Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Economía | Los países emergentes saborean la influencia que lograron en esta cumbre

El G20 reafirmó su legitimidad pese a resultados limitados

Concluyó con un plan de acción que incluye la adopción de medidas de estímulo fiscal para hacer frente a la recesión

Por: AFP

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS - La cumbre del G-20 dio legitimidad al foro  de los principales países emergentes e industrializados, que se comprometieron  en Washington a reformar y fortalecer los mercados financieros y pidieron dar  una mayor voz a los países emergentes en los organismos internacionales.

La ausencia de la nueva "estrella" en Washington, el presidente electo  Barack Obama, fue una de las razones que limitaron según analistas, los  resultados de este foro -celebrado el sábado para paliar la crisis financiera  internacional- y cuyos miembros dan cuenta del 85% del Producto Interno Bruto  (PIB) del planeta.

El G20 concluyó con un plan de acción que incluye la adopción de medidas de  estímulo fiscal para hacer frente a la recesión, mecanismos de control a los  bancos y la firme determinación del grupo a dar un mayor peso a los países  emergentes en los organismos internacionales.

"Estamos resueltos a aumentar nuestra cooperación y trabajar juntos para  restaurar el crecimiento global", indicó el comunicado final de la cumbre que  también advirtió contra la regulación de un "supergendarme" de las finanzas  mundiales.

Varios analistas subrayaron que lo más importante es que el foro creado en  1999 tras la crisis financiera asiática y rusa, se haya reunido por primera vez  a nivel de jefes de Estado y Gobierno.

"Hay que pensar que hasta ahora nunca hubo cumbre del G20 (...) Los países  emergentes nunca estuvieron representados en el G7", destacó Ralph Bryant,  analista del instituto Brookings.

El simple hecho de que se haya reunido es un "éxito", añadió.

Incluso si el G20 no logró destronar al G7 (Alemania, Canadá, Estados  Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón), los países emergentes saborean  ahora la influencia que lograron en esta cumbre.

"Me voy de Washington muy contento por que la estructura geopolítica del  mundo tiene una nueva dimensión", declaró el presidente brasileño, Luiz Inacio  Lula da Silva, a la prensa.

"Los países en desarrollo deben participar en la solución a una crisis  financiera mundial", añadió.

El plan expuesto en el comunicado final de 10 páginas para impedir otra  recesión prevé entre otras cosas, un sistema de alerta ante problemas como los  que provocaron la crisis en el sector inmobiliario estadounidense y el  establecimiento de mecanismos para detectar inversiones arriesgadas.

El G20 enumeró "acciones inmediatas" sugiriendo áreas para actuar antes  del 31 de marzo de 2009 que incluyen: aumentar la transparencia de los  mercados, reforzar la regulación financiera, límites a las remuneraciones  excesivas de los directivos y un mayor control de las actividades de las  entidades financieras transnacionales.

En línea con las advertencias estadounidenses contra un regreso al  proteccionismo, los líderes acordaron reavivar las negociaciones en la  Organización Mundial del Comercio (OMC) antes de fin de año.

Por otra parte, acordaron que el Banco Mundial y el Fondo Monetario  Internacional deberían incrementar la representación de los países en  desarrollo.  

"Los países emergentes no son responsables de la crisis pero figuran entre  las víctimas más afectadas", observó el primer ministro indio, Manmohan Singh.

La prensa internacional coincidió este domingo en valorar la cumbre como un  "primer paso" hacia la reforma del sistema financiero mundial al tiempo que  mostró cautela sobre el futuro de los acuerdos.

Un análisis de Folha de Sao Paulo señalaba que, "como era esperado, nada de  urgente salió del encuentro de líderes mundiales patrocinado por George W.   Bush, que tiene las maletas listas para dejar la Casa Blanca".

La cumbre es un "un primer paso" para rescatar a las naciones de la crisis  financiera internacional, pero también un espacio que pidió dar más voz a los  países emergentes, dijo por su parte el periódico mexicano La Jornada.

La cumbre del G20 agrupa al G8 (Alemania, Francia, Estados Unidos, Japón,  Canadá, Italia, Gran Bretaña y Rusia), la Unión Europea y once países  emergentes (Argentina, Australia, Arabia Saudita, Brasil, China, Corea del Sur,  India, Indonesia, México, Sudáfrica y Turquía).  

España y Holanda, que en principio no forman parte del grupo, participaron  también por invitación de Francia.

Los líderes acordaron volver a reunirse a más tardar el 30 de abril, en una  sede por definir.

Temas

Lee También

Comentarios