Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018

Suplementos

Un hogar para las personas indigentes

La Unidad Asistencial para Personas Indigentes brinda apoyo a gente en situación de calle; y este fin de semana realizará diversas actividades para obtener recursos que le permitan continuar su labor altruista

Por: El Informador

Apoyo. Edith Contreras, propietaria de Geek Studio; María Luisa Urrea Hernández, directora general del IJAS, y René Rolón, capitán de Ángeles de la abundancia. EL INFORMADOR/G. Gallo

Apoyo. Edith Contreras, propietaria de Geek Studio; María Luisa Urrea Hernández, directora general del IJAS, y René Rolón, capitán de Ángeles de la abundancia. EL INFORMADOR/G. Gallo

La Unidad Asistencial para Personas Indigentes (UAPI), ubicada en  Emilio Rabaza 1675 y dependencia del Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS), tiene más de 50 años brindando apoyo y auxilio a indigentes de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Muchas de estos llegan de otros municipios, ciudades y países para buscar oportunidades de vida “y terminan, desgraciadamente, viviendo en la calle sin nada que puedan tener para sustento. La mayoría de ellos están mal de sus facultades mentales”, explica la directora general del IJAS, María Luisa Urrea Hernández Dávila.

Quienes ingresan a UAPI para recibir apoyo y asistencia, llegan a través de reportes de la ciudadanía o brigadas nocturnas en temporadas de lluvia y en invierno: “La mayoría de la gente que está aquí no puede valerse por sí misma. Cuando nosotros recibimos un reporte, los invitamos (a quienes viven en la indigencia) a venir, pero no todos acceden y no los podemos forzar”.
 
Además, destaca que integran una vigilancia para evitar el uso de drogas. “Tenemos prohibido todo este tipo de cosas. No los tenemos encerrados, si ellos están bien de sus facultades pueden salir y volver, la idea de esta unidad es darles un hogar, un respaldo médico psicológico para poderlos reintegrar  a la vida social y laboral”.

Al día de hoy, UAPI brinda asilo a 263 personas: 200 hombres y 63 mujeres. En lo que va del 2018, 114 i ndividuos han ingresado: 47 tienen más de 60 años de edad y 89 han sido reintegradas a su familia.

“Cuando llegan aquí se les hace una investigación  por parte del área de trabajo social para ver cómo se llaman, de dónde vienen; hacemos todo un proceso para localizar a sus familias, damos avisos a Locatel y a diferentes lugares de desaparecidos, estamos en coordinación con el gobierno del Estado. Si no damos con la familia, en paralelo se hace un estudio médico, se les hace trámite para el seguro popular y se le da ingreso en unidad asistencial”.

María de Lourdes Reus Cárdenas. UAPI se convirtió en su hogar desde hace cinco años. EL INFORMADOR/G. Gallo

Actividades para todos

Muchas de los habitantes de UAPI colaboran en áreas de aseo, jardinería, cocina... Para todos hay actividades y talleres. “La UAPI tiene ángeles, todo el tiempo hay un grupo de voluntarios que vienen a traerles un desayuno, una comida, a brindarles talleres y apoyos. Lo que estamos haciendo  es dar a conocer que existe la Unidad Asistencial para Indigentes, poca gente lo sabe. Este servicio que se da aquí es único”.

Esta institución vive del subsidio del gobierno del Estado, pero no salen a flote con él. También obtienen recursos del IJAS. Su presupuesto actual es de 25 millones de pesos. Trabajan con la Cruz Verde, El Hospital Civil y el Hospital General de Occidente. También se trabaja en un proyecto con distintas universidades y asociaciones para integrar empresarios e investigadores y así fortalecer a la unidad.

Una vida de segundas oportunidades

María de Lourdes Reus Cárdenas y José Isidoro Rodríguez viven en UAPI. Ella es originaria de Acapulco y desde hace cinco años este lugar es su hogar, ayuda en cocina y comparte que UAPI es su familia: es el lugar donde encontró refugio y se siente útil. “Ayudo a preparar los alimentos, a tener todo limpio”.

Por su parte, José Isidoro tiene poco más de un año viviendo en UAPI, él está haciendo labores de siembra. Antes de llegar a esta unidad, José cuidaba gallos de pelea, luego vivió en Juanacatlán, en una tienda pelaba tomates y cebollas a cambio del almuerzo, pero para ya no estar en la calle, se integró en UAPI.

José Isidoro Rodríguez. Se integró a la UAPI desde hace poco más de un año y apoya en labores de siembra. EL INFORMADOR/G. Gallo

¡Participa y apoya!

Ángeles de la Abundancia es un grupo de 13 voluntarios, así lo detalla René Rolón, capitán del grupo: “Estamos sensibilizados a las necesidades que existen, no solo aquí, en gran parte de la sociedad”. Por tal motivo, en coordinación con Geeks Studio, realizarán un bazar los días 13 y 14 de julio en pro de UAPI.

Bajo el nombre “No Más Homeless Bazar”, el evento se ubicará en Justo Sierra 1967, a media cuadra de Chapultepec. El viernes 13 de julio comenzará a partir de las 11:00 horas y finalizará a las 20:00 horas; al día siguiente los horarios serán de 11:00 a 18:00 horas; participarán las marcas Joyería Montípora, Cerámica Amapola Fragmentaria, Pintor Daniel Díaz, Ceiba Café, Bazar de Libros Usados “Homeless” y Ropa Vintage. Todo lo recaudado será en beneficio de la UAPI.

También el bar Aloha (Ávila Camacho 1715) se suma a la causa, pues el domingo 15 de julio, lo recaudado de 17:00 a 00:00 horas irá para la institución. La finalidad es reunir 170 mil pesos para comprar 20 camas de hospital con colchón, azulejo para piso y pared, material para pegarlo y mano de obra para colocarlo. También necesitan Aspirina Protec, pañales para adulto y una autoclave de 28 kilos. Para más información o buscar colaborar: Grupo Ángeles de Abundancia: 33-18-30-34-77 y UAPI: 36-43-74-02.

Temas

Lee También

Comentarios