Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jalisco | Hay más ventas y menos inspección

Ambulantes regresan a la Plaza de la Liberación

Los vendedores informales ofertan sus productos ante la ausencia de inspectores del Ayuntamiento
Entre los objetos más vendidos en las calles del Centro Histórico, se encuentran los bastones para 'selfies'. EL INFORMADOR / A. Camacho

Entre los objetos más vendidos en las calles del Centro Histórico, se encuentran los bastones para 'selfies'. EL INFORMADOR / A. Camacho

GUADALAJARA, JALISCO (25/JUL/2016).- Turistas nacionales, extranjeros y locales disfrutan de las vacaciones en el Centro Histórico de Guadalajara y los vendedores ambulantes salen a expender sus productos. Ayer domingo ofrecían bastones para "selfies" en 100 pesos, niñas vendían pequeños aviones con figuras de pájaros por 30 pesos en pleno corazón de Guadalajara, donde está prohibido.

“Lleve el bastón, para la niña, para el niño, garantizado, llévelo para que todo el grupo salga en el fotografía”, gritaba uno de los cinco vendedores de bastones en la Plaza de la Liberación, frente al Teatro Degollado.

Con una calma inusitada, el vendedor explica el procedimiento para instalar el teléfono en el bastón, conectarlo y en la parte baja del mismo está el botón que tomará la fotografía.

“No lo pague a 300, 400 o 500 pesos, aquí lo lleva solamente por 100 pesos, 100 pesitos”, grita otro hombre con el producto en la mano y sin esconderse de nadie. Durante un lapso de casi dos horas, de 12 a dos de la tarde, no se observó ningún inspector municipal que llamara la atención a los vendedores ambulantes que caminar con sus productos en la mano.

Una pequeña de escasos 12 años también ofrece una especie de aviones con figuras de pájaros de colores que los niños de inmediato quieren tener, el precio es de 30 pesos.

La gente pasa y escucha los gritos, algunos se acercan a comprar el “avioncito de pájaro” para los menores, lo eligen, lo pagan y lo lanzan al aire, ante la mirada de felicidad de los menores, quienes de inmediato repiten la acción de sus padres y con sus pequeñas manos lanza el objeto para que surque los aires.

Es un domingo al mediodía en la Plaza de la Liberación, con cientos de personas buscando como refrescarse, algunos entran a los museos cercanos, otros ven con atención al grupo de "artistas urbanos" que con un garrafón de agua, dos cubetas vacías y unas cacerolas improvisan un grupo musical que alegra el día a los visitantes.

Temas

Lee También

Comentarios