Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 20 de Enero 2019

Cultura

Cultura | Lola Lince regresa a la ciudad para celebrar los primeros 20 años de su compañia

''Apuntes de viaje'' de una bailarina milenaria

Lola Lince regresa a la ciudad para celebrar los primeros 20 años de trabajo personal con su compañía. Se presenta en el Estudio Diana hoy y mañana

Por: EL INFORMADOR

Lola Lince vivió muchos años en Guadalajara. En 1992 fundó aquí su compañía de danza experiemental, que hizo escuela.ESPECIAL  /

Lola Lince vivió muchos años en Guadalajara. En 1992 fundó aquí su compañía de danza experiemental, que hizo escuela.ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (26/ABR/2012).- Que a Lola Lince no le digan maestra ni que es un ícono de la danza experimental en Guadalajara. Ella es una aprendiz. Una bailarina que prefiere la transparencia en escena, por encima del reconocimiento y los halagos.

Lola Lince regresa a las tablas tapatías tras tres años de ausencia para estrenar en la ciudad Apuntes de viaje, un recuento de sus experiencias, una exhibición de sus cicatrices en el Estudio Diana hoy y mañana por la noche.

''Apuntes de viaje'', la escritura coreográfica como materia viva, apuntala la vida de Lince con un mapeo que rastrea las experiencias corporales traducidas de las partituras de su vida arriba y fuera de los escenarios. La bailarina, que ahora radica en Guanajuato, asegura que este proyecto -apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), bajo la categoría de Intérpretes con trayectoria- reta a los diversos niveles de su cuerpo.

Las experiencias que se reflejarán en este montaje giran entorno al “Devenir del tiempo en el camino de la vida. Satisfacciones que vas recogiendo y que te han marcado”, comenta la fundadora de la Compañía de Danza Experimental.

Sobre el momento en que se encuentra actualmente, dice, es un punto de reflexión en el tiempo para enfrentar las cicatrices y las heridas, que aún divagan en el movimiento tras 20 años de emprender su andar en solitario.

Hace dos años, Apuntes de viaje se cristalizó en el cuerpo de Lola Lince, luego de que la bailarina, quien vivió muchos años en Guadalajara y donde hizo escuela, se apoyara en el lenguaje de la escritura para homologar sus pensamientos con movimientos.

“Los pude aterrizar con claridad después de mucho extravío. De andar por caminos lodosos y pedregosos, encontrándome con mil fantasmas. Soy la intérprete de esas partituras que tienen esa peculiaridad de materia orgánica, como un algo que cambia, muta, se estimula y contrae”.

Un títere perfecto

Lola Lince se mueve entre la cordura y la locura. Entre los sueños y pesadillas. Entre la fragilidad y la rudeza. Lola Lince baila para alimentar su alma y llenar la pupila del espectador con un choque de sentimientos.

“Yo trabajo mucho con imágenes, con las que a cualquier persona le pueden evocar sensaciones”, y será a través de tres paisajes dancísticos: “Estación de las cicatrices”, “Exorcizar el mal” y “El retorno”, donde Lola Lince leerá con su cuerpo ese anuario de vida.

El intercambio y la retroalimentación en el escenario. Bajo estos conceptos Lince engloba sus logros y virtudes en el andar dancístico.

Aprendió a estar sola y muestra de ello es la fundación de su compañía de danza experimental en 1992, y que hoy festeja 20 años de vida en la ciudad que la vio nacer, Guadalajara. Pero, entonces cuántos años tiene, se le pregunta: tú di que soy milenaria, responde divertida.

Lince se remonta a su infancia, un periodo en el que aprendió jugando y que hoy lo sigue aplicando pero “en serio”, para llegar a ser quien es; para estar en un estado muy presente con ella misma y el medio que la rodea.

“Ni ser maestra ni nada de íconos. Luego te encajonan y pierdes mucho. Es como una trampa, puedes perder la frescura, espontaneidad. Uno siempre tiene que estar con la actitud de un aprendiz que te permite ser libre”.

“Cuando me preparo para calentar y poner mi cuerpo en disponibilidad es como encontrar el centro, el vínculo, como si fueras una marioneta con las cuerdas en perfecto equilibrio.”.

Para Lola Lince el éxito de su danza queda de lado. Se sabe reconocida y admirada, pero no se baja de puntas en una zona de confort. “Tienes que volverte un instrumento. Hay un rigor en la cuestión de la formación previa. Tienes que trabajar para depurar las energías burdas. Tienes que ser transparente (…) para ser un buen bailarín o un buen actor, la calidad es la transparencia, que es resultado de un trabajo en el que tu corazón esté muy presente. De una fe absoluta. De un anhelo por algo”.

LA CITA
Espectáculo y taller


Apuntes de viaje se presenta hoy y mañana en el Estudio Diana, a un costado del teatro del mismo nombre.

La cita es a las  20:30 horas.
Boletos: 120 pesos.

Lola Lince impartirá además un taller del 30 de abril al 4 de mayo. Informes en www.teatrodiana.com

Temas

Lee También

Comentarios