Viernes, 16 de Abril 2021

Consideran reducir zona protegida de la vaquita marina

Con este anuncio, autoridades parecen aceptar que el animal jamás volverá a la distribución histórica original de su hábitat

Por: SUN

Las vaquitas marinas a menudo quedan atrapadas en las redes usadas para la captura de totoaba. AFP/ARCHIVO

Las vaquitas marinas a menudo quedan atrapadas en las redes usadas para la captura de totoaba. AFP/ARCHIVO

El Gobierno de México considera reducir la zona protegida de la vaquita marina en el extremo norte del Mar de Cortés, un anuncio con el que parece admitir que la pequeña marsopa jamás volverá a la distribución histórica original de su hábitat.

La decisión reducirá la zona donde está prohibido tender redes de enmalle para pesca a fin de proteger al mamífero marino en mayor peligro de extinción de todo el mundo y que también es la marsopa más pequeña a nivel global. Unas 10 vaquitas marinas quizá siguen habitando el Mar de Cortés, también conocido como Golfo de California, el único lugar del mundo donde vive esa huidiza especie.

La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó el sábado en un comunicado que la baja en el número de vaquitas marinas y la zona donde se les ha detectado en los últimos años justifica reducir la zona de protección, que en la actualidad abarca la mayor parte del extremo norte del Golfo de California. La zona comienza alrededor del delta del río Colorado y se extiende hacia el sur más allá de la localidad pesquera de San Felipe y cerca de Puerto Peñasco.

"Se estudia la posibilidad de modificar el área de prohibición de todas las redes de enmalle", indicó la Secretaría. "Se cuenta con estudios técnicos suficientes que apuntan a una posible reducción del polígono de acuerdo con la reciente distribución de la vaquita marina en la zona", agregó.

Señaló que el ajuste sería presentado para su discusión ante un grupo que incluirá a pescadores, la población en general y autoridades, y las propuestas formales podrían ser presentadas hasta el 26 de marzo.

La prohibición a las redes ha causado el enojo de los pescadores, que con frecuencia las tienden de manera ilegal para capturar totoaba, otra especie en peligro de extinción. Las vaquitas marinas a menudo quedan atrapadas en las redes usadas para la captura de totoaba, cuya vejiga natatoria es considerada un manjar en China y llega a venderse en miles de dólares por kilogramo.

JM

Temas

Lee También