Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 11 de Noviembre 2019
Jalisco | Pretenden revertir la tendencia

En Jalisco “se desaira” la carne de borrego

La poca preferencia no es sólo en nuestro Estado, ya que en promedio cada mexicano consume al año sólo 900 gramos

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- A pesar del incremento de restaurantes campestres, en cuya carta figuran varios platillos a base de carne de borrego, este animal no es muy estimado en el gusto de la gente de Jalisco. Tan es así, que gran parte de estos animales se consumen fuera del territorio estatal.

Por lo mismo, los granjeros de corderos de Jalisco pretenden, en plazo cercano, superar la dependencia que se tiene del mercado de la barbacoa, sobre todo de los grandes compradores del Valle de México,  adonde se envía gran parte de la carne de estos animales engordados en el campo de Jalisco, sobre todo del llamado borrego de pelo.

Así percibe el escenario el presidente de la Unión Ganadera Regional Especializada de Criadores de Ovinos y Caprinos de Jalisco, Jaime Eduardo Martínez Flores, quien expresa que la intención es que el consumidor jalisciense, y de México en general, paulatinamente tenga más hábito de consumo de estos animales.
Dijo que el reto es darle otro enfoque al mercado en forma gradual, dado que no es conveniente una dependencia del mercado de la barbacoa, como actualmente se tiene.   

En un mediano plazo, indica que se tiene un proyecto de una engorda colectiva de corderos y caprinos en un centro de acopio que se pretende instalar en el municipio de Zacoalco (un sitio relativamente cercano a Guadalajara), lo que será  motivo de un proyecto formal de una empresa de producción y comercialización que habrá de definirse y ajustarse a los esquemas susceptibles de apoyo de los gobiernos Estatal y federal.

El dirigente del gremio de criadores de ovinos y caprinos hizo mención de que el caso específico de la ovinocultura es una de las actividades más dinámicas del sector pecuario jalisciense, puesto que actualmente supone un inventario estimado en 300 mil hembras de varias razas, de las cuales 80 mil son de productores integrados a la Unión Regional. Recordó que el inventario actual hace unos diez años era sólo de su cuarta parte, lo que demuestra el gran crecimiento de esta actividad, que ha tenido como estímulos para crecer un mejor  precio en comparación con las especies de bovinos y porcinos.

También trajo a colación que actualmente la organización cuenta con 400 socios formales y el servicio de apoyo de parte de 16 técnicos, aunque un buen número de ovinocultores que no están afiliados.

Martínez Flores añadió que se tiene pendiente unos estudios formales de mercado para generar otros hábitos de consumo distintos a la barbacoa. Citó que para esto hay que explorar la cocina europea, donde se valora la carne de los borregos menores de cinco años en un gran número de platillos.
Hizo mención de que el  hato de ovinos está distribuido prácticamente en todo el territorio jalisciense, aunque se destacan varios municipios por su mayor inventario, como Tepatitlán, Zapotlanejo y Acatic, por citar algunos.

Gran avance genético

El dirigente  subrayó  que la ovinocultura de Jalisco ha dado un salto de gran relevancia en los últimos diez años, no sólo en el aumento del hato de progenitoras, sino  en la calidad genética de los ejemplares en varias razas, lo que ha permitido que varios ranchos borregueros de la Entidad ya tengan fama como centros de abasto de animales de registro.

Puso  como ejemplo del avance en el desarrollo genético, la raza Texel (de origen holandés), que ha tenido una muy buena adaptación en Jalisco.

Al respecto, el ex dirigente de la Asociación de Criadores de Ovinos de Tlaquepaque, Alejandro Álvarez González, explicó que entre los factores que han detonado el crecimiento de esta especie en Jalisco, se tiene el hecho de que su producción tiene costos menores en comparación con otros animales, como el caso de los cerdos.

El conocido empresario birriero, Javier Torres Ruiz (Chololo), ha señalado que el mercado estatal de esta comida requiere de gran cantidad de borregos y cabras, por lo que se requiere continuamente de traer animales de otros estados del país, por lo que hay un escenario propicio para mayor producción de estas especies en el territorio jalisciense.  


Numeralia


900 gramos de carne de borrego en promedio consume cada mexicano al año.

95 % de la carne de los ovinos se consume en barbacoa.

3 mil animales en pie manda Jalisco cada mes al centro del país.

500 corderos aproximadamente se quedan para el consumo local.

300 mil hembras de varias razas, el inventario estimado en el sector pecuario jalisciense.

Temas

Lee También

Comentarios