Domingo, 26 de Enero 2020
Jalisco | El ordenamiento incluye obras de saneamiento, un observatorio ciudadano y un órgano de control y vigilancia

Planean zona de alta fragilidad en la Cuenca de El Ahogado

Inactividad del Congreso del Estado retrasa planta de tratamiento

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- La Cuenca de El Ahogado será decretada como Zona de Alta Fragilidad Ambiental, con el objetivo de tener un plan de acción para el saneamiento de las aguas “desde el origen de la contaminación”, explicó Martha Ruth del Toro, secretaria de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable ( Semades), después de que el gobernador del Estado, Emilio González Márquez, le pidió que lo anunciara ante los medios de comunicación –no estaba previsto–, durante un recorrido por las obras de los colectores de la planta de tratamiento que recibirá las aguas residuales de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

El trámite podría estar concluido en agosto. Incluirá la obligación de cumplir absolutamente con todas las recomendaciones que hizo la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) en enero de este año, en torno al saneamiento del Río Santiago.

Después de la muerte del niño Miguel Ángel López Rocha, al caer al Río Santiago en 2008, distintos grupos ciudadanos pidieron que el Río Santiago fuera declarado “zona de emergencia ambiental”, lo cual fue rechazado en febrero por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Y es que la Zona de Alta Fragilidad Ambiental sólo implica medidas preventivas y no de reparación ambiental.
El decreto contempla, además de las obras de saneamiento, la creación de un Órgano de Control y Vigilancia que la Comisión Estatal del Agua ( CEA) ha propuesto desde hace varios años, y un observatorio ciudadano.

“Esto  apenas se lo entregué hoy al gobernador  y deberá ser revisado por todas las instancias jurídicas. Tendrá novedades como que todos los comercios e industrias tienen que tener trampas de grasa, que los talleres, estéticas y restaurantes utilicen elementos biodegradables, y que no se viertan líquidos contaminantes, lo cual es lo más complejo de ser tratado”.

Para el sector agrícola se tomarían medidas concretas en los distritos de riego, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para asegurar el cumplimiento de las normas.  

“Claro que algunos casos ya está incluido en la ley o en la recomendación, sí, pero todo está suelto, no hay una forma unificada e integral para darles seguimiento y tampoco hay un liderazgo para el cumplimiento. En este caso, nosotros fungiríamos como intermediarios entre la sociedad y las acciones del Gobierno, por lo que nos aseguraríamos de su cumplimiento y tiempos concretos de respuesta”, señaló la funcionaria ayer, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.

Las autoridades ambientales de los tres niveles de Gobierno estarán incluidas, “porque luego sucede como en El Salto”, municipio que obstaculiza la instalación de la nueva estación de monitoreo ambiental. “Queremos que cada quien cumpla con lo que les toca y el decreto haría que todo el mundo haga su parte. Habría mesas de trabajo y en todas estarán representantes de la sociedad civil”.

Habrá medidores de ácido sulfhídrico

El olor a huevo podrido del Río Santiago dejará de ser un ente abstracto. La Semades solicitó la adquisición de medidores de ácido sulfhídrico –que desprende gases hediondos–.

“Medirán con exactitud las concentraciones de este contaminante en la atmósfera, que genera alteraciones al sistema nervioso de las personas. Por lo pronto, pedimos que estén abiertas las compuertas de El Salto y Juanacatlán (actualmente cerradas por la Conagua, con la justificación de dotar de agua al distrito de riego de La Aurora), porque es la forma más efectiva de diluir los contaminantes. Puente Grande también tiene graves problemas, porque ahí está la cortina de la Comisión Federal de Electricidad, y ahí hemos hecho gestión (para que abran la cortina). Por lo pronto, estaremos trabajando en 15 días a más tardar, para limpiar el vaso de la presa”, dijo la titular de la Semades.


Comodato de terrenos


Aunque la Comisión Estatal del Agua (CEA) planeaba colocar la primera piedra este mes, la planta de tratamiento de El Ahogado tendrá que esperar a que pasen las elecciones y que el Congreso del Estado reactive sus actividades para aprobar el comodato de los terrenos donde se hará la construcción.

César Coll Carabias, director de la CEA, le explicó ayer al gobernador de Jalisco que ese detalle los tiene “detenidos”, “ya que es un requisito establecido desde las bases de licitación. Además, el banco comercial que dará el recurso para la construcción de la planta lo exige a la empresa Atlatec”.

Por otro lado, anunció que ya hay un avance de la instalación de 452 kilómetros de longitud de las redes de alcantarillado y 108 kilómetros  de colectores, por lo que el próximo año estarán listos estos dos aspectos. A partir de la fecha en que el Congreso apruebe el comodato, la planta de tratamiento de El Ahogado estaría lista en poco más de tres años.

Temas

Lee También