Domingo, 19 de Enero 2020
Jalisco | Puente Grande está enfermo por el río: alcalde tonalteca

Acciones “prácticamente nulas” para sanear el Santiago: CEDHJ

La Secretaría de Salud Jalisco mantiene el mayor incumplimiento en las recomendaciones emitidas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Las acciones que han realizado las autoridades estatales y municipales para resolver la problemática de la contaminación del Río Santiago son “prácticamente nulas”, asegura el jefe de Seguimientos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), Fernando Zambrano, ya que no han entregado informes de los puntos que se han cumplido de la “macrorrecomendación” 01-2009.

Por ello, la CEDHJ enviará esta semana un oficio para que las secretarías del Gobierno del Estado, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) y los municipios envíen los avances que tienen al respecto,  “para advertir si realmente se está trabajando o no en el cumplimiento de cada uno de los puntos. No significa que no estén haciendo nada, pero necesitamos que nos digan, porque éste es un problema muy agudo”.

Fernando Zambrano explica que el pasado 3 de abril, la Secretaría General de Gobierno envió un oficio a todas las secretarías que tienen injerencia en el tema, para que cumplan con la recomendación. Sin embargo, sólo la Secretaría de Educación Jalisco y la Comisión Estatal del Agua respondieron.

Una de las dependencias que no ha mostrado avance y que rechazó hacer estudios de morbilidad y mortalidad es la Secretaría de Salud Jalisco ( SSJ), a pesar de las enfermedades que aquejan a la población de El Salto y Juanacatlán.

EL INFORMADOR publicó ayer que la gente de Puente Grande, en Tonalá, sufre padecimientos similares: cáncer, problemas respiratorios, renales y gastrointestinales, dermatitis y estrés.  La SSJ no ha dado respuesta en torno a si tienen cifras o estudios de lo que sucede en éste y en otros sitios asentados cerca del afluente.

En detalle

La “macrorrecomendación” está dirigida al Ejecutivo, a 17 municipios, al SIAPA y a la CEA. De éstos, nueve municipios aceptaron la totalidad, cuatro parcialmente (Gobierno estatal, CEA, Zapopan y Tonalá) y cuatro no respondieron o tuvieron una respuesta ambigua (El Salto, Juanacatlán, Ocotlán y Arandas).

Algunos puntos que la SSJ aceptó y no ha cumplido:

  • Diseñar y poner en operación un sistema de monitoreo permanente para analizar la toxicidad ambiental, química, física y biológica, contenida en aire, agua y suelos y flora y fauna.
  • Realizar estudios y una campaña informativa sobre síntomas para identificar síntomas de intoxicación aguda por los contaminantes.
  • Suministrar atención clínica, psicológica y medicamentos necesarios para atender todos los casos que se han identificado, de posibles víctimas de cáncer o que tienen enfermedades dérmicas, respiratorias o gastrointestinales producto de la contaminación del aire, agua, suelo que circunda el río.
  • Que se dote de infraestructura de salud en los municipios de El Salto y Juanacatlán, en la que cuente con áreas en las que se proporcionen servicios gratuitos y especializados en áreas de oncología, dermatología, afecciones de vías respiratorias, gastroenterolofía, oftalmología, casos de somnolencia, jaqueca y hemorragias nasales.

Río contaminado

La población de Puente Grande está enferma por la contaminación del Río Santiago, reconoce el alcalde de Tonalá, Agustín Ordóñez Hernández.

“Desde luego que lo que trae el río se refleja en lo humano y desafortunadamente las autoridades estatales y federales han dejado de hacer mucho de lo que les corresponde. Los municipios no tenemos la figura para actuar jurídicamente en el tema de las descargas, únicamente nos toca supervisar a los particulares, como lo son las granjas”, justifica el primer edil.

Señaló que el rastro El Edén, que descarga la sangre de sus animales al afluente, a unos metros de las fincas del barrio Cantarranas de Puente Grande, tiene un plazo de tres o cuatro meses para tratar sus aguas, “de lo contrario, será clausurado totalmente”.

Comentó que a principios del año se acordó con este  negocio para que no descargue los desperdicios de los puercos al Santiago. “Ya los hemos multado en varias ocasiones e incluso clausurado temporalmente. Ellos justifican que es muy caro, por eso les dimos un poco de tiempo. Pero le aseguro que como municipio cumpliremos conforme lo que tenemos qué hacer”.

Los nervios, un engendro de la polución

“La gente no era así, ahora todos estamos estresados por esta forma de vida. Luego luego se mira cuando la gente no es pasible”, cuenta Salvador Salcedo, vecino del barrio Cantarranas de Puente Grande.

La toxicóloga Luz María Cueta, con más de 20 años de experiencia en la materia, explica que “la enfermedad más generalizada de la gente que vive cerca de un río contaminado, con olores fétidos, zancudos y enfermedades de todo tipo, son los trastornos emocionales de tipo psicosomático. Cualquiera puede tener estos trastornos. Es muy común que sufran de dolor de cabeza, irritabilidad, trastorno del carácter, que sean corajudos, problemas de sueño, de ‘sobreestrés’. Entonces, cuando dicen: ‘Vamos a hacer estudios’, pues siempre ésta es la parte que más falta por abordar”.

Metales pesados

El investigador José de Jesús González, director del Comité Universitario para  Estudios del Agua de la Universidad de Guadalajara, especifica que en los muestreos que realizó en 2007 como parte del estudio “Evaluación de contaminantes orgánicos y aguas presentes en los lechos de los ríos Santiago y Verde que desembocan en el sitio Arcediano”, en Puente Grande se detectó la presencia de hidrocarburos y metales pesados como plomo, cromo, arsénico, cadmio y mercurio.

Opina que es mentira lo que dice la CEA de que estos elementos están dentro de la norma. “Detecté que el cromo, el plomo y el arsénico están en niveles muy altos, y finalmente son metales pesados muy peligrosos”.

Temas

Lee También