Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017

10 hechos que consternaron a los tapatíos

En 100 años de historia, EL INFORMADOR ha sido testigo de distintos incidentes criminales que marcaron la historia de la ciudad. Aquí algunos de los más importantes:

Este artículo forma parte de la edición conmemorativa de los 100 Años de EL INFORMADOR. El resto de los contenidos especiales están disponibles en ESTE ESPACIO y también puedes consultar la versión hojeable digital PULSA AQUÍ.

1

Homicidio de "Las Enanitas"

Los homicidios de Leandra Rodríguez y su hija Esther Madrueño sacudieron a la ciudad en abril de 1923. Las mujeres fueron asesinadas en su domicilio de Avenida Colón 413 donde recibían huéspedes. Le llamaban “Las Enanitas” por la baja estatura de Esther.

El homicidio ocurrió a las 7:30 de la noche cuando “La Enanita” tocaba el piano y un sujeto ingresó a la vivienda. El individuo atacó a las víctimas para robarles el dinero producto de la venta de una casa en el Oriente de la ciudad. Leandra fue estrangulada mientras que Esther fue apuñalada cuatro veces; los dos cuerpos quedaron tirados dentro de la habitación.

Un ciudadano italiano, Silvestri Fuluigi, fue detenido como sospechoso de cometer el crimen pero fue liberado tras comprobarse su inocencia. El 9 de mayo de ese año fue aprehendido el autor del asesinato, Álvaro Ochoa. Al momento de su detención tenía en su poder el puñal con el que se cometió el homicidio de madre e hija

Las noticias de ambos sucesos, el crimen y la captura, ocuparon la primera plana de EL INFORMADOR. Fue uno de los crímenes que generaron mayor impacto entre la sociedad jalisciense durante los años 20. 

2

Las Poquianchis

Un caso que estremeció a Jalisco y México sucedió en 1964, al quedar descubierta la red de prostitución infantil y explotación de mujeres de las hermanas Delfa, Chuy y Eva González Valenzuela, “Las Poquianchis” a quienes se les atribuye el homicidio de 91 mujeres y fetos en sus diferentes burdeles.

Las hermanas incursionaron en el comercio sexual en el municipio de El Salto de Juanacatlán. En 1945, cuando el municipio prohibió la prostitución, extendieron su red a Lagos de Moreno con el burdel “Guadalajara de Noche” y en San Francisco del Rincón, Guanajuato, con el homónimo “Las Poquianchis”.

Los burdeles eran escenario de aberraciones: torturaban a las mujeres que se rebelaban, las dejaban sin comer y las obligaban a consumir narcóticos. A las embarazadas las asesinaban o, si eran muy solicitadas, les practicaban abortos. También mataban a garrotazos a quienes consideraban ya no servían por  flacas o enfermas. Los cuerpos eran enterrados en la parte trasera de los burdeles en fosas comunes. Además contaban con protección de funcionarios públicos.

El 12 de enero de 1964, Delfa y Chuy fueron detenidas y el 7 de febrero se entregó Eva en la Ciudad de México. Las tres fueron condenadas a 40 años de prisión. Dos fallecieron en la cárcel y una más al poco tiempo de salir libre.

3

Homicidio del locutor Susano Santos Flores

El popular locutor de radio y televisión, Susano Santos Flores, fue asesinado por el amante de su esposa, la también comunicadora Concepción Madrigal, el domingo 7 de enero de 1968. El crimen se cometió en la madrugada cuando “Susanito” arribó a su domicilio en la calle Juan Manuel 2517.

Tras meter su auto a la cochera, el locutor abrió la cajuela posterior y fue atacado por la espalda por el amante de su mujer, el colombiano Julio del Mar, quien le dio un golpe en la cabeza con un tubo. El asesino arrastró el cuerpo de la víctima a un terreno baldío frente a la casa donde lo arrojó a una zanja y le prendió fuego.

Hasta el lunes por la tarde, Madrigal reportó la desaparición de su esposo e incluso habló con el gobernador de Jalisco, Francisco Medina Ascencio, para pedirle que ordenara una investigación. Sin embargo el hermano del locutor, Luis Santos, solicitó una investigación al Servicio Secreto pues sospechaba que algo malo le había ocurrido.

El 10 de enero fueron detenidos por el Servicio Secreto junto a su cómplice Luis Jaime Jiménez. Julio confesó a detalle su crimen e intentó salvar a Madrigal diciendo que ella no había intervenido en el homicidio. Durante la interrogación a la comunicadora, se mostró sin inmutarse, nunca apenada y respondía calmadamente a las preguntas. Del Mar y Madrigal fueron condenados a 27 años de prisión y Jiménez a 22 años.

4

Secuestro del cónsul de EU, Terrance George Leonhardy

Mientras se dirigía a su casa, el cónsul de Estados Unidos, Terrance George Leonhardy, fue secuestrado por miembros de las Fuerzas Revolucionarias Armadas del Pueblo (FRAP). Se trató del primero de una serie de plagios que cometió el grupo guerrillero durante los años de la “Guerra Sucia”.

El diplomático circulaba por la Calle Colomos, frente al Colegio México Americano, cuando un auto amarillo le cortó el camino. Dos sujetos lo amagaron con un arma de fuego y lo obligaron a bajarse de su auto.

A cambio de su liberación, la FRAP exigió la libertad de 30 presos políticos. Las autoridades cumplieron al grupo guerrillero y los presos fueron liberados y trasladados a La Habana, Cuba.

El 7 de mayo, tres días después de su captura, el cónsul fue liberado en el cruce de las calles Libertad y Bernardo de Balbuena donde fue reconocido por un grupo de personas y le ofrecieron su ayuda para contactar a las autoridades.

5

Secuestro de José Guadalupe Zuno

José Guadalupe Zuno, quien fuera gobernador de Jalisco en 1923 y refundador de la Universidad de Guadalajara, fue secuestrado el 28 de agosto de 1974 por miembros de las Fuerzas Revolucionarias Armadas del Pueblo (FRAP) cuando tenía 83 años de edad.

Zuno fue privado de la libertad por cuatro sujetos armados con metralletas en la Avenida Revolución, afuera de la Escuela Politécnica, cuando viajaba en su auto acompañado de su chofer.

EL INFORMADOR recibió dos llamadas telefónicas de un sujeto con acento norteño quien dio cuenta de un recado sobre el plagio que se encontraba en el casillero número 23 de una tienda de ropa ubicada en Independencia y Pedro Loza.

La noticia ocupó la primera plana de este medio y durante el periodo en el que estuvo secuestrado se publicaron varios desplegados de diferentes sectores de la sociedad que condenaban el hecho y exigían la liberación del licenciado Zuno. La Universidad de Guadalajara estuvo cerrada a manera de luto.

Los secuestradores advertían que José Guadalupe Zuno sería asesinado si no se cumplían con la “inmovilización de todas las fuerzas represivas”. Sin embargo, debido a la presión pública fue liberado 11 días después al ser abandonado en un auto. Un total de 14 miembros del FRAP fueron detenidos.

6

"Los Dones", narcos al estilo de la mafia italiana

A finales de 1974 falleció, en una cárcel de San Antonio, Texas, el líder del grupo criminal “Los Dones”, Federico Carrasco Gómez, tras un fallido intento de fuga. Fue abatido por custodios del centro carcelario.

En los sesentas y principios de los setenta aparecieron en Jalisco los primeros cárteles del narcotráfico entre ellos “Los Dones”, quienes controlaban el flujo de estupefacientes en Nuevo Laredo, Tamaulipas, para luego expandirse a Nuevo León y Jalisco, al estilo de la mafia italiana.

Carrasco Gómez inició como sicario del jefe de la banda, José Trinidad Rocha Leal, antes de convertirse en cabeza del cártel. Durante siete años asesinó a 40 personas entre policías, otros narcotraficantes y cómplices que lo traicionaban. Diariamente vendía dos mil dólares de droga y en una semana los distribuía en cargamentos de hasta 20 kilos de heroína en Estados Unidos y dentro del país.

En julio de 1972 asesinó a Rocha Leal. Carrasco Gómez fue capturado el 19 de septiembre de 1972 a en su residencia de Ciudad del Sol y enviado a la Penal de Oblatos. Le descubrieron cien kilos de droga con valor de más de 240 millones de pesos.

El 10 de noviembre de ese año Carrasco Gómez se escapó del Penal de Oblatos y huyó a Estados Unidos donde fue capturado. La noticia de su fuga ocupó casi toda una página de El INFORMADOR al día siguiente, un sábado 11 de noviembre. Murió en 1974 al tratar de escapar de la prisión.

7

Homicidio de Enrique Camarena

Secuestrado el 7 de febrero en el Centro de Guadalajara, el agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena, fue torturado y localizado sin vida el 5 de marzo de 1985.

El agente estadounidense se encontraba en México desde 1981 en una misión encubierta para infiltrarse en el Cártel de Guadalajara, comandado por Miguel Ángel Félix Gallardo.

Camarena reportó varias operaciones que derivaron en golpes por parte de las autoridades, entre ellos el aseguramiento de uno de los plantíos de mariguana más grande de esa época en el rancho “El Búfalo” en Chihuahua, lo que generó sospechas hacia su persona.

El 7 de febrero de 1985, “Kiki” fue secuestrado junto al piloto Alfredo Zavala, torturado y asesinado dos días después. Los cuerpos fueron descubiertos hasta el 5 de marzo en un rancho de Michoacán.

Este caso generó presión del Gobierno de los Estados Unidos hacia autoridades mexicanas. En días posteriores, el Consulado de Estados Unidos publicó en EL INFORMADOR desplegados donde ofrecían 50 mil dólares a quienes ayudarán a dar con su paradero.

Autoridades acusaron a Rafael Caro Quintero del asesinato. El narcotraficante fue detenido el 4 de abril de ese año en Costa Rica. También fueron detenidos Ernesto Fonseca Carrillo “Don Neto” y Félix Gallardo por su relación con el crimen.

Caro Quintero fue sentenciado a 28 años de cárcel y liberado en 2013. “Don Neto” se encuentra en prisión domiciliaria desde 2016, mientras que Gallardo permanece en prisión.

8

El mataindigentes

En enero de 1989 fue localizado el cuerpo de un indigente con una herida de bala en la cabeza frente a las oficinas de Trabajo Social de la Universidad de Guadalajara en la calle Juan Manuel. Esta sería la primera de las 12 víctimas del llamado “Mataindigentes”, asesino serial que aterrorizó a la sociedad tapatía durante el último año de la década de los ochenta.

Su modus operandi consistía en dar un tiro en la cabeza a personas en situación de calle mientras dormían, en algunos casos incluso prendió fuego a sus víctimas.

Una de ellas fue el famoso ladrón Vicente Alejandre Hernández, “El Raffles Mexicano”, quien cometió varios robos en México y otros países como Francia, Estados Unidos e Inglaterra y estaba fichado por la Interpol. “El Raffles” se había fugado de la Penal de Oblatos en 1949 y vivió sus últimos días como indigente en el Oriente de la ciudad. Siempre cargaba un portafolio que contenía la peluca con la que se escapó de la cárcel, mismo que tenía en sus brazos cuando localizaron su cadáver.

En las páginas de EL INFORMADOR, se dio cuenta del arresto de varios sujetos sospechosos de perpetrar los asesinatos quienes eran liberados al no tener nexo alguno con los crímenes.

A mediados del año, fue detenido Osvaldo Ramírez, a quien atribuyeron los asesinatos. Sin embargo, algunos libros escritos sobre el caso aseguran que el verdadero homicida nunca fue capturado. Según reportes, sólo un indigente logró escapar con vida de sus ataques.

9

Asesinato del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo

El cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo fue asesinado a balazos en el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Guadalajara el 24 de mayo de 1993, cuando acudía a la terminar aérea a recoger al Nuncio Apostólico.
Durante los días posteriores al hecho, en las páginas de EL INFORMADOR se publicaron decenas de esquelas lamentando su muerte. Además, se dio cuenta de las condolencias del Papa Juan Pablo II al pueblo de Jalisco y al Arzobispado de Guadalajara.

La versión de los hechos de la Procuraduría General de la República (PGR) sostiene que murió junto a otras seis personas en medio de un enfrentamiento entre el Cártel de Sinaloa y los Arellano Félix. El tiroteo habría iniciado en el interior de la terminal aérea y se extendió hacia el aeropuerto.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) concluyó en el 2012 que su homicidio fue accidental al ser confundido por Joaquín “El Chapo” Guzmán a quien los Arellano Félix buscaban asesinar.

Sin embargo, la Iglesia Católica nunca ha aceptado estas versiones de los hechos y sostiene que el homicidio del cardenal fue premeditado presuntamente porque conocía de los nexos de políticos con el crimen organizado.

A un cuarto de siglo, el crimen sigue sin esclarecerse y en marzo del 2016 el Cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega denunció que hay poca voluntad de las autoridades para resolver el tema.

10

La Viuda Negra de Chapala

María del Socorro Rodríguez Guijarro se casó varias veces con acaudalados jubilados estadounidenses, quienes murieron en circunstancias extrañas y que se sospecha fue a manos de la llamada “Viuda Negra de Chapala” o “Viuda de Lapaine”.

Su primer marido falleció en 1970 por una caída en su hogar, el segundo por un infarto y el tercero se desplomó en un restaurante de Guadalajara. Mientras que su última pareja, Victor Lapaine Ingram, murió también tras supuestamente enfermarse en un restaurante. De todos heredó fuertes sumas de dinero.

En 1993, narran las páginas de EL INFORMADOR, Rodríguez Guijarro contrató un seguro de vida a su media hermana que falleció a los pocos días y del cual cobró 100 mil dólares. Poco después compró otro a su nombre por una suma de 500 mil dólares.

María del Socorro falleció en marzo de 1995 pero ya estaba en la mira de la compañía aseguradora y de los hijos de Lapaine Ingram, quienes más tarde descubrieron que había fingido su muerte para que sus familiares cobraran el seguro y que la supuesta media hermana era la misma viuda. Indicaron que huyó a Estados Unidos.

De hecho, al exhumar los cuerpos tanto de la falsa hermana como de ella, solamente encontraron flores y varios kilos de jal en los féretros. Las investigaciones dieron a conocer que el médico municipal de Chapala la ayudó a expedir un falso certificado de defunción.

El 27 de enero de 1996 se giró una orden de aprehensión contra la “Viuda Negra” por el delito de fraude. La mujer nunca fue aprehendida.

11

Temas

Lee También

Comentarios