Jueves, 23 de Enero 2020
Deportes | El primer partido se realizará en la arena Staples Center

Lakers y Magic, por la supremacía de la NBA

Mañana inicia la serie final por el campeonato del basquetbol en Estados Unidos

Por: AFP

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA.- Aunque en apariencia la serie por el campeonato de la NBA que arrancan el jueves entre Los Ángeles Lakers y Orlando Magic se plantea como un duelo entre las dos estrellas de ambos equipos, Kobe Bryant y Dwight Howard, en realidad habrá verdaderas batallas campales en cada una de las posiciones de juego.

En el centro, los Magic tienen indudable ventaja con su astro Howard (2m11/120 k/4 temporadas NBA) frente al inestable Andrew Bynum (2m13/129 k/3 NBA).

Una de las causas de que los Lakers cayeran en la final del pasado año ante Boston fue la ausencia de un hombre grande que pudiera contener a Kevin Garnet. Ahora se trata de frenar a 'Supermán' Howard y Bynum no parece contar con armas para ello.

Al parecer, el 'Niñote Sagrado' de los Lakers está limitado mentalmente por temor a resentirse de la lesión de rodilla que le hizo perder toda la campaña de 2008.

En el ala-pivot, la pelea se ve pareja entre el 'lagunero' Paul Gasol (2m13/113 k/7 NBA), con su juego interior, y el 'mágico' Rashard Lewis (2m08/104 k/10 NBA), escopetero certero desde el perímetro.

Gasol fue opacado en las dos derrotas ante Orlando en la temporada regular, pero ahora está jugando a un gran ritmo, lo cual ha sido una de las razones para que los Lakers estén en esta instancia.

Otra gran batalla sería la que llevarían a cabo los aleros de Orlando, Hedo Turkoglu (2m08/99 k/8 NBA), y Los Angeles, Trevor Ariza (2m03/95 k/4 NBA).

Ariza es un jugador muy superior al que pasó por Orlando de 2005 a 2007, cuando aterrizó en Los Angeles en un intercambio de fichas.

Se ganó la plaza de titular por su estado atlético en la defensa y capacidad anotadora a distancia. Ha anotado la mitad de sus tiros de tres puntos y 11,4 tantos por partido en la postemporada.

El turco Turkoglu fue de más a menos en la serie contra Cleveland, aunque en los momentos claves sacó su flema para marcar importantes canastas que levantaron la moral del equipo. Excelente rebotero, también da buenos pases, alimentando muchas veces a Howard en la zona interior.

Los Lakers tienen amplia ventaja en el pareo entre escoltas, dada la clase de Kobe Bryant (1m98/93 k/12 NBA) frente al novato Courtney Lee (1m96/90 k).

Aunque es seguro que Bryant estará resguardado más a menudo por el francés Mickael Pietrus, no parece haber fuerza disponible en Orlando para frenarle, como comprobaron los Magic en los dos juegos que ganaron este año, en los que Kobe marcó 41 y 28 puntos, respectivamente.

Entre los bases, la cosa está pareja entre Rafer Alston (1m88/80 k/9 NBA) y Derek Fisher (1m85/95 k/12 NBA), pero más bien por defecto que por exceso.

En realidad ninguno de los dos ha sido efectivo en la actual postemporada, aunque la veteranía de Fisher en estas instancias finales contará como gran decantador a su favor.

Los Lakers también poseen ventaja en la banca, con una reserva más profunda y productiva, encabezada por Lamar Odom, y con Luke Walton, Shannon Brown, Jordan Farmar, Sasha Vujacic y Josh Powell.

Orlando ha tenido en Pietrus un sexto hombre de lujo, férreo en la marca y oportuno en anotar. Sus otros reservas son Anthony Johnson, Marcin Gortat, Tony Battie y J.J. Redick.

Con equipos tan parejos en el papel, la serie se definirá como una batalla de estrategias entre los técnicos Phil Jackson y Stan Van Gundy.

Van Gundy, el 'Maestro del Pánico', tiene un anillo ganado con Miami Heat, que no usa nunca, debido a las circunstancias en que lo ganó.

"En realidad no representa nada. No fui parte de eso", dijo Van Gundy, quien salió del cargo por el pobre arranque del Heat en la temporada 2005-2006, que el equipo terminó ganando bajo la batuta de Pat Riley.

Jackson sale en busca de su décimo campeonato, que lo ubicaría como el técnico más laureado en la historia de la NBA.

Temas

Lee También