Sábado, 18 de Mayo 2024

Comer sano no es caro; frutas y verduras cuestan lo mismo que comida chatarra: UNAM

Un estudio reveló que algunos alimentos procesados son más caros

Por: Carmen Rivera Villaseñor

No es cierto que comer bien salga más caro. ESPECIAL

No es cierto que comer bien salga más caro. ESPECIAL

Algunas personas creen que comer de forma saludable es muy caro, sobre todo cuando quieren comprar productos orgánicos o naturales. Sin embargo, un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) arrojó que las verduras, legumbres, frutas y carnes cuestan lo mismo que si se compran alimentos que no tienen valor nutricional.

Un grupo de estudiantes de la UNAM analizó los costos de la dieta de niñas, niños y adolescentes y encontró que comer sanamente cuesta lo mismo que comer mal.

Se dieron cuenta que las costumbres alimenticias de niños, niñas y adolescentes de la Ciudad de México y de la Zona Metropolitana no varían en costos entre los saludables y los que no lo son. Lo que desmiente que una dieta sana es más cara.

El grupo de universitarios aplicó un cuestionario a 2 mil 014 niños, niñas y adolescentes de entre 4.5 años y 20 años para conocer su dieta. Luego analizó y concluyó que tienen tres patrones de consumo: saludable, el de transición, y el no saludable.

Luego visitó mercados y supermercados para conocer los precios promedio de cada alimento. Y fueron los siguientes:

Un kilo de plátano tenía un precio de alrededor de 20 pesos, mientras que un kilo de pastelillos 55 pesos.

Un litro de agua simple 12 pesos y un litro de alguna bebida de sabor 13 pesos.

Un kilo de carne de cerdo costaba 80 pesos, mientras que un kilo de frituras 115 pesos por kilo.

Una dieta saludable es la que da los nutrientes que necesita el cuerpo para mantener su buen funcionamiento, por lo que incluye frutas, verduras, legumbres y granos, explicó la jefa de la Unidad de Epidemiología Clínica del Hospital Infantil de México Federico Gómez-Facultad de Medicina UNAM, Patricia Clark.

La dieta no saludable incluye alimentos procesados, alimentos y bebidas altos en sal o azúcar, harinas refinadas y con altos contenidos de grasas trans o la comida precocida o prehecha.

El grupo de población analizado fue de niños, niñas y adolescentes porque el equipo de investigación tomó enn cuenta la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), la cual arrojó que el 35.6% de los niños y el 38.4% de los adolescentes presentan sobrepeso u obesidad.

CR

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones