Lunes, 15 de Julio 2024

Insabi y Seguro Popular: La historia de la estrategia fallida de Salud de López Obrador

López Obrador presentó al Insabi como el organismo que reformaría el sistema de salud de México. Tres años más tarde, se ha ordenado su desaparición 

Por: Fausto Salcedo

López Obrador presentó al Insabi como el órgano que reformaría el sistema de salud mexicano. SUN/ ARCHIVO

López Obrador presentó al Insabi como el órgano que reformaría el sistema de salud mexicano. SUN/ ARCHIVO

Después de que se formulara a último minuto, la Cámara de Diputados aprobó el martes 25 de abril la reforma que terminará con las operaciones del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Este organismo, creado en el 2020, era el encargado de brindar atención médica gratuita y de proveer medicamentos a los mexicanos que no contaban con seguridad social.

El Insabi sustituyó al Seguro Popular, que fue creado durante el sexenio de Vicente Fox Quesada. El Seguro Popular era "un instrumento para proveer de aseguramiento en salud a la población que no era cubierta por ninguna institución de seguridad social", indicó en 2006 la Comisión Nacional de Protección Social en Salud.

A lo largo de sus catorce años de existencia, el Seguro Popular fue constantemente criticado por su desabasto de medicamentos. Cuando López Obrador llegó a la presidencia, una de sus iniciativas más grandes se enfocó en desaparecer este organismo que, según sus palabras, no era "ni seguro, ni popular", y que además era una institución deficiente y corrupta. Aun desde antes de que llegara siquiera a la presidencia, López Obrador ya tenía la tentativa de desaparecer esta institución. 

Desaparecer el Seguro Popular, un propósito de López Obrador

López Obrador se aseguró en persona de que desapareciera el Seguro Popular. SUN/ ARCHIVO

El Insabi nació como la alternativa al Seguro Popular, impulsada por López Obrador y Morena, y en su momento aseguró que recuperaría clínicas y hospitales abandonados, y que incluso daría tratamiento a los mexicanos que padecían las enfermedades más difíciles, tales como el cáncer y el VIH. En una de sus frases más polémicas, López Obrador llegó a afirmar que México tendría un sistema de salud como los de Noriega y Dinamarca. “Aspiro a que cuando terminemos nuestro mandato tengamos un buen sistema de salud que se haga realidad”, dijo.

Para finales de noviembre de 2019, el INSABI se formalizó mediante una reforma precipitada a la Ley General de Salud y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, y entró en operaciones en medio de controversias, detractores impasibles y dudas respecto a fiabilidad, pues las críticas más puntuales se centraban en el hecho de que el proyecto carecía de una propuesta viable. 

Los cambios más grandes, en 2020, fueron los siguientes: 

  • • El Insabi pasa a remplazar al Seguro Popular.
  • • El Insabi inicia funciones como órgano descentralizado de la Secretaría de Salud.
  • • Los beneficiarios del Insabi sólo tendrían que presentar su credencial del INE, CURP o su acta de nacimiento para recibir los servicios públicos de salud.
  • • Ya no tendrían que acudir a un módulo, afiliarse y recibir una póliza, así como tampoco tendrían que pagar cuotas anuales para ser atendidos en las unidades médicas.
  • • Quienes contaban con póliza de afiliación ya no necesitarían presentarla porque ese documento quedaba sin efectos a partir del 1 de enero de 2020.
  • • Para recibir la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos sólo tendrían que reunirse tres requisitos: encontrarse en territorio nacional, no ser derechohabiente en el IMSS o el ISSSTE, y presentar la CURP, la cual se encuentra en la credencial del INE o, en su caso, llevar acta o certificado de nacimiento.

Las fallas estructurales del Insabi y la llegada de la pandemia 

La realidad contrastó con las promesas y los discursos. Con la llegada imprevista del COVID-19, muy pronto se demostró que el recién nacido Insabi enfrentaba los mismos problemas que el organismo al que había sustituido. Falta de medicamentos, atención médica deficiente, y personal sobrepasado por la magnitud de la pandemia. La falta de coherencia y estructura del proyecto salieron a relucir durante los años de incertidumbre del coronavirus, lo que precipitó su desmoronamiento que ya era previsible desde su planteamiento.  

Tan solo tres años después, este 25 de abril del 2023, la Cámara de Diputados aprobó la desaparición de lnsabi. El coordinador de los diputados de Morena, Ignacio Mier, reconoció el error del proyecto. “Siempre es bueno rectificar, nunca es tarde”, dijo. 

¿Qué pasará con el Insabi y con los que no cuentan con seguro social? 

El Insabi nunca pudo consolidarse como un proyecto viable. SUN/ ARCHIVO

Con la nueva reforma de la Cámara de Diputados, que ordena la desaparición "express" del Insabi, el organismo pasará sus responsabilidades al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en una tentativa que ha sido recibida con todo tipo de críticas, pues se asegura que el IMSS-Bienestar no cuenta con la capacidad ni con los recursos para atender las responsabilidades del Insabi, y porque, además, el mismo IMSS se encuentra "al borde de la crisis". 

Las críticas a la nueva propuesta 

Salomón Chertorivski. SUN/ ARCHIVO

Margarita Zavala, diputada y esposa del expresidente Felipe Calderón, expresó que la integración del Insabi al IMSS es un error, considerando que, de antemano, el Insabi fue "un desastre", y por la falta de discusión y de diálogo.

Por su parte, Salomón Chertorivski, diputado de Movimiento Ciudadano, y exsecretario de Salud, también criticó duramente la propuesta, pues afirma que eliminar al Insabi no solucionará el problema, y que es un error tan determinante como en su momento lo fue desaparecer al Seguro Popular. 

"Desaparecen el invento que hicieron, reconocen claramente que fracasó, pero en lugar de estudiar y analizar los errores, lo que hacen es trasladar esas mismas fallas a otra institución", afirmó.

La incertidumbre 

En caso de que la reforma se apruebe, el IMSS se verá en la obligación de dar atención médica a quienes no son derechohabientes. EL INFORMADOR/ ARCHIVO

La reforma fue propuesta de último momento por Emmanuel Reyes, diputado de Morena, e indica que el IMSS será ahora responsable de brindar atención médica gratuita a los mexicanos sin seguridad social. Una vez la reforma entre en vigor, la Secretaría de Salud dispondrá tan solo de 180 días naturales para transferir los recursos y responsabilidades del Insabi al IMSS-Bienestar. 

Si bien esto no es todavía una realidad, pues debe de ser aprobada por el Senado, no parece algo distante, pues hay mayoría en los senadores que apoyan a Morena y a López Obrador. 

Con información de UNAM, SUN, Y Gobierno de México 

FS

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones