Sábado, 06 de Junio 2020

Tras ser acusado de escupir, ex funcionario con COVID-19 agradece en video

Daniel López Regalado advierte que la enfermedad "es real y una pesadilla"; asimismo, recomienda obedecer las restricciones emitidas por los Servicios de Salud

Por: SUN

Este martes, la FGR en Oaxaca inició una carpeta de investigación por el delito de

Este martes, la FGR en Oaxaca inició una carpeta de investigación por el delito de "peligro de contagio" por COVID-19 contra Daniel López Regalado. ESPECIAL

Después de 11 días de estar con los síntomas del COVID-19 y de la controversia que causara su estancia en el hospital Regional "Presidente Juárez" de los Servicios de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Daniel López Regalado, ex jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 2 Istmo, publicó en la página de Facebook de su hermano un mensaje, en el cual recomienda obedecer las restricciones emitidas por los Servicios de Salud.

"Estoy cerrando el ciclo de la enfermedad. Sé que tendré algunas secuelas, pero los síntomas han disminuido"

Sentado en el corredor de una vivienda, con cubrebocas, intentando estar relajado pero visiblemente cansado, con tos y dificultad para respirar, el ex funcionario y también médico dijo no querer hablar de los comentarios ni de las noticias que circulan en redes sociales sobre el comportamiento que tuvo durante su estancia en dicho hospital del ISSSTE, mismo que derivó en una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) interpuesta por el apoderado jurídico del centro hospitalario, Leonardo Gómez Álvarez, por peligro de contagio a trabajadores y sociedad.

En su mensaje, el ex empleado de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) agradeció las muestras de apoyo que ha tenido a lo largo de estos días de aislamiento, además de expresar que se siente feliz y cumpliendo tres días sin fiebre; también agradeció a las enfermeras que lo atendieron amablemente en el ISSSTE, haciendo su trabajo, así como al director de este hospital.

"Estoy cerrando el ciclo de la enfermedad. Sé que tendré algunas secuelas, pero los síntomas han disminuido, cuesta poco respirar, y será parte de las secuelas, pero tengo atención médica", comentó López Regalado.

A pesar de la denuncia ante la FGR y la destitución del cargo por parte de los SSO, Daniel López Regalado agradeció al equipo de trabajo de la Jurisdicción Sanitaria de la cual estaba a cargo, y prometió que pronto regresará al trabajo. Por último, recomienda a los ciudadanos a no salir de casa y respetar las restricciones de las autoridades de salud, porque la enfermedad "es real y es una pesadilla. Esto es real, esto sí pasó, esto les puede pasar. Estos 14 días pueden convertirse en una pesadilla si no te quedas en casa. Esto te puede pasar, te lo digo yo. Si amas tu libertad, si amas tu salud, si amas tu familia, quédate en casa".

Este martes, la FGR en Oaxaca inició una carpeta de investigación por el delito de "peligro de contagio" por COVID-19 contra Daniel López Regalado, derivada de la denuncia presentada por Leonardo Gómez Álvarez. La denuncia presentada el 6 de abril a la delegación estatal de la FGR se basó en el comportamiento del ex funcionario, que los trabajadores calificaron de agresivo y prepotente, y que a toda costa solicitaba su alta voluntaria, la cual no le fue concedida, informándole que era necesario permaneciera en el área de aislamiento.

Mientras estaba hospitalizado, el paciente se descanalizó y escapó. Luego regresó al hospital y fue internado nuevamente siguiendo los protocolos, pero ante la actitud "agresiva, grosera, irritable y prepotente" se le da su alta voluntaria, alegando que no recibió atención necesaria desde que llegó. Después de eso, se fue en compañía de Jesús Castillejos Guzmán, y fue internado en el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño en la capital, espacio hospitalario que fue acondicionado en el estado para atender casos de COVID-19. Sobre la acusación de personal médico respecto a que López Regalado escupió y tosió en los pasillos, Gonzalo López Cruz, director del hospital del ISSSTE, aseguró que este comportamiento no sucedió.

"Yo quiero aclarar que muchas de las cosas que se han dado en las redes sociales no son ciertas. El paciente nunca escupió a las compañeras enfermeras ni al compañero, tampoco recorrió ningún pasillo del hospital. No tuvo contacto con ningún paciente, los únicos contactos fueron el médico y las enfermeras", señaló a medios de comunicación.

Hasta el momento, Oaxaca reporta 35 pacientes positivos de COVID-19, de los cuales 14 han sido dados de alta y uno más falleció. Además, hay otros 61 pacientes cuyos resultados aún están en análisis para descartar la sospecha del contagio.

JM

Coronavirus

Temas

Lee También