Sábado, 24 de Febrero 2024
Jalisco | La mayoría son callejeros, otros fueron entregados por sus dueños

Sacrifican a 15 mil perros y gatos en 2012

Tonalá es el municipio de la Zona Metropolitana de Guadalajara con mayor problemática de canes sin dueño

Por: EL INFORMADOR

Un estudio de la UNAM revela la existencia de alrededor de 350 mil perros callejeros en la Zona Metropolitana de Guadalajara. EL INFORMADOR /

Un estudio de la UNAM revela la existencia de alrededor de 350 mil perros callejeros en la Zona Metropolitana de Guadalajara. EL INFORMADOR /

GUADALAJARA, JALISCO (20/ENE/2013).- Perros capturados en la calle y mascotas entregadas por sus dueños llegan por miles a los Centros de Control Animal municipales de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG); allí, el destino de nueve de cada 10 es morir por una sobredosis de anestesia.

Tan sólo el año pasado alrededor de 15 mil animales domésticos fueron sacrificados de esta manera por personal de los ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá. Tlajomulco no proporcionó datos. En promedio, 60% fueron perros callejeros levantados por la autoridad y no reclamados, y el resto mascotas cuyos dueños los llevaron a “dormir”.

Tonalá es el municipio de la metrópoli con mayor población de canes callejeros, con una proporción de uno por cada 2.5 habitantes, según Isaac Rodríguez Loza, director del Centro de Salud Animal de ese municipio; en el resto de la ciudad se calcula un perro por cada siete o 10 habitantes.

La sobrepoblación de perros callejeros es un problema de salud pública que se hace notar en el municipio alfarero, pues 70% de los canes que son capturados por el Centro de Salud Animal presenta algún tipo de enfermedad, mientras que en Guadalajara o Zapopan la cifra alcanza apenas a uno o dos de cada 10 perros.

Además, Tonalá supera las cifras de sacrificio animal de los demás municipios, con  un promedio de seis mil anuales; Tlaquepaque hizo lo mismo con cuatro mil 700 en 2012; Zapopan sacrificó a cuatro mil 515 y Guadalajara a tres mil 812.

Nueva ley prioriza la adopción


Los Centros de Control Animal de la Zona Metropolitana de Guadalajara actúan de la siguiente manera: reciben denuncias ciudadanas sobre algún perro suelto en la calle, van al sitio y lo capturan, lo resguardan en sus perreras y esperan a que algún posible dueño se presente durante los siguientes cinco días. Si nadie aparece, sacrifican al animal junto con el grupo de perros levantados el mismo día.

Algo similar ocurre con las mascotas que son entregadas personalmente por sus dueños, quienes las llevan a “dormir” por enfermedad, edad avanzada o porque ya no las quieren.

Ninguno de los Centros de Control Animal concibe la figura de adopción: no es una alternativa que promuevan para los perros cuya sentencia está dada. Las que lo hacen son las sociedades protectoras de animales, mismas que realizan campañas para darles otra oportunidad a las mascotas sanas que sólo requieren una persona que se ocupe de ellas.

En casos como el Centro de Control Animal de Guadalajara, se trabaja con estas asociaciones civiles para esterilizar a las mascotas en adopción, pero Tonalá, por ejemplo, trabaja al margen de éstas.

Sergio González Gómez Alcántara, director del Centro de Control Animal de la capital jalisciense, rechaza la alternativa de adopciones debido a que no son de raza. “No podemos manejar un programa de adopción, porque… te voy a invitar a que veas los perros que nosotros recogemos: es muy difícil que podamos recoger un perro de raza; son perros en condiciones no muy adecuadas; no hablo de salud: son perros sucios, deambulantes (sic); pero, si alguien los quiere, se les puede entregar en adopción”.

El 29 de noviembre de 2012 el Congreso creó la Ley de Protección y Cuidado de los Animales del Estado de Jalisco, en cuyo contenido privilegia la adopción de perros callejeros o sin dueño antes que la práctica del sacrificio. El artículo 11 refiere que, transcurridos cinco días sin que el animal sea reclamado, podrá ser entregado en adopción, mientras el artículo 8 habla de crear un padrón de sociedades protectoras de animales para trabajar en conjunto, acciones que se realizan a cabalidad.

Los mecanismos de control animal de las autoridades son la esterilización y el sacrificio, en ese orden; sin embargo, “de mucho depende la concientización de la ciudadanía para enfrentar este problema”. Y para que la adopción se convierta en alternativa, la cultura ciudadana es todavía más importante: adoptar debería ser prioritario, en lugar de comprar mascotas.

CRÓNICA

Morada para desahuciados


Un perro con serios problemas en la piel llama la atención por su enfermedad, entre los pocos que están aislados en el Centro de Salud Animal de Tonalá. De linaje desconocido y sin nombre, fue abandonado por sus dueños hace unos 15 días. Su situación es muy delicada porque tiene un tipo de sarna muy contagiosa al humano. Está bajo observación y tratamiento; los veterinarios tienen esperanzas de que se cure, después de lo cual podrían darlo en adopción.

Como éste, hay unos 50 perros actualmente atendidos en Tonalá; no más, porque, para ayudar a algunos de los 200 mil perros callejeros que hay en el municipio, sólo hay un Centro de Salud Animal con dos consultorios, un quirófano, la escalofriante área de eutanasias, 20 jaulas individuales y cinco colectivas, para un reducido grupo de 15 perros o gatos.

El Antirrábico de Guadalajara, aunque más grande, carga similares historias. En el área de perreras dos pequeñas jaulas reciben a las visitas; una está ocupada por un cachorro blanco, inerte ya. “¿A éste por qué lo sacrificaste?”. “Lo trajeron sus dueños, ya no lo querían”, responde la veterinaria.

En las perreras colectivas están los canes mansitos, recogidos de la calle. En las individuales, los perros agresivos, los menos. Todos con el mismo final. Ninguno vivirá más de cinco días.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones