Viernes, 12 de Agosto 2022
Deportes | El sábado por la noche será una guerra por el rating

Chávez Jr. y ''Canelo'' al grito de guerra

Aunque estarán en diferentes rings, Julio César Chávez Jr. y Saúl Álvarez se enfrentan mañana por captar la atención de México

Por: EL INFORMADOR

El púgil sinaloense, Julio César Chávez Jr. defenderá por cuarta ocasión su corona del peso Medio, del CMB.  /

El púgil sinaloense, Julio César Chávez Jr. defenderá por cuarta ocasión su corona del peso Medio, del CMB. /

LAS VEGAS, ESTADOS UNIDOS (14/SEP/2012).- En una esquina, Julio César Chávez Jr., y en la otra Saúl “Canelo” Álvarez. No estarán en el mismo ring, pero sí en la misma ciudad, en la misma fecha; los dos quisieron pelear el 15 de septiembre, ninguno quiso ceder, y de esa forma enfrentarán a las promotoras que los representan, las cervecerías que los patrocina, las televisoras que les dan difusión y hasta a los seguidores del boxeo. El sábado por la noche será una guerra por el rating.

El púgil jalisciense Saúl Álvarez (40-0-1, 29 KO) arriesgará por quinta ocasión su fajín Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante el sorprendente Josesito López (30-4-0, 18 KO), en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

A unos cuantos kilómetros de ahí, el boxeador sinaloense Julio César Chávez Jr., (46-0-1, 32 KO) defenderá por cuarta oportunidad su corona del peso Medio, versión CMB, ante el argentino Sergio Martínez (49-2-2, 28 KO), en el Thomas & Mack Center, de al misma “Ciudad del Juego”.

Temperatura al máximo

Durante toda su carrera, Julio César Chávez Carrasco ha sido juzgado y medido con el parámetro de su padre, Julio César Chávez González, quizá el boxeador más grande que haya dado México y una leyenda viviente.

El Junior quiere emerger de la sombra de su padre y ahora que es campeón por méritos propios, defender su corona ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, el rival más peligroso que ha enfrentado en su carrera y que sin lugar a dudas será un punto de inflexión en su trayectoria.

Perdió su corona de peso Medio en un escritorio del Consejo Mundial de Boxeo, con la promesa de que la primera defensa del fajín, del nuevo monarca, Sergio Martínez acató la orden del organismo y cedió su título.

Julio César Chávez Jr. conquistó esa corona en julio de 2011 ante el alemán Sebastian Zbik y el argentino esperó, esperó y esperó y no llegaba su oportunidad. Entonces comenzó la guerra de declaraciones entre ambos.

Martínez llamó a Chávez “gallina”, le atacó diciendo que Jr. no tiene los méritos suficientes para ser campeón del mundo, e inclusive lo golpeó donde más le duele: en el apellido.

“No puedo evitar que la gente diga estas cosas sobre mí. Yo soy el hijo y ése es quien soy”, dijo Chávez Jr. a través de un intérprete. “Es mi papá, pero poco a poco he demostrado. He demostrado en el ring. Ustedes han visto lo que yo he hecho en el ring en las últimas peleas. No me pueden quitar eso, mis victorias y mi título”.

Chavez Jr. tiene razón en eso. Desde que se unió al entrenador Freddie Roach, el sinaloense ha mejorado progresivamente. La dupla tiene trabajando dos años y han sostenido seis combates. Ante Andy Lee, su más reciente, Julio lució impresionante al derrotar al irlandés en siete episodios, luego de ir perdiendo en las tarjetas, demolió al europeo, lo noqueó en siete capítulos y al finalizar la pelea mandó un recado al argentino: “(A Martínez) lo voy a noquear, para callarle la boca”.

Julio esparció su veneno contra el “Maravilla”, tras firmar el contrato del esperado pleito, lo ha llamado viejo, payaso, bailarín y “Marañiña”, pero lo que más le molesta a Sergio es que en los libros de récord muestre a Chávez Jr. como el campeón del peso Medio del CMB.

Martínez capturó dicha corona tras derrotar al estadounidense Kelly Pavlik, en un combate en el que todo estaba en su contra, pero se las ingenió para castigarlo y hacerlo sufrir para finalmente quedarse con el título, un par de meses después se creó fama por un brutal nocáut que le recetó a uno de sus dos verdugos como profesional, Paul Williams, misma medicina que ahora le quiere dar al Junior.

“Espero que todo tu equipo, tu entrenador, el médico, el réferi se apiaden de ti, porque yo no lo voy a hacer. Si hablé todo este tiempo es porque tengo fuerza, porque tengo voz y porque puedo decir las cosas como las digo. Porque nunca fui una marioneta de mi promotor. Por eso siempre voy a morir de pie, pero nunca me verán arrodillado como al Junior”, fulmina Martínez.

Ambos están listo para una guerra, un combate que sólo dejará tranquilo al ganador si es que gana por nocáut.

PERFIL
Disciplina al máximo


La palabra fracaso no existe en su vocabulario.

Nacido en la pobreza, Sergio Martínez (Buenos Aires, Argentina; 21 de febrero de 1975) aprendió desde pequeño a sacrificar sus sueños por las necesidades. Desde los 13 años trabajó con su padre y a la par jugó futbol y practicó ciclismo, antes de conocer su verdadera pasión: el boxeo.

Mientras perseguía su sueño, su nación se desmoronaba económicamente. Sergio huyó de Argentina con rumbo a España con un par de euros en la bolsa y unos teléfonos de amigos que vivían allá.

En España conoció a Pablo Sarmiento, y su hermano Gabriel, quienes lo apoyaron a salir adelante y a entrenarse. Sergio trabajó como instructor de boxeo en gimnasios, como bailarín y cadenero en discotecas. Estuvo preso por indocumentado.

Sufrió antes de encontrar la gloria. ¿Su secreto?, no fuma, no toma y todos los días se despierta a entrenar a las 4:00 horas. Un adicto de la disciplina.

FRASES

"
Hablas mucho porque no me has tenido a mí encima como el sábado me vas a tener. Te aseguro que no sólo te voy a ganar, sino te voy a retirar y a dar una paliza "

Julio César Chávez Jr.
, campeón Medio del CMB.

"Nada más me basta bailar para partirle la cara en mil pedazos al (Chávez) Junior y ponerlo de rodillas. Para todos los que querían una promesa de nocáut, primero, vas a sufrir la pelea, después sí te vas a ir al suelo, Junior "

Sergio Martínez
, retador.

CLAVES
Agresividad y Versatilidad

1.-
Una noticia buena y una mala. La buena: Julio César Chávez Jr. es un excelente pegador al cuerpo. La mala: no tiene más armas. El Junior necesita tener mayor versatilidad de golpes para acabar con “Maravilla”, claro que tiene que usar los ganchos al cuerpo, para minar a su rival, pero no ser predecible y si quiere ganar la clave está en el jab.

2.- Julio ha llamado en tono de burla a “Maravilla” bailarín, algo que seguramente hará el argentino en el ring, moverse, correr, no ser un blanco fijo. Chávez Jr. no lo tiene que perseguir, tenerlo en el centro del ensogado es lo mejor para el sinaloense o llevarlo y acorralarlo contra las cuerdas.

3.- La última derrota de Martínez fue contra un mexicano y fue en Las Vegas, mismas condiciones que esta pelea. En aquella ocasión fue Antonio Margarito el que noqueó al “Maravilla”, la clave: estar encima de él, golpear al cuerpo, y no darle un respiro; Julio tiene que repetir ésa fórmula, demostrar que se preparó bien y no darle respiro.

4.- No exponerse. Puede sonar ilógico, ya que Chávez es un boxeador que se destaca por su porosa defensa, pero su buen aguante, no le importa recibir golpes si eso le permite infringir castigo al rival, pero esta pelea no es para probar su resistencia. Sergio viene de ganar sus cuatro peleas recientes por nocáut y carga dinamita pura en su mano izquierda.

5.- Aprovechar su juventud, es cierto que “Maravilla” lo supera en pegada, velocidad y experiencia, Julio tiene que usar la energía propia de su edad si quiere ganar.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones