Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Noviembre 2017
Deportes | El 'Canelito', Benito García, espera emular la carrera de su entrenador, el 'Chololo'

Tras los pasos de su madre

El 'Canelito', Benito García, espera emular la carrera de su entrenador, el ex campeón mundial Óscar 'Chololo' Larios
A cumplir como boxeador. El 'Canelito' dejó los estudios para dedicarse de lleno al boxeo, y ahí la lleva. EL INFORMADOR / G. Gallo

A cumplir como boxeador. El 'Canelito' dejó los estudios para dedicarse de lleno al boxeo, y ahí la lleva. EL INFORMADOR / G. Gallo

GUADALAJARA, JALISCO (12/JUL/2017).- Es pelirrojo como “Canelo” y por eso le apodan “Canelito”. También es pecoso y blanco para complementar el parecido con Saúl Álvarez. Quienes juzgan su boxeo coinciden en que es bastante técnico y auguran que a sus tiernos 17 años tiene mucho por delante.

Por si fuera poco en su esquina tiene como cómplice a un pugilista histórico como el mítico Óscar  “Chololo” Larios, quien desde los nueve años lo ha guiado en el mundo de los encordados. Se llama Benito García y tiene muchos motivos para amar el boxeo, pero el más importante para él es el amor a su madre.

Y es que si algo tiene presente Benito es la imagen de la señora Imelda con los guantes puestos y arriba del ring. Por ella aprendió a amar el boxeo desde antes de que salieran de Durango y se instalaran a las orillas de Zapopan, cerca de la Colonia Tabachines.

“Mi mamá entrenaba box antes de que nos cambiáramos para acá, yo la veía y me gustaba lo que hacía. Luego vi a ‘Chololo’ y me convencí. En mi caso no me tocó vivir con mi papá, me tocó sólo con mi mamá y ella me dio el amor por el box”.

“Cuando recién entré a practicar ella me aconsejaba que entrenara en serio. Luego llegaron las peleas y ella siempre iba, en cada pelea estaba, se volvió un gran apoyo”.

Al ser el más nuevo del barrio, a Benito no le quedó más que salir a la calle para conocer cómo se vivía en Jalisco. Su labor de explorador lo llevó hasta las puertas del gimnasio del “Chololo”, un coloso de tres pisos que por donde se mire deja claro que ahí se suda y se sangra para convertirse en leyenda.

Benito llegó a las puertas de ese edificio y desde afuera observó el entrenamiento de los alumnos del “Chololo”. La estampa era enternecedora: un niño de nueve años, pecoso, bajito, delgado y con acento foráneo no perdía detalle de cada práctica.

Convencido de que amaba lo que veía Benito volvió al día siguiente. Pasaron los días y su presencia se volvió una constante en las puertas del gimnasio, fue entonces que “Chololo” se acercó a él y lo invitó a pasar.

Desde los nueve años estoy con Óscar. Yo venía y me fijaba cómo entrenaban, me paraba en la puerta y veía. El ‘Chololo’ vio eso y se acercó a mí para preguntarme si quería entrenar y le dije que sí. Después me comenzó a ver mientras entrenaba y me dijo que me veía bien. Me dijo que le echara ganas y hasta la fecha aquí estamos. Ya son ocho años con él”.

Benito dejó inconclusa la secundaria para dedicarse de lleno al mundo del boxeo. No fue fácil que su madre aceptara, pero cuando lo hizo, la señora Imelda fue al gimnasio de “Chololo” para pedirle al ex pugilista su apoyo.

“Mi mamá vino para decirle a Óscar  que me trajera muy ocupado con los entrenamientos, que no me soltara porque ahora sólo me interesaba ser boxeador. Desde ese día entreno más y mejor, me eché un compromiso muy grande al salirme de la escuela para dedicarme de lleno al box”.

Hoy Benito marcha bien en su joven récord como boxeador profesional. Ha ganado seis de siete peleas y está en la búsqueda de su primer título nacional. Tiene dos tatuajes en el cuerpo, pero el que resalta más es la rosa que lleva en el pecho con el nombre de Imelda. Es tinta en la piel, pero más allá de lo obvio, también es una promesa a su madre de que su apuesta por el box valdrá la pena. Valdrá la gloria.

EL DATO
Seis de siete

El récord de García en la división supergallo es de seis triunfos y una derrota. Apenas debutó en junio de 2016, pero cuenta con toda la confianza de Óscar  “Chololo” Larios.

PARA SABER
De Durango a Zapopan

Benito García es oriundo de Gómez Palacio, Durango, pero a los nueve años se mudó junto con su madre y hermanos a Zapopan, cerca de la Colonia Tabachines.

A la par del boxeo también es mecánico de motocicletas.

Temas

Lee También

Comentarios