Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018
Jalisco | Se cree que el motivo fue por que al agresor “no lo dejaban dormir”

Por riña, un reo se queda sin dedo

Desafortunadamente, el dedo fue encontrado en el desagüe, motivo por el cual no se pudo reimplantar

Por: EL INFORMADOR

PUERTO VALLARTA, JALISCO.- Una riña entre dos internos del Centro Integral de Justicia Costa Norte ( Ceinjure) terminó con la amputación traumática por una mordida del dedo índice de la mano izquierda del recluso Elías García Castillón, por parte de su agresor Carlos Contreras Reas, alias “El Diablo”, confirmaron las autoridades en este puerto.

Como las lesiones que presenta el herido son de las que ponen en peligro la vida, tardan más de 15 días en sanar y dejan secuelas permanentes, el Agente del Ministerio Público adscrito a la Delegación de la Procuraduría, Luis Daniel Canales González inició la Averiguación Previa 5055/2008.

En el parte informativo rendido por las autoridades penitenciarias se establece que los internos se encontraron en la celda 1154/B cuando se suscitó la riña por circunstancias no establecidas del todo por el momento. Los custodios que hacían su ronda de vigilancia al escuchar los gritos de dolor del herido se percataron de la riña y sus resultados, por lo que de inmediato separaron del lugar al sujeto apodado “El Diablo”.

Fue necesario que el lesionado fuera trasladado al Hospital Regional, en donde quedó al cuidado médico bajo custodia policíaca.

En el reporte de las autoridades se asienta que la riña pudo haberse iniciado porque el agresor, supuestamente, se quejaba de que no lo dejaban dormir. En cuanto al dedo amputado, éste fue encontrado en una canaleta de desagüe, por lo que al presentar contaminación se descartó la posibilidad de ser reimplantado.

El Representante Social fue informado que el agresor se encuentra dentro del Ceinjure, por lo que acumulará un nuevo proceso por el delito de Lesiones.

Los custodios del Reclusorio actuaron con rapidez, desafortunadamente la riña ocurrió en un momento en que se encontraban alejados del sitio y fue cuando escucharon los gritos de dolor, que se percataron que algo había sucedido.

EL INFORMADOR/ Miguel Ángel Infante/ Corresponsal.

Temas

Lee También

Comentarios