Jueves, 26 de Noviembre2020
Entretenimiento | El mexicano lleva al Festival de Cine de Berlín Los Herederos

Eugenio Polgovsky retrata la miseria del trabajo infantil en México

La cámara del cineasta se despoja de los artificios del género documental y rehuye de la voz del narrador, las entrevistas e incluso de los diálogos

Por: EFE

BERLÍN, ALEMANIA.-  El realizador mexicano Eugenio Polgovsky llevó hoy al Festival de Cine de Berlín "Los Herederos", un sobrecogedor retrato del trabajo infantil en México, encarnado en los rostros de una cincuentena de niños que denuncian con su sola presencia las duras condiciones en que viven.

La cámara del cineasta se despoja de los artificios del género documental y rehuye de la voz del narrador, las entrevistas e incluso de los diálogos, en un intento de convertirse en un "retratista invisible de lo que ocurre cuando la cámara no está", explicó Polgovsky a Efe.

"Los Herederos", el primer documental que se proyecta en la sección Generation de la Berlinale, dedicada al cine infantil y juvenil, cosechó los aplausos del público en su primera exhibición, pese a que un problema técnico impidió proyectar los tres últimos minutos de la película.

"Los Herederos" sigue a decenas de niños, de distintas partes de México, en su vida cotidiana, mientras recogen tomates o judías, cargan leña, tallan madera, tejen telas, preparan la masa de las tortitas, jalean al ganado o cargan a sus hermanos aún más pequeños que ellos a la espalda.

"Los niños de la película son herederos de unas condiciones de supervivencia muy duras, que ya tenían sus padres y sus abuelos y que se van transmitiendo también a los hermanos pequeños", explicó el director.

Mientras rodaba otro documental, "Trópico de cáncer" (2004), Polgovsky advirtió la importancia del papel de los niños para sustentar a muchas familias y decidió explorar ese tema en su siguiente trabajo.

A lo largo de dos años, el cineasta recorrió diversos estados mexicanos -de Sinaloa a Puebla, Guerrero y Guajaca- para captar este sentido retrato coral "con los fragmentos de la vida de cada uno de ellos", indicó.

La cinta, que se ha exhibido en el festival de Venecia y que viajará a Guadalajara (México), Pamplona (España), Australia y Grecia, contó con un presupuesto de 35.000 dólares, aportados fundamentalmente por el programa holandés Hubert Bals Fund del Festival de Rotterdam y al Vision Sud Est de la Agencia Suiza de Desarrollo y Cooperación.

Polgovsky quiere volver a mediados del año a esas regiones rurales de México para mostrar la película a quienes participaron en ella.

"No sabemos a cuántos de los niños podremos encontrar, porque a veces viajan cientos de kilómetros para participar en la recolección, pero intentaremos llegar a todos los que podamos", señaló.

En su opinión, es importante que "Los Herederos" pueda verse en México, además de en el resto de Latinoamérica, para llamar la atención sobre una situación que "de tan cotidiana, muchas veces pasa inadvertida".

"Según algunos estudios, hay tres millones de niños que trabajan en México y 500.000 de ellos son jornaleros en el campo, que es una de las tareas más duras. En esas condiciones, los niños están hambrientos y exhaustos y su espíritu se apaga", afirmó.

Las miserias y penurias del día a día de esos niños se suceden en condiciones de pobreza extrema, unas imágenes duras a las que en ocasiones tuvo dificultades de acceder el cineasta por la desconfianza, en unos casos de las familias y en otras de los patronos.

"De las familias, la mayoría no ha ido al cine en su vida, generalmente su única referencia es la televisión. Y una vez aceptaban que les grabara, me dejaban hacer", indicó.

En "Los Herederos" también hay momentos de asueto, juegos y risas pero son los menos y generalmente los protagonizan aquellos menores cuyos trabajos requieren un menos esfuerzo físico, como los que pastorean al ganado o dan de comer a las gallinas.

Según apuntó, la desnudez narrativa de su trabajo persigue "captar los instantes de la forma más auténtica y pura posible" dejando de largo toda la "carga burocrática e institucional" que también rodea al trabajo infantil.

Temas

Lee También