Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Junio 2019
Deportes | La lucha libre agrada a locales, nacionales y extranjeros

A la Arena Coliseo se va en camión

La popularidad de los paseos en autobús hasta el recinto de Medrano va en aumento en la ciudad

Por: EL INFORMADOR

El recorrido tiene una duración aproximada de dos horas y media. Incluye el traslado de ida y regreso así como el tiempo de la función.  /

El recorrido tiene una duración aproximada de dos horas y media. Incluye el traslado de ida y regreso así como el tiempo de la función. /

GUADALAJARA, JALISCO (14/MAY/2014).- Mauricio tiene dos años viviendo en Guadalajara, es originario de Chihuahua y aunque reconoce que no le gusta la lucha libre, desde la primera vez que asistió a la arena, por invitación de sus amigos, el ambiente y la diversión que ahí reina le agradó, incluso más que al propio deporte de los costalazos.

Para la segunda ocasión que visitó la Arena Coliseo, ya sabía qué era el llamado “martes de glamour” y en esta ocasión lo hizo en un recorrido que se ha convertido en una tradición: en los camiones rojos de estilo londinenses de un bar de la ciudad, que salen de un lugar llamado Estación Central ubicado en Avenida Hidalgo al cruce con Ramos Millán y que trasladan a Mauricio y a mucha gente más hasta la arena, al terminar la función ése mismo autobús tipo turismo lo regresa al punto de partida.

Fue de esta manera que cuando unos amigos suyos provenientes de Croacia vinieron de vacaciones para conocer a la Perla Tapatía, Mauricio no dudó un instante para traerlos a que conocieran, primero el Centro de la ciudad en el recorrido en el autobús, para después pasar a las máscaras, los gritos, los golpes y “porrazos” de los gladiadores, la belleza de las mujeres tapatías, los antojitos y todo lo que envuelve la lucha libre y que la caracterizan dentro de la cultura mexicana.

“Es que el ambiente está muy padre, aquí puedes gritar lo que quieras y seguramente te contestará otro, pero todo de manera sana y divertida”, comenta el chihuahuense.

UN DIFÍCIL INICIO

Lo que en un inicio fue la búsqueda de atraer clientes, se convirtió en toda una visita obligatoria para las personas que quieren saber una cara importante sobre la cultura de Guadalajara. Y es que cuenta el dueño del Red Pub (que prefirió omitir su nombre), los martes eran muy malos para la asistencia a la Estación Central hace poco más de ocho años, esto hizo que se pensara en una forma de atraer a los clientes. En un principio se pensó en un recorrido por la ciudad, y para ir acorde al lugar, se trajeron desde Liverpool cinco camiones de dos pisos, pero era tanta la euforia que había por la lucha libre en aquellos días, que se llegó a un acuerdo con los encargados de la Arena Coliseo para que se comenzara a hacer los traslados de gente por un precio mínimo, de esta manera ambas partes se apoyaban.

“La verdad es que fueron ellos (Red Pub) los que apostaron por esto, tuvieron la suficiente paciencia para que les pegara porque fácilmente fue un año en el que solamente traían unas cuatro o cinco personas, eran pérdidas para ellos. Pero poco a poco la gente se fue familiarizando con los camioncitos, también ayudó que se le diera la temática de ‘recorrido turístico’, además de que mucha gente sabe el amor que se le tiene a la lucha libre aquí en Guadalajara, por lo que el que vive aquí recomienda a los turistas para que hagan ese recorrido que es bastante divertido”, comenta el ex luchador Apolo Dantés, director de la Arena Coliseo de Guadalajara.

EL REGRESO

Con los ánimos encendidos, los visitantes regresan al camioncito ya mucho más ánimados, por lo que el camino a Estación Central va llena de cánticos, gritos, fotos, varias máscaras, sobre todo de los extranjeros que no perdieron la oportunidad de comprarse la suya como recuerdo.

Todo este ritual hace que la temperatura aumente dentro del autobús y se busque de inmediato abrir las ventanas para que se ventile un poco, pero nunca fue suficiente.

“Mis amigos quedaron encantados, les fascinó la lucha y hasta se aprendieron una frase en español, que es la de “¡blusas pá la banda, blusas pá la banda!”, que ni saben a qué se refiere pero ellos ya están hablando español que es lo que les importa”, apunta Mauricio al momento en que los croatas nuevamente cantan la frase.

“Uno de los aspectos que gusta mucho del recorrido, es la buena vibra que se siente, aunque la mayoría no se conoce, se termina por unirse porque venían en el recorrido, y muchos regresan para volver a experimentar esto”, añade Apolo Dantés.

Al momento en que el camión rojo regresa a su lugar de origen, poco antes de las 23:00 horas, la fiesta continúa ya que el lugar cierra a la una de la mañana.

En la actualidad, es tal la demanda de los famosos camioncitos rojos, que se tiene que llegar temprano a la Estación Central para adquirir los boletos, que tienen un costo de 150 pesos e incluye el boleto de entrada a ring side en la Arena Coliseo, transporte ida y vuelta, así como una bebida.

PRIMERO, UN PASEO POR LA CIUDAD

Son las 20:30 horas del martes y Mauricio y los turistas croatas abordan al autobús londinense junto a muchas otras personas, entre viajeros nacionales y extranjeros. Como la asistencia fue bastante, le dan la prioridad a las mujeres y ellas ocupan la parte alta del transporte, ni modo, todos los hombres irán abajo en muestra de su caballerosidad.

La incertidumbre se puede oler, pues para muchos será la primera vez que asistan a un lugar de “peleas” como muchos malamente dicen a la lucha.

Una que otra risa, algunos comentarios, muchas fotos, pero prácticamente todos disfrutando del recorrido que comienza en Avenida Hidalgo, pasa por Avenida Enrique Díaz de León, en su cruce toma Avenida Niños Héroes hasta Calzada Independencia y ahí da vuelta en la calle de Medrano, que ya para esa hora está llena de autos estacionados y de gente que quiere ingresar al recinto.

UN CÚMULO DE EMOCIONES SE REÚNEN ENTORNO A UN RING


Al entrar a la mítica Arena Coliseo, los visitantes se encuentran con un griterío ensordecedor y un cuadrilátero al frente donde un par de luchadores ya están golpeándose y encarando a los presentes.

Mauricio y los visitantes croatas tienen un lugar donde se sientan los “ricos”, según lo catalogan los asistentes regulares a la arena, y de inmediato las bellas damas son recibidas con un sonoro grito de “¡vuelta, vuelta!”, pero para ellas es nuevo y no saben cómo actuar, siguen de paso junto a la rechifla del graderío que desaprueba la negativa.

Ya acomodados en sus respectivos lugares, ya sea pegado al alambrado, de frente al pasillo de las estrellas o a un costado de ésta; nuevamente son atacados con el clásico: “¡se les va el camión!”, pero en esta ocasión rápidamente se aprendieron la contestación.

Las máscaras, las luces, cachetadas, gritos, retos, mentadas, ovaciones, chiflidos y más, hacen que en pocos minutos se pierda la vergüenza y se fundan en el ambiente que los hace un aficionado más a este bello deporte. Donde el Brazo de Plata, Súper Porky, que en esa ocasión le tocó luchar, hizo que el cono de Medrano casi se cayera al escucharse fuertemente “¡Porky, Porky!” que deja en claro que es uno de los favoritos del público.

PARA SABER

Oferta y comodidades

El costo por boleto es de 150 pesos. Incluye el recorrido de ida y vuelta, un espacio para disfrutar el espectáculo en la zona de “los ricos”, y una cerveza después de regresar al bar.

En Estación Central (ubicado en Hidalgo y Ramos Millán) hay estacionamiento, por lo que las personas tienen la comodidad de dejar ahí su automóvil y tomar el recorrido hacia la Arena Coliseo, con una mayor comodidad y seguridad.

Es tal el grado de aceptación al recorrido a la lucha libre, que otros comercios han comenzado a realizar sus propios recorridos a la Arena Coliseo, así como también se puede disfrutar en el Tapatío Tour.


FRASES

"La verdad es que nunca había asistido a la lucha libre, pero mis amigos este día me echaron ‘montón’ para que me animara y terminé super desestresada, saqué lo que tenía que sacar”. Hilda Orozco, turista proveniente de Baja California Norte.

"La lucha libre es parte de la cultura mexicana y una visita obligada en Guadalajara, este tipo de experiencias hace que se fomente más aun esta linda tradición”. Apolo Dantés, director de la Arena Coliseo Guadalajara.

Temas

Lee También

Comentarios