Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Octubre 2018
Jalisco | Se burlan de la autoridad: alcalde

Mina en Tapalpa atenta contra el “Pueblo Mágico”

Preocupa que se empañe el trabajo realizado durante años: Setujal

Por: EL INFORMADOR

TAPALPA, JALISCO.- El secretario estatal de Turismo, Aurelio López Rocha, advirtió ayer que la condición de “Pueblo Mágico” que ostenta Tapalpa, uno de los municipios más reconocidos de Jalisco, está en peligro por la actividad de explotación minera que realiza en el predio denominado “Piedra Bola” el señor Gregorio Miramontes Gaeta, quien cuenta con una concesión de exploración respaldada por las secretarías federales de Economía y Recursos Naturales.

Según el funcionario, la Secretaría de Turismo federal (Setur) desconoce el problema, pero le preocupa que surjan consecuencias graves que puedan empañar el trabajo de muchos años que se han invertido en Tapalpa para convertirse en un tesoro turístico de Jalisco.

Apuntó que la Secretaría de Turismo del Estado (Setujal) tiene que evaluar las condiciones actuales del municipio: “En parte ya iniciamos, estamos esperando que Vialidad nos ayude con el impedimento de que los camiones de carga pesada circulen por el centro de Tapalpa. Es algo que estamos pidiendo el día de hoy y esperamos que mañana enviemos la información para que pueda hacerse”.

Y agregó: “Vamos a darle seguimiento a la situación que ya se denunció —en la irregularidad de la explotación de la mina— hasta que se aplique la ley, y en todo caso, se cancele o se suspenda la actividad misma. Y por supuesto que esperamos que esto sea a corto plazo, para evitar que se tengan que tomar otro tipo de medidas”.

La extracción de hierro que Gregorio Miramontes Gaeta realiza en el predio “La Piedra Bola” es ilícita, ya que no cuenta con el permiso del propietario de las tierras, ni con la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

EL INFORMADOR publicó ayer que el representante legal del dueño del predio –solicitó el anonimato–, entregó a este diario las copias de las escrituras de las 10 hectáreas que han sido depredadas por la actividad minera a cielo abierto, después de que se publicó el lunes la destrucción del bosque que ha provocado Miramontes Gaeta.

Denunció: “Este señor va por miles y miles de toneladas de material, que nosotros como dueños del predio no estamos de acuerdo en explotar. El terreno se compró para conservarlo ecoturísticamente, pero él llegó y no nos ha querido obedecer; rompe candados, hace caminos, ha hecho lo que ha querido tan impunemente como ha querido”.

Para detener la invasión y la explotación, el dueño del predio, Efraín Magaña Manzo, ha acudido a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría General de la República, pero no ha obtenido respuesta. Defiende el terreno del que exhibe escrituras que hacen coincidir el polígono de “La Piedra Bola” con la fracción Montserrat, parte de la antigua hacienda Buenavista.

En el 2000, Miramontes Gaeta obtuvo la concesión minera número 211444, para la extracción de hierro en 10 hectáreas de Tapalpa, y en el 2007, tramitó el permiso de exploración minera ante la Semarnat, pero nunca pidió el de explotación. Sin embargo, periódicamente traslada toneladas de hierro al puerto de Manzanillo –esto fue confirmado por trabajadores de la mina–, donde, se presume, son embarcadas hacia China.

Se burlan de la autoridad: alcalde


Burlando a la autoridad municipal, que tiene a su cargo los Servicios de Tránsito y Vialidad, es la forma en que opera la minera que explota hierro en el predio “La Piedra Bola”, en Tapalpa. Los vehículos de carga pesada que se utilizan para cargar las toneladas del material transitan por la población, afectando la actividad turística del “Pueblo Mágico”.

“El tener un ‘Pueblo Mágico’ en donde parte del atractivo es el conjunto arquitectónico, y por encima de ello está pasando el montón de góndolas, imagínate el espectáculo que da. Desde ahí existe una afectación directa, aparte del ruido y todo lo que genera un transporte pesado. Para un destino turístico esto no le conviene en lo absoluto”, enfatizó José Guadalupe Homar Ledezma Delgado, alcalde de Tapalpa.
 
Aprovechando que en el municipio sólo se cuenta con siete elementos viales, asignados únicamente en horario diurno, los camiones con capacidad para transportar hasta 32 toneladas de material circulan por las noches y madrugadas por las calles, pese a que están tratando de aplicar el reglamento para que utilicen las vías de la periferia del poblado, señaló el munícipe.

Agregó que deberán analizar un cambio en la estrategia de operación de los agentes, para evitar el tránsito de los vehículos de carga. Y es que mencionó que se estipularon algunas rutas alternas para que fueran utilizadas; sin embargo, por tratarse de rutas que no están habilitadas para soportar camiones de carga (en algunos casos se trata de caminos sacacosechas), no son utilizados.

Otro problema es que el municipio no dispone de recursos para habilitar un libramiento, que evite la circulación de los camiones de alto tonelaje por el centro.

Y pidió a las autoridades federales su apoyo para contar con la infraestructura vial necesaria para resolver el problema que ha generado la operación de los vehículos de la mina. “Estamos pidiendo el apoyo de instancias federales, sobre todo las que tienen que ver con este tema de los permisos. No sólo es la parte de la exploración y la extracción de una mina, sino hacia dónde se van a conducir y cómo van a transportar el material, que es el tema que nos está dañando en materia turística”.

Enfatizó que no se tiene información de qué acciones de restauración se tendrán que aplicar en la zona afectada por la extracción de hierro, ubicada en el predio “La Piedra Bola”.  

Profepa debe intervenir en daños al ambiente

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) es la instancia encargada de cuidar y defender al medio ambiente, así como de atender los delitos en esta área, afirma Isela Guadalupe López López, maestra en Derecho Ambiental.

“La obligatoriedad que tiene la Profepa es perseguir tanto los actos delictuosos cometidos por individuos, así como el consentimiento de otras autoridades”.
En el caso de la mina que explota hierro en Tapalpa, afirma que habría que revisar las circunstancias actuales en las que opera la concesión, ya que hoy en día hay una comunidad a la que se afecta y un santuario ecológico en riesgo.

“En materia ambiental hay una parte muy delicada, que es lo que trasciende a la salud y a la vida de las personas, en donde no se puede negociar. La primicia del derecho ambiental es conservar los recursos naturales para nosotros y para las futuras generaciones”.

De acuerdo con la especialista, la garantía de conservación ecológica para las futuras generaciones está consagrada en el artículo cuarto constitucional. Por su parte, el artículo 27 proclama la propiedad de tierras y aguas de la Nación, y ahí se garantiza la protección al ambiente, “e incluso nos podemos extender hasta otros rubros como la vivienda y la dignidad humana”.

La conservación ambiental también está salvaguardada a través de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LEGEPA).
Para otorgar una concesión minera, dijo, hay que evaluar factores como el contexto de dónde se va a ubicar, el estudio de impacto ambiental, si tiene un cerco sanitario y evaluar los riesgos que pudiera provocar a los habitantes cercanos.  

“No es lo mismo para la gente que está insertada en una comunidad tradicional, como en el caso de los ‘Pueblos Mágicos’, los cuales venden su imagen”.

FRASE

“En los ‘Pueblos Mágicos’ venden una imagen paisajística muy bonita, pero si a los tres meses regresan con un cerro explotado, sin ríos, sin árboles… entonces estás vendiendo un pueblo fantasma. Se acaba la magia”,

“La conservación ecológica está consagrada en el artículo cuarto constitucional”,
Isela Guadalupe López López, maestra en Derecho Ambiental.

Temas

Lee También

Comentarios