Miércoles, 24 de Febrero 2021
Jalisco | Una usuaria tapatía compartió el caso en redes sociales; busca presentar denuncia penal

Denuncia acoso en un Uber; exige mensaje que dé tranquilidad a usuarias

Una usuaria tapatía compartió el caso en redes sociales; busca ayuda para presentar una denuncia penal

Por: EL INFORMADOR

Luego del viaje, ella finalmente reportó el caso a Uber y recibió la respuesta automática. AP / ARCHIVO

Luego del viaje, ella finalmente reportó el caso a Uber y recibió la respuesta automática. AP / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (23/MAY/2017).- Cualquier mujer joven puede contarlo, pero muy pocas lo hacen. Fabiola, una tapatía de 25 años de edad, publicó en Facebook una historia de acoso sexual cometida en su contra por un conductor de Uber. Hasta ahora sólo ha recibido una intensa reacción de las redes sociales y una respuesta de Uber que le parece insuficiente y que sobre todo no manda el mensaje que ella espera escuchar: que las usuarias estarán seguras en esos autos.

Fabiola accedió a contar su historia mientras busca ayuda para presentar una denuncia penal sin afectar a su seguridad personal. Asegura que las respuestas que ha recibido la animan a ir con las autoridades: asegura que ha leído varias historias de mujeres que le cuentan que tampoco reaccionaron a un acoso por miedo, por falta de confianza o por simple parálisis, como le ocurrió a ella: se quedó en shock.

"Primero no se lo conté ni a mis amigas", contó Fabiola, quien vivió esta experiencia el pasado sábado 20, cuando volvía de un festival de música y pidió el servicio de transporte a la medianoche. Según su publicación, el chofer fue haciéndole propuestas sexuales durante un largo recorrido hasta su destino: le preguntó si quería "un amigo con derechos", la obligó a seguir hablando aunque ella se mostró incómoda, le preguntó sobre su relación con su novio. Así, hasta terminar el viaje.

Ella finalmente reportó el caso a Uber. Recibió la respuesta automática, que avisa que el conductor ya no podrá atender nuevas solicitudes del mismo cliente. Ella insistió pero Uber no le dijo más. Entonces lo llevó a las redes sociales y la respuesta fue masiva: su publicación ha sido compartida más de 25 mil veces desde entonces.

Por fin Uber la buscó, vía electrónica y, hoy martes, tres veces por teléfono. Primero una empleada "súper seria, atenta, muy político todo", le dijo que la empresa lamenta lo ocurrido, pero "no resolvió nada". No le aclaran si el conductor será sancionado porque, le dijeron, eso es de manejo interno de la empresa. Ella misma ha ofrecido confrontarlo para ratificar su acusación. Le dijeron que le reembolsarán los 178 pesos que costó el viaje: "¡A mí no me importa el dinero!".

Su mayor impulso es una imagen que le pasó por la cabeza mientras pensaba si era más peligroso seguir a bordo del auto o bajarse a medio Periférico a la una de la mañana: "Hace poco fui a tomar clases de defensa personal con un amigo, él era el instructor, y en una demostración se me puso encima y no me lo pude quitar. Mido cerca de 1.80, soy alta, y no me lo pude quitar de encima. ¿Qué le va a pasar a las chicas que miden 1.60?".

Fabiola asegura que publicar su historia le ha permitido conocer otras, algunas de mujeres que sufrieron acoso y otras impredecibles: "Un conductor de Uber Argentina me dijo: gracias por hacerlo público, atrévete y denúncialo, que se sepa que no todos somos así y que la empresa aprenda a contratar a su personal (...) Yo no le tengo miedo a Uber, lo que quiero es que no vuelva a ocurrir".

En medio de toda la historia, Fabiola admite algo más: dice que, como a cualquier mujer tapatía, no es la primera vez que sufre acoso en la ciudad. "Una vez hice un argüende en el camión porque alguien me tocó", recuerda enojada. "Lo que más me molesta es la gente que me dice cosas como: 'Ay, ni que estuvieras tan guapa'. ¿Eso qué tiene que ver? Mira, esto es lo menos importante, pero te lo voy a decir: ¿sabes cómo iba vestida? Llevaba tenis, pantalón de mezclilla y una camisa de manga larga, cerrada, porque fui a un concierto y no quise quemarme con el sol. Pero así hay gente, el típico tonto que piensa que porque muestras algo de tu cuerpo estás permitiendo algo...".

Temas

Lee También