/contenidos/2008/03/21/noticia_0009.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Junio 2018
Jalisco | Para Victoria Casillas, asistir a La Judea en Vivo, es toda una tradición.

Judea convoca a turistas de diferentes naciones en San Martín de las Flores

Miles participan de este rito en Tlaquepaque.

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Para Victoria Casillas, asistir a La Judea en Vivo, es toda una tradición. Tiene 70 años de edad, y es el mismo número de años que ha presenciado el evento religioso.
Sin embargo, asegura que cada año es diferente, "en ninguna ocasión me he aburrido, siempre hay algo nuevo". Cada año, sin omitir alguno, compra una nieve en alguno de los puestos que se instalan a lo largo de la avenida principal del poblado.
"Me encanta venir, me gusta ver mucha gente en el pueblo. Me siento a comer mi nieve, viendo todo el espectáculo".
Desde a muy temprana hora del Viernes Santo, acudió a la delegación para hacer una visita a Jesús. Ahí, junto a sus ocho hijos, nietos, nueras y yernos, reza en la ventanilla, donde Antonio Gutiérrez Gómez, quien personifica a Jesús, se encuentra encarcelado. Además de hacer oración, le da ánimos para que no se decaiga y aguante el camino que le espera, pues en pocas horas sería crucificado.
Su madre siempre inculcó la religión en la familia; y ella lo hizo con sus hijos, pues cada Viernes Santo, celebran la Pasión de Cristo, muy al estilo de San Martín de las Flores.
Pero no sólo los tlaquepaquenses sienten admiración por la Judea. Aunque no nació en Jalisco, María Pilar Gutiérrez Lorenzo, asegura que la celebración es una de las mejores que ha visto.
Ella es de Guadalajara, España, y a pesar de que en su país natal también se hacen representaciones de este tipo, menciona que no se compara con la de San Martín de las Flores.
"En España se hace, pero no hay tanto fervor como aquí, sí hay expectación, pero aquí conservan muy bien su tradición y lo demuestran en el espectáculo. Vimos a Jesús y todos los actores y todos lo hacen muy bien, es una maravilla que cuiden las tradiciones populares".
Su hermano, Gonzalo, vino desde la Madre Patria a pasar la Semana Santa con ella.
María Pilar nunca había asistido a La Judea, y fue hasta ayer cuando decidió asistir, y no se arrepintió.
"Valió la pena, a pesar del calor y la aglomeración de gente. Tengo aquí viviendo 10 años y no había tenido la oportunidad de venir y es una manifestación impresionante".
EL INFORMADOR

Temas

Lee También

Comentarios