Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

Advierten que hepatitis C puede derivar en cirrosis y cáncer hepático

A largo plazo, la enfermedad puede terminar en uno o ambos padecimientos mortales 

Por: NTX

La principal vía de contagio es perinatal, seguida del uso de jeringas contaminadas, transfuciones sanguíneas o relaciones sexuales de riesgo. EL INFORMADOR / ARCHIVO

La principal vía de contagio es perinatal, seguida del uso de jeringas contaminadas, transfuciones sanguíneas o relaciones sexuales de riesgo. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Además de ser una enfermedad cuya principal vía de contagio es perinatal, seguida por el uso de jeringas contaminadas, transfusiones sanguíneas o relaciones sexuales de riesgo, la hepatitis C, es una enfermedad de larga evolución que puede derivar en cirrosis y cáncer hepático.

En un comunicado, el jefe del Servicio de Infectología del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco, Ernesto Eduardo Echegaray Guerrero, advirtió que podrían pasar hasta 30 años para que la enfermedad terminara en uno o ambos padecimientos mortales.

Además de las antes mencionadas, la hepatitis C está asociada a otras complicaciones aunque menos frecuentes, tales como la insuficiencia renal, diabetes o el síndrome metabólico, refirió en el marco del Día Mundial de la Hepatitis conmemorado el 28 de julio.

Indicó que la hepatitis C puede transmitirse mediante sangre contaminada, por lo que el especialista recomienda no compartir artículos de higiene personal como rastrillos, cepillos de dientes, y mucho menos jeringas.

El experto del Seguro Social, destacó que siempre se debe utilizar protección al momento de tener relaciones sexuales.

Añadió que se trata de una enfermedad silenciosa al inicio, pero puede haber manifestaciones como fatiga, debilidad, falta de concentración, y un dolor o molestia persistente en el hígado.

El tratamiento para la hepatitis C, consiste en el suministro de fármacos y de hecho la patología ya es curable, refirió.

Echegaray Guerrero agregó que para el diagnóstico, es importante realizar una prueba de función hepática, en conjunto con ecosonograma, y una exploración clínica al paciente, con la cual se puede palpar si un hígado se encuentra endurecido o con consistencia granulosa.

Concluyó en que el virus de la hepatitis C, es la principal causa de cirrosis no alcohólica e hígado graso.

SC

Temas

Lee También

Comentarios