Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017
Entretenimiento | La mayor esperanza de bel canto

Juan Diego Flórez , un cantante de lujo en el Auditorio Telmex

El tenor peruano ofrecerá un recital en Guadalajara en febrero del próximo año

GUADALAJARA, JALISCO.- El tenor peruano Juan Diego Flórez (Lima, 1973) se ha convertido en el mayor fenómeno operístico de los últimos años. Pavarotti le señaló como su sucesor y antes de que alcanzara la treintena representaba la mayor esperanza del repertorio "belcantista". Todo gracias a una técnica excepcional, belleza vocal y una especial sensibilidad a las que acompaña su atractivo físico. No cabe duda que contar con su actuación en Guadalajara es todo un lujo, al alcance del público tapatío el 7 de febrero del próximo año, cuando se presentará en función única en el Auditorio Telmex.

Las expectativas de Flórez ante su presentación en la capital jalisciense son grandes. "Espero estar a la altura de lo que se espera de mí y que pasemos una buena noche musical", expresa. El programa preparado para esta ocasión se divide en dos partes. "La primera estará dedicada a la ópera e interpretaré arias de mi repertorio que he buscado entre las más populares. La segunda parte se centrará en la música popular, en clásicos de siempre", explica.

Comenzó sus estudios musicales en su ciudad natal, completándolos con una beca en el Curtis Institute de Filadelfia. Allí fue alumno de su compatriota Ernesto Palacio, destacado tenor que supo descubrir y más tarde encauzar su talento natural. Palacio, responsable de su carrera desde entonces, se lo llevó a Italia para proseguir su formación y, en agosto de 1996, llegó su oportunidad cuando repentinamente asumió el papel principal de Matilde de Shabram en el Festival Rossini de Pésaro. Fue tal el éxito que Riccardo Muti le llamó para abrir, con tan solo 23 años, la temporada de la Scala de Milán con Armide de Gluck. Desde entonces le han bastado poco más de 10 años para cambiar el mundo del "bel canto" y conquistar todos los grandes teatros. Un tiempo en el que ha traído nuevos aires a un repertorio encabezado por Rossini, del que es hoy su más aclamado paladín.

Hay quien asegura que Flórez ha sido su mejor profesor, cuestión a la que él responde señalando su "fascinación" desde siempre por el aspecto técnico de la voz. "Cuando estudiaba en Filadelfia solía encerrarme horas y horas en un cuarto para tratar de encontrar por mí mismo soluciones a ciertos pasajes -recuerda-. Creo que esa independencia es buena, porque hoy en día cantamos y viajamos mucho y tu profesor no puede seguirte alrededor del mundo. También me ayudó el hecho de grabarme y escucharme para luego intentar mejorar. Cuando conocí a Ernesto Palacio, también rossiniano y peruano, me ayudó a encontrar mi verdadera voz. En seguida me invitó a hacer un disco en Italia, La madrileña de Martín y Soler, y un año más tarde, Le Tre Ore dell’Agonia de Zingarelli. En esas idas y venidas aprovechaba para estudiar Il viaggio o El barbero, que tendría que cantar luego en el Instituto".

Muchos lo consideran el sucesor de Pavarotti. Sobre si existe tal heredero, Flórez dice que "es algo difícil de explicar. Tuve una muy buena relación con él y sus palabras públicas elogiándome me honraron mucho. Pero yo no tengo la voz de Pavarotti ni hago su repertorio, solo hay algunas pocas óperas en común. Ni él me consideró su sucesor ni yo lo considero así. Dijo simplemente que entre los nuevos cantantes, al que él veía más completo era yo. Evidentemente, esto significó para mí una gran responsabilidad. Personalmente, considero que no tendrían que existir sucesores; cuando un artista llega a un cierto nivel sucede gracias a su personalidad, no existen fotocopias, no deben existir".

Juan Diego Flórez habla de lo que para él significa y es la ópera: "Sobre todo es teatro. Me incluyo en esa corriente de cantantes jóvenes que apuestan por la actuación, por dejarlo todo en el escenario y dar un espectáculo completo".

RECITAL LÍRICO DE JUAN DIEGO FLÓREZ
Fecha:
7 de febrero de 2009. Lugar: Auditorio Telmex. Horario: 20:30 horas. Precio: 200 pesos (zona amarilla), 450 pesos (zona naranja), 650 pesos (zona lila), 850 pesos (zona blanca), mil pesos (zona verde), mil 150 pesos (zona azul) y mil 300 pesos (zona roja). Venta de localidades: Disponibles desde el pasado 1 de octubre en taquilla y a través del sistema Ticketmaster (www.ticketmaster.com.mx).

Temas

Lee También

Comentarios