Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
null
Jalisco

Guadalajara Moderna 1917-2017

Nuestro número de aniversario está dedicado a la ciudad que pese a sus problemas y contradicciones es también cada día más bella, más diversa y más fuerte

El Informador

En el ejemplar conmemorativo de los 100 años de vida de EL INFORMADOR vamos a hablar de sus problemas pero también, y sobre todo, de sus logros, de su gente, de sus retos.

La Guadalajara Moderna hoy, como hace un siglo, es una muestra de la ciudad que se trasforma a sí misma gracias a la pujanza de sus habitantes. Ya no es como entonces una ciudad de 20 cuadras “tiradas a cordel”  a partir del centro sino una megalópolis que involucra nueve municipios en decenas de miles de hectáreas, con un claro desarrollo vertical, rica en infraestructura urbana y que apuesta a la movilidad masiva y a la no motorizada. Pero es hoy, como entonces, la casa de todos, la casa de EL INFORMADOR.

Continuar la labor

Hace 100 años, en el número uno de EL INFORMADOR, planteamos en el editorial cómo queríamos que fuera nuestra relación con Guadalajara y sus habitantes. En el texto “Al comenzar la Labor”, quienes nos antecedieron marcaron el camino y nos trazaron cinco grandes compromisos que hoy, al cumplir el primer siglo de vida, queremos refrendar y actualizar.

Hacer ciudadanos mejor informados. Hoy, como hace 100 años, México necesita ciudadanos informados para tomar decisiones. En octubre de 1917 nuestro país salía de una guerra, una revolución que rompió esquemas y generó nuevas esperanzas y oportunidades, una revolución que hizo consientes a nuestros ancestros que el país sería tan grande como lo fueran sus ciudadanos. Hoy México es tan complejo o más que hace un siglo, pero hoy como entonces los que definirá el rumbo del país será la calidad de sus ciudadanos. Nada hace más y mejores ciudadanos que la información oportuna y veraz. Ese ha sido, es y seguirá siendo nuestro compromiso con Guadalajara.

Nuestra labor será más bien social que política. Desde hace un siglo entendimos que el papel fundamental del periodismo es social y no político. Si bien entendemos que un medio de comunicación en tanto generador por excelencia de opinión pública es un ente político, nuestro trabajo no es construir ni destruir gobiernos sino ayudar a construir una mejor sociedad.

El periodismo en el que creemos no tiene prejuicios. Nuestro oficio no es el ataque ni la denostación sino la construcción de puentes

Sin prejuicio ni preocupaciones; sin odio ni malevolencia. El periodismo en el que creemos no tiene prejuicios. Nuestro oficio no es el ataque ni la denostación sino la construcción de puentes que nos permitan entendernos como una sola ciudad, un solo país dentro de la diversidad. Los puentes nos unen. Nos permiten acercarnos allá a donde la mirada solitaria o el paso individual no podría llegar. Nuestro trabajo no es encender odios sino encontrar puntos de entendimiento entre las diversas formas de pensar y entender la realidad.

Línea editorial mesurada y seria, digna de nuestra sociedad. La línea editorial de EL INFORMADOR no es una promesa de futuro, es la sucesión de huellas que hemos dejado día a día, nota a nota, palabra a palabra a lo largo de un siglo. Por eso nos atrevemos a decir que la nuestra es una línea editorial mesurada y seria, que la misión que planteamos hace 100 años no sólo sigue vigente, sino que continua marcando nuestro trabajo cotidiano. Nos propusimos hacer un periódico digno de nuestra sociedad, que fuera un referente de Guadalajara y para Guadalajara.

Independiente en lo más alto. Nuestro apoyo y sostén será el público. La obsesión por la independencia está desde el primer ejemplar de EL INFORMADOR. No sólo en su eslogan de “Diario Independiente” sino en lo más profundo y comprometido del término. EL INFORMADOR vive de y para sus lectores y anunciantes. Cada ejemplar vendido, cada anuncio publicado nos fortalece, nos enriquece y nos compromete. Hoy, 100 años después, podemos presumir que lo que fue un anhelo de los fundadores es una realidad: somos independientes en lo más alto, y lo somos junto con cada uno de nuestros 156 mil lectores y todos los anunciantes que día a día se publican en estas páginas. A ustedes y a nadie más nos debemos. Gracias.

La nuestra es una labor que comienza y se renueva cada día cuando subimos la primera nota en el portal de internet y que sólo culmina cuando el periódico llega a sus manos

Cien años después podríamos caer en la tentación de decir que la labor propuesta al iniciar el diario aquel 5 de octubre de 1917 ha sido cumplida, pero en realidad la nuestra es una labor que comienza y se renueva cada día cuando subimos la primera nota en el portal de internet y que sólo culmina cuando el periódico llega a sus manos. Por eso no decimos que hoy cumplimos 100 años, sino que sólo continuamos el camino rumbo al segundo siglo de nuestra vida.

CONSULTA TODOS LOS DETALLES EN LA EDICIÓN IMPRESA DE EL INFORMADOR DE ESTE 5 DE OCTUBRE

También iremos publicando los contenidos especiales en Internet y estarán disponibles en ESTE ESPACIO y a continuación puedes consultar la versión hojeable digital.