Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Septiembre 2018
Entretenimiento | Regresa con un fin altruista

Carmina Burana regresa a México

Se presentará con una única función este 20 de noviembre en el Auditorio Nacional

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la presencia de 250 artistas en escena, la obra musical " Carmina Burana", de Carl Orff (1895-1982), regresa a México para presentar una única función este 20 de noviembre en el Auditorio Nacional.

En conferencia de prensa, Leo Kramer, director de la obra, destacó que como parte de la función se estrenará a nivel mundial la pieza "Danza Contemporánea de Cuba", como parte de los festejos por los primeros 50 años de la compañía caribeña del mismo nombre.

Para "Carmina Burana" se tendrán artistas de México, Cuba, Argentina, Estados Unidos y Alemania, acompañados por la Orquesta Internacional de las Artes y un coro de más de 100 voces. La función tendrá un fin altruista, ayudar a la Asociación Civil del Internado Infantil Guadalupano.

Destaca además la participación de varios solistas de talla mundial, entre ellos Rasta Thomas, bailarín nacido en Estados Unidos y criado en Riad, Arabia Saudita, considerado como uno de los grandes bailarines del mundo en la actualidad.

Así como del cubano Yoel Carreño, quien tuvo la oportunidad de trabajar durante un largo tiempo con la legendaria "prima ballerina assoluta" Alicia Alonso. Formado en la tradición del ballet clásico, su capacidad expresiva y dominio técnico lo han convertido en una de las figuras jóvenes más relevantes de América Latina.

De igual manera, en la obra resalta la participación de tres jóvenes solistas mexicanos, pertenecientes a una nueva generación de cantantes que triunfa en el mundo: la soprano Irasema Terrazas, el tenor Oscar de la Torre y el barítono Guillermo Ruiz.

Los realizadores de la obra original asumieron el reto de traer a la actualidad textos y música de origen tan remoto, pero que hablan de situaciones siempre presentes en el ser humano, explicaron los organizadores de la presentación.

La utilización del cuerpo y sus capacidades expresivas, a través de la danza contemporánea, permite equiparar el panorama abigarrado de la vida de los goliardos medievales con el panorama tantas veces convulso de los siglos XX y XXI. "Pocas obras como ésta permiten afirmar la atemporalidad de las artes", añadieron.

Mencionaron que la música y la poesía que conmovió y escandalizó al hombre medieval es totalmente vigente, tras la recreación que de ellas hiciera el compositor alemán Carl Orff en los primeros años del siglo XX.

Además, resaltaron que la visión contemporánea de los artistas cubanos se suma a la calidad interpretativa de los músicos y cantantes mexicanos, para ofrecer este espectáculo siempre vigente.

Kramer, también miembro de la Sociedad Filarmónica de San Petersburgo, Rusia, subrayó que a 71 años del estreno de "Carmina Burana" la obra sigue teniendo mucho éxito.

Explicó que su fama radica en su "temática, la cual les dice algo a los hombres de todo el mundo. El amor que subyace a lo largo de la obra, el tema de las estaciones, de la primavera como revitalizadora; las danzas de como cuando la vida nace.

"Todas estas temáticas están enmarcadas en la danza. Lo particular es que su música, la cual habla de vida, se vea traducida con los conceptos coreográficos que se han desarrollado en Cuba", dijo.

Pero el éxito se debe, además, a que su creador, Orff, le introdujo elementos musicales gregorianos y de la Edad Media.

"Son parámetros musicales que en todo el mundo se entienden y a todos nos emocionan. Esta música está tan genialmente escrita que resulta simple, que si un niño la escuchara de repente sucedería algo similar a lo que pasa con las obras de Mozart, es decir, no las entenderá pero las silbará en la calle", explicó.

Basada en cantos de los goliardos medievales, encontrados en el Monasterio de Beuren, en Alemania, "Carmina Burana" es una de las obras más populares del repertorio sinfónico coral universal.

Cabe resaltar que el estreno en México se realizó el 25 de marzo de 1955, en la Sala de Espectáculos del Palacio de Bellas Artes, con la participación de la soprano Rosa Rimoch, el tenor Paulino Saharrea y el barítono Hugo Avendaño.

La parte musical corrió a cargo del Coro de Niños del Conservatorio Nacional de Música; el Coro de Bellas Artes y la Orquesta Sinfónica Nacional, todos bajo la dirección de los maestros Jesús Durón y Luis Herrera de la Fuente.

A más de 50 años de su estreno, esta obra ha alcanzado una popularidad que abarca todo género de públicos.

Temas

Lee También

Comentarios