Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019

Suman 10 detenidos por balacera en Villa Unión, Coahuila

Autoridades informan de los resultados del "Operativo Noreste", implementado en la zona tras el enfrentamiento del sábado

Por: SUN

Agentes de la Guardia Nacional realizan labores de vigilancia en la población de Villa Unión, en el estado de Coahuila, luego de un ataque armado el pasado sábado. EFE/M. Sierra

Agentes de la Guardia Nacional realizan labores de vigilancia en la población de Villa Unión, en el estado de Coahuila, luego de un ataque armado el pasado sábado. EFE/M. Sierra

El "Operativo Noreste", que llevan a cabo fuerzas estatales y federales por la balacera en Villa Unión, continúa. La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) reportó 23 muertos y seis policías heridos; asimismo, informa que aumentó de dos a 10 la cifra de presuntos delincuentes detenidos.

Seguridad Pública destacó el aseguramiento de un arsenal en el que hay seis fusiles tipo Barret calibre .50, catalogado como el rifle más poderoso del mundo y llamado también "Calibre Ligero".

Se trata de un arma letal, semiautomática de alto poder, con mira telescópica, que cuesta unos 12 mil dólares y es utilizada por Ejércitos en el mundo, las Fuerzas Especiales estadounidenses y por bandas del narcotráfico en México para derribar aeronaves.

Es tan potente que sus balas rompen vidrios blindados, su alcance efectivo es de mil 200 metros y alcanza un máximo de dos kilómetros de distancia, pero sólo lo pueden disparar personas muy bien adiestradas: francotiradores.

Lo que confirmaría que el comando del Cártel del Noroeste (CDN), que atacó el pueblo, venía decidido a someter a balazos a las autoridades municipales y estatales y a la gente.

Empleados inician las labores de restauración del Palacio Municipal de la población de Villa Unión. EFE/M. Sierra

Pretendían restablecer la ruta de trasiego de droga rumbo a Estados Unidos (y posiblemente el contrabando de armas), atravesando la zona desierto de Coahuila, como ha señalado el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

La Secretaría de Seguridad Pública, a cargo de José Luis Pliego Corona, resaltó además que rescataron a media docena de niños y adultos y que han decomisado 22 camionetas y carros, algunos blindados.

Del total, 18 camionetas pertenecían a la banda criminal y cuatro vehículos son de particulares, mismos que policías, militares y elementos de la Guardia Nacional (GN) lograron recuperar.

La SSP precisó que de los 23 fallecidos, el mayor número de bajas corresponde al grupo criminal, porque van 17 supuestos delincuentes abatidos, cuatro elementos de la Policía del Estado caídos en el cumplimiento de su deber y dos civiles que estaban desarmados.

También hubo seis policías estatales lesionados de bala que reciben atención médica y reportan fuera de peligro.

AP/E. Verdugo

Además, llevan cinco personas rescatadas, tres niños y dos adultos, a quienes los maleantes "levantaron" para que les dijeran por dónde salir del estado.

Durante el "rastreo" que inició luego del enfrentamiento han localizado y requisado 22 camionetas y automóviles, 18 al grupo criminal y cuatro de particulares que les robaron y utilizaron para huir y luego dejaron abandonados a medio camino.

El arsenal

En los vehículos que dejaron tirados en el monte, oficiales y soldados aseguraron 21 armas largas calibre .223, media docena de rifles Barret calibre .50, cartuchos hábiles; cargadores y "ponchallantas". Además de equipo táctico, cascos, chalecos antibalas, pasamontañas, fornituras, uniformes clonados y otros.

En el operativo participan cientos de elementos de corporaciones de seguridad estatales y federales, quienes rastrean por aire y vía terrestre el monte y las rutas que siguieron los agresores para escapar de Coahuila.

Los efectivos son de la Policía Estatal, Policía Ministerial e Investigadora de la Fiscalía General del Estado (FGE), el Grupo de Acción y Reacción del estado y la Agencia de Investigación Criminal.

AP/E. Verdugo

También colaboraron elementos del Ejército Mexicano y de la Guardia  Nacional (GN), quienes se encuentran desplegados en todo el pueblo y sus alrededores en las zonas Cinco Manantiales y Norte, listos para repeler cualquier eventual agresión armada, aunque esperan que ya no regresen.

Después de la balacera del sábado pasado, la gente de Villa Unión sigue con miedo y no quiere salir de sus casas.

El lunes iniciaron las labores de reconstrucción en la presidencia, edificios públicos y casas tiroteadas por los "sicarios".

JM

Temas

Lee También