acuíferos están sobreexplotados y no podemos seguir afectando Chapala. Tenemos que poner los ojos en otras fuentes como las aguas del Río Verde. De acuerdo con los últimos reportes, hay una disponibilidad de 20 metros cúbicos por segundo de volumen firme.
Crisis, en realidad no existe. Lo que en su momento se ha presentado ha sido el incremento que la ciudad ha requerido. Hemos incrementado los volúmenes existentes a través de la Presa Elías González Chávez en virtud de que en este momento la ciudad ha requerido 11 mil 113 litros por segundo.










¿Cuánta agua se desperdicia por redes obsoletas, fugas o mal uso de la población?
Está bien que el SIAPA tenga sus datos, pero esos datos deben publicarse en los términos que se requieran desde el punto de vista técnico. La ausencia de un sistema que nos permita conocer los datos puntuales de lo que está sucediendo es a lo que debemos apostarle los tapatíos para que haya transparencia.
Hay que analizar qué es lo que pasa con la infraestructura hidráulica de la zona metropolitana.
No hay programas continuos de reparación de tuberías y seguido vemos que hay fugas en diferentes partes de la metrópoli. Es importante conocer cuánto entra, cuánto sale y en dónde están las fugas.

Hay una crisis de cultura del agua... y la única forma en la que se abate es con la cultura del bolsillo. Tenemos que hacer una convivencia del manejo del ser humano dentro de un ciclo hidrológico. Ahí es donde tenemos que ver nosotros para manejar un equilibrio de la naturaleza con la presencia del ser humano.
Nuestros datos son del orden del 28.4% en promedio. De ese porcentaje, del ocho al 10% es submedición. La diferencia puede ser lo que concierne a las fugas ocultas por tomas clandestinas. Requerimos recursos para seguir con el proceso y cambiar medidores que son necesarios para tener exactitud en lo que medimos y en lo que cobramos.










¿Enumere los proyectos prioritarios para abastecer de agua en el corto, mediano y largo plazos?
Tenemos que transitar de un modelo basado en la oferta de traer agua de donde sea a uno donde gestionemos bien nuestra demanda. Hay que arreglar el ciclo del agua, restaurar las cuencas y pasar a la concientización y a la educación, que allí también hemos estado débiles como sociedad.
El proyecto del futuro incluye la cultura del agua, que no la tenemos, y tener a las personas idóneas en los puestos administrativos, porque el modelo ha fallado. Tenemos la mayor cantidad de los ríos contaminados y problemas de abastecimiento en grandes ciudades. El tercer elemento es un programa de monitoreo en tiempo real.
El proyecto que tenemos aquí es uno de hace 24 años: La Zurda-Calderón-Guadalajara. Empezamos con la Presa de Calderón (Elías González Chávez). Después siguió la Presa de El Salto. De ahí viene el sistema de bombeo El Purgatorio, que data de 1990. En esta administración se inició de nuevo este proyecto, que está en construcción.
Requerimos del aprovechamiento de las aguas del Río Verde. Lo que se está realizando es la segunda etapa que es importante para los requerimientos de la zona metropolitana. Con esos volúmenes vamos a dejar de extraer agua del subsuelo para la recarga de acuíferos. El Zapotillo y El Purgatorio forman parte de un proyecto integral.










Conclusiones
Debemos transitar como ciudad hacia una nueva manera de gestionar el agua basado en la medición, un sistema de monitoreo de aguas subterráneas, de aguas superficiales y una consolidada red meteorológica en la ciudad. No es posible estar calculando los escurrimientos estando en el Cerro del Cuatro con estaciones en Los Colomos.
El tema del agua va a ser muy polémico porque se ha confundido el abastecimiento con el negocio. Si hablamos de proyectos fallidos, no solamente es un proyecto de estudio de Arcediano, también podemos hablar del proyecto de potabilización de las plantas de tratamiento. Cuántas se hicieron y cuántas operan.
Estamos haciendo lo que se puede hacer. Mal estaría que no hiciéramos nada. Son acciones paralelas de lo que podemos aunado a lo que debemos hacer. Como dicen los académicos, debemos hacer la medición, la reutilización, el manejo, como en otros países, pero ahorita el bolsillo está para Volkswagen no para Rolls Royce.
Debemos hacer una suma de esfuerzos. Por otro lado, hay proyectos que estamos viendo con Conagua y con el Gobierno del Estado en relación a los estudios de los acuíferos.
Estamos en el proceso. Se trata de ir haciendo una mejora integral de gestión en todos los aspectos.












RÍO VERDE

Debe aprovecharse el agua superficial para la metrópoli

Porque la única fuente de abasto superficial para la ciudad de Guadalajara es el Lago de Chapala, y porque casi la mitad de los acuíferos en la Entidad están sobreexplotados, la apuesta de las autoridades en materia de agua para garantizar la suficiencia de líquido está en contar con nuevas fuentes superficiales.

Esa es la razón por la que usar agua del Río Verde (a través de la Presa derivadora de El Purgatorio y la Presa El Zapotillo) está en la agenda.

“Debemos aprovechar las aguas que escurren superficialmente antes que las subterráneas, que son como una especie de extinguidor: ‘Ábrase en caso de emergencia’”, dice el titular de la CEA, Felipe Tito Lugo.

Sustenta su declaración en el hecho de que el agua de lluvia demora años en filtrarse hasta los mantos freáticos, por lo que aunque los temporales sean importantes no inciden de inmediato en su recuperación. “Si, por ejemplo, tenemos una recarga en el acuífero de Toluquilla de 49 millones de metros cúbicos, la extracción es de 119. Ya hay un déficit de 70 (…) La ‘chequera del agua’ va a la baja hasta llegar a cero”.

Ese “déficit” del que habló le valió dos respuestas del investigador Gómez Reyna, quien detectó un “contradiscurso” en el funcionario al hablar de abatimiento de acuíferos, y por otra parte defender que no hay crisis de agua. Además, le advirtió de consecuencias por la idea de frenar el paso del agua de los ríos al mar.

“Son marismas continentales; eso genera vida en las Costas. Deben existir para que los manglares existan”.     

DATO

Acuíferos


A nivel nacional hay 253 acuíferos, pero 205 de ellos ya están sobreexplotados. En Jalisco son 59, de los cuales 26 ya están en las mismas condiciones de sobreexplotación.

Habitantes y proyección en la metrópoli

Año Población
20164’737,096
20205’149’682
20305’689,982
20436’058,913



Efectos del manejo no sustentable de las aguas subterráneas

• Abatimiento de los niveles de agua subterránea.
• Minado de la reserva subterránea.
• Impacto ecológico, con la desaparición de manantiales, vegetación nativa, humedales, lagos, gasto base de ríos y ecosistemas locales.
• Disminución del gasto y rendimiento de los pozos.
• Pérdida de la rentabilidad de la actividad agrícola.
• Incremento en el costo de la extracción (consumo de energía eléctrica).
• Asentamiento y agrietamiento del terreno.

Acueducto


El Lago de Chapala es la principal fuente de abasto de la metrópoli. Por eso en 1984 se comenzó el Acueducto Chapala-Guadalajara, que se terminó en 1991. Ya van 25 años de funcionamiento ininterrumpido de esta infraestructura prioritaria para la ciudad.

SISTEMAS DE MEDICIÓN Y LA REUTILIZACIÓN

Para lograr que el líquido con el que cuenta el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) llegue a más personas, hay dos claves: tener sistemas de medición exacta y reutilizar el líquido.

Esas son las coincidencias a las que llegaron los expertos en temas de agua, Arturo Gleason Espíndola y Antonio Gómez Reyna, en el ejercicio de debate que organizó EL INFORMADOR.

El primero de ellos opina que las autoridades en temas de agua tienen un “problema de transparencia”, pues carecen de un sistema de información abierta “consistente, sólido, exhaustivo, abundante y accesible a la población” para saber cómo está la infraestructura de la ciudad.

Citó, además, el Informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo 2015, que expone un aumento del 55% en la demanda mundial de agua para el año 2050 “debido principalmente a las crecientes necesidades de la industria, la producción térmica de electricidad y el uso doméstico”.

Eso, afirma, “nos pone a temblar”, pues sin la transparencia y la medición necesaria “es difícil planear y mejorar lo que ya tenemos”.

Antonio Gómez Reyna, por su parte, expone que si hay un ingreso constante de 11.1 metros cúbicos por segundo a la ciudad, el SIAPA debe saber cuántos de éstos salen por la barranca. Eso significaría conocer si hay fallas o fugas importantes, además de detectar las tomas clandestinas.

Aristeo Mejía, titular del SIAPA, sostiene que el organismo cuenta con una macromedición y válvulas medidoras para monitorear la presión y evitar fugas. Su homólogo en la Comisión Estatal del Agua, Felipe Tito Lugo, subraya que el organismo metropolitano “poco a poco se va acercando a  la eficiencia”.

“Hay una crisis de cultura del agua, desgraciadamente esa crisis de la única forma en que se abate es con la cultura del bolsillo. Creemos que el agua debe ser regalada porque viene de arriba… pero no”.

Sigue: #DebateInformador


¿Padece en su colonia por el abasto del servicio del agua?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios