Martes, 11 de Agosto 2020

Una de cada cinco zonas de inundación en ZMG rebasa el metro de altura

Según datos del Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del Área Metropolitana de Guadalajara (Imeplan), algunos incluso rebasan los seis metros del nivel de agua

Por: El Informador

CONSTANTE. Las principales vías de la ciudad repletas de agua son comunes en época de lluvias.  EL INFORMADOR • G. GALLO

CONSTANTE. Las principales vías de la ciudad repletas de agua son comunes en época de lluvias. EL INFORMADOR • G. GALLO

En la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) existen 302 puntos de inundación que representan un riesgo para la ciudadanía en la temporada de lluvias. De éstos, 65 superan el metro de altura. Es decir, uno de cada cinco.

Según datos del Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del Área Metropolitana de Guadalajara (Imeplan), algunos incluso rebasan los seis metros del nivel de agua como el túnel de Avenida Inglaterra y Niños Héroes, así como la intersección de las calles Rosal y Colorines. 

Para Luis Valdivia, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), “no hay una política en la que los nuevos desarrollos tengan criterios de manejo del agua de lluvia y eso se refleja en más puntos de inundación”. 

Zapopan concentra la mitad de puntos de inundaciones

Zapopan concentra la mitad de los 302 puntos de anegaciones en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), informó el Grupo de Trabajo de Inundaciones coordinado por el Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del AMG (Imeplan). 

Luis Valdivia Ornelas, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), señaló que esto se debe a que hay cada vez más desarrollo urbano en las zonas de mayor elevación montañosa del municipio, lo que impide que haya una filtración correcta del agua y, por lo tanto, baje más. 

“El problema es que la autoridad no define las estrategias que deben seguir los desarrolladores para poder encauzar y manejar el agua”, indicó Valdivia. 

Las anegaciones en Zapopan también son un problema medioambiental, pues al no contar con un sistema dual de filtración, se mezclan el agua de lluvia y el agua de drenaje, generando una contaminación severa del líquido.  

A nivel metropolitano, Valdivia enumeró varios puntos sensibles que generan inundaciones, como el taponamiento e invasión a los cauces naturales, pasos a desnivel con problemas de desagüe y partes bajas sin lugares suficientes para filtrar el agua.  “Se está creando un problema cada vez más complejo, costoso y difícil de solucionar”, dijo.

JL

Temas

Lee También