Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 22 de Noviembre 2017
Deportes | Ser una estrella del futbol americano colegial puede no reflejarse profesionalmente

Pega o falla

Ser una súper estrella del futbol americano a nivel colegial no siempre llega a replicarse en el profesionalismo
El Draft es el evento en el que las 32 franquicias de la NFL eligen a los jugadores que en un futuro se espera logren un gran aporte. AFP /

El Draft es el evento en el que las 32 franquicias de la NFL eligen a los jugadores que en un futuro se espera logren un gran aporte. AFP /

GUADALAJARA, JALISCO (26/ABR/2017).- Lograr el éxito en la NFL no es una tarea sencilla y muchos de aquellos que lo intentan en al menos una ocasión no están destinados para ello.

Semanas han pasado desde que concluyó la temporada del futbol americano colegial en los Estados Unidos y también más de dos meses han transcurrido desde que se jugara el Super Bowl LI, pero, con meses de anticipación, las 32 franquicias de la NFL han estado observando a los prospectos que formarán parte de sus filas a partir de este fin de semana.

Muchos de estos prospectos han sido etiquetados como las siguientes grandes figuras de los emparrillados y algunos podrán desarrollarse de acuerdo con las expectativas, pero otros serán más recordados por haber fracasado en el escenario más importante de este deporte.

Cierto es que no todo jugador seleccionado en un Draft de la NFL que no tuvo el éxito deseado puede ser considerado como un fracaso. Esa etiqueta se la ganan aquellos jugadores que fueron escogidos en primera ronda y de los cuales se decían maravillas desde antes de que pisaran por primera vez un campo profesional.

Incontables ejemplos de ello se han dado a lo largo de la historia de esta Liga, pero han recibido mayor atención los casos de jugadores elegidos en la última década del siglo XX y aquellos escogidos en lo que va del presente milenio, ello en gran parte al crecimiento en exposición mediática que ha adquirido la NFL.

El ejemplo más claro de un fracaso en la Liga remite al caso de Ryan Leaf, una de las figuras centrales de la polémica y el debate de cara al Draft de 1998.

Leaf se disputaba con Peyton Manning el nada envidiable honor de ser la primera elección global de ese Draft, que pertenecía a los Colts de Indianápolis. Manning terminó por brillar en su carrera de 18 años, mientras que Leaf tuvo una carrera entre el escándalo y la falta de resultados que desembocó en una época en prisión.

Varios son los factores que se conjugan para que este fenómeno se de, pero entre los más comunes están las evaluaciones erróneas de cara al Draft, el entregar contratos con millones de dólares garantizados y la falta de adaptación del jugador a un nuevo sistema y a un futbol americano más rápido y competitivo.

Y ahora, a un día de un nuevo Draft, sólo queda en el aire una cuestión ¿quién será el que ocupará el pedestal del fracaso?

La otra cara de la moneda

Y así como hay fracasos sonoros en la NFL, también están los casos de jugadores por los que nada se apostaba y terminaron por ganarse un nombre y fama dentro de la Liga.

Ya sea por hambre de triunfo o demostrarle a los evaluadores de talento que sus observaciones estaban equivocadas, jugadores que han sido seleccionados en las rondas de en medio o finales de cada Draft se han convertido en verdaderos íconos del deporte.

Cada franquicia, a lo largo de su historia, ha encontrado al menos un jugador que le reditúa en buenos números, otros llegando a la excelencia, pero lo cierto es que tuvieron el tino para encontrar un diamante en bruto cuando nadie más lo vio.

Ejemplo de ello son los 71 jugadores seleccionados de la tercera a las vigesimoseptima rondas del Draft que han sido exaltados al Salón de la Fama, jugadores que llegaron a la Liga sin altas expectativas, pero que se transformaron en inmortales.

ABSOLUTOS FRACASOS

Cualquier primera selección de los Browns

La de los Browns es una franquicia que renació en 1999 y desde entonces a la fecha no han acertado con sus selecciones de primera ronda en el Draft, comenzando ese año con Tim Couch, aunque sí se han dado honrosas excepciones. En la historia reciente, los fracasos han sido más sonados, con los nombres de Trent Richardson, Brandon Weeden, Barkevious Mingo, Justin Gilbert y Johnny Manziel (foto), todos seleccionados en primera ronda entre 2012 y 2014 y que ya no forman parte del equipo.

Charles Rogers (WR Lions de Detroit)
Draft: 2do. Global (2003)

La carrera en la NFL de este receptor duró solamente 15 partidos en tres temporadas, en las cuales la fractura de una clavícula pesó para disminuir su rendimiento. Tras su paso por la NFL, vinieron una serie de problemas por abuso de sustancias y legales.

Notables seleccionados después: Andre Johnson (3), Terrell Suggs (10), Troy Polamalu (16), Nnamdi Asomugha (31).

Matt Leinart (QB Cardinals de Arizona)
Draft: 10mo. Global (2006)

El pasador egresado de USC era considerado como una apuesta segura y el próximo mariscal franquicia de cualquier equipo, sin embargo, no contaba con las capacidades físicas de un pasador de NFL. Fue titular en 17 encuentros en cuatro temporadas con los Cardinals y ocupó rol de suplente en Houston y Oakland.

Notables seleccionados después: Jay Cutler (10).

JaMarcus Russell (QB Raiders de Oakland)
Draft: 1ro. Global (2007)

Russell no desplegó sus habilidades físicas y su cañón en el brazo con los Raiders, al desinteresarse por el juego y aumentar dramáticamente de peso. En tres temporadas en Oakland, ganó siete de 25 juegos como titular, pero se embolsó 36 millones de dólares de los 66 que acordó con los Raiders.

Notables seleccionados después: Calvin Johnson (2), Adrian Peterson (7), Marshawn Lynch (12).

Aaron Curry (LB Seahawks de Seattle)
Draft: 4to. Global (2009)

La apuesta más segura de ese año terminó por ser una completa decepción. En dos temporadas y media en Seattle sólo inició en 30 encuentros y acumuló 5.5 capturas. En 2011, fue intercambiado a los Raiders por una selección de séptima ronda. Después de esa temporada quedó fuera de la Liga.

Notables seleccionados después: Alex Mack (21), Clay Matthews (27).

Aaron Maybin (DE Bills de Buffalo)
Draft: 11ro. Global (2009)

Un ala defensiva ligero que sembraba terror a nivel colegial no asustaba ni al liniero ofensivo más limitado al no registrar una sola captura en dos temporadas con los Bills, equipo en  el que sólo fue titular en un juego. Pasó a los Jets en 2011 y al finalizar 2012 estaba fuera de la Liga.

Notables seleccionados después: Alex Mack (21), Clay Matthews (27).

Jake Locker (QB Titans de Tennessee)
Draft: 8vo. Global (2011)

Tennessee buscaba respuestas en la posición más importante del juego, pero Locker no pudo darlas, al no estar comprometido en el juego y retirarse después de cuatro temporadas. Sólo apareció en 30 encuentros, inició 23 y ganó nueve.

Notables seleccionados después: Tyron Smith (9), JJ Watt (11), Mike Pouncey (15).

Bjoern Werner (DE Colts de Indianápolis)
Draft: 24to Global (2013)

En una generación del Draft plagada de decepciones de primera ronda, sobresale Werner, jugador de origen alemán sobre el cual estaban fincadas las esperanzas de los Colts en la defensiva, pero en 38 juegos, 16 como titular, sólo acumuló 6.5 capturas y no ha jugado desde 2015.

Notables seleccionados después: DeAndre Hopkins (27), Travis Frederick (31)

DIAMANTES ESCONDIDOS

Tom Brady (QB Patriots de Nueva Inglaterra)
Draft: 199 Global (Sexta ronda 2000)

Seis mariscales de campo fueron tomados antes que Brady, quien se ha ganado un lugar, desde tiempo atrás, en la discusión del mejor mariscal de campo de la historia. Con Nueva Inglaterra, Brady ha ganado cinco Super Bowls, mientras que los seis mariscales escogidos antes que él, sólo ganaron 89 juegos de temporada regular entre todos.

Robert Mathis (LB Colts de Indianápolis)
Draft: 138 Global (Quinta ronda 2003)

En 14 temporadas con los Colts, Mathis fue la única constante de una defensiva que pasó malos ratos, pero que en ocasiones solía ser imponente. Decidió retirarse al finalizar la campaña de 2016 y lo hace siendo el líder histórico en capturas de la franquicia, con 123. Además, fue seleccionado en cinco ocasiones al Pro Bowl.

Marques Colston (WR Saints de Nueva Orleans)
Draft: 252 Global (Séptima ronda 2006)

En 10 temporadas con los Saints, Colston se ganó el corazón de toda una ciudad. Uno de los últimos jugadores en ser escogidos en el Draft de 2006, escribió su nombre en los libros de los Saints como el mejor receptor en la historia de la franquicia, al menos estadísticamente, al ser líder en yardas (nueve mil 759) y anotaciones (72) por recepción.

Antonio Brown (WR Steelers de Pittsburgh)
Draft: 195 Global (Sexta ronda 2010)

A partir de su segunda temporada en la Liga, Brown comenzó a robarse la atención, desplegando su talento como receptor, ese que lo ha llevado a cinco Pro Bowls, cuatro de ellos consecutivos y tres elecciones al equipo All-Pro, para ser considerado el mejor jugador en su posición en la actualidad y ser también el mejor pagado.

Richard Sherman (CB Seahawks de Seattle)
Draft: 154 Global (Quinta ronda 2011)

Polémico pero efectivo. Así se puede resumir la carrera de seis temporadas en la Liga que tiene este esquinero, uno de los más temidos en toda la NFL. Seleccionado cuatro veces al Pro Bowl y tres al equipo All-Pro, Sherman acumula 30 intercepciones en su carrera, además de que pocos mariscales de campo lanzan en su dirección.

EL DATO
Rareza

Ser la primera selección global del Draft no garantiza un lugar en el Salón de la Fama, pues sólo 14 jugadores escogidos en esta posición han llegado a Canton. El más reciente: Orlando Pace, primera selección global del Draft de 1997.

Temas

Lee También

Comentarios