Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Diciembre 2017

Todos a pedalear

Puntos básicos para salir a rodar en bicicleta por la ciudad 
 
La Vía RecreActiva y la red de ciclovías impulsaron el uso de la bicicleta en toda la urbe. EL INFORMADOR/Archivo

La Vía RecreActiva y la red de ciclovías impulsaron el uso de la bicicleta en toda la urbe. EL INFORMADOR/Archivo

El uso de la bicicleta ha aumentado de forma considerable durante los últimos años en el Área Metropolitana de Guadalajara gracias, mayormente, al auge de la Vía RecreActiva, al incremento de infraestructura ciclista y a las campañas de concientización que han realizado diferentes colectivos en pro de la bicicleta. Factores que en conjunto, han conseguido darle mayor visibilidad y protagonismo a la bicicleta.

En la metrópoli, actualmente existen cerca de 60 kilómetros de ciclovías habilitadas pero  se planea que una vez que el Programa Metropolitano de Vías Ciclistas (Provici) esté concluido, sean 200 los kilómetros de infraestructura ciclista interconectada en toda la metrópoli.

Diariamente se realizan cerca de 290 mil viajes en bicicleta en toda la Zona Metropolitana de Guadalajara, de acuerdo con las últimas estimaciones realizadas por la Secretaría de Movilidad, lo que representa un aumento de 70 mil viajes, en comparación con el último estudio de ‘origen-destino’ realizado por la dependencia en 2014.

Si tú también buscas sumarte a la comunidad ciclista, puedes aprovechar este Buen Fin para adquirir tu bicicleta. Ya sea para salir de paseo, para utilizarla como medio de transporte, herramienta de trabajo o por el simple gusto de salir a rodar, aquí te traemos cinco puntos que debes tomar en cuenta para armar tu kit para salir a rodar y disfrutar de la ciudad.

El uso de la bicicleta ya es parte de la vida diaria de los tapatíos. EL INFORMADOR/Archivo

Arma tu kit de emergencia

Antes de salir a rodar es necesario que armes un kit de emergencia que deberás llevar siempre contigo, ya que te podrá salvar de apuros, por lo menos, hasta que puedas llegar a un taller.

Lo primero es elegir una mochila cómoda y resistente, una vez que la tengas, deberás poner dentro de ella parches autoadheribles de varios tamaños por si tu llanta se poncha, aunque son un poco costosos, te ahorrarán tiempo. De lo contrario, lleva parches normales y no olvides cargar tu pegamento. Otra de las opciones es llevar una cámara extra, de esta forma sólo deberás cambiarla e inflarla con la bomba de aire que también deberás llevar contigo. Así podrás reparar la cámara averiada más tarde. Lleva también tus desmontes para llantas.

Para esta y otras maniobras, lleva dentro de la mochila una llave Allen y una inglesa o en su defecto, una llave ajustable, el truco está en que se adecúen perfectamente a las medidas de tu bicicleta.

Infórmate

Antes de realizar cualquier recorrido, identifica las rutas que seguirás para llegar a tu destino. Si eres principiante, es recomendable que utilices vías secundarias o poco confluidas para que corras el menor riesgo posible, así podrás ir a tu propio ritmo, con lo que ganarás seguridad y conocerás mejor tu bicicleta. Conoce los horarios en los que hay mayor tráfico y utiliza preferentemente las vías donde existan las ciclovías. Además, es importante que conozcas las señales de tránsito para circular con la mayor precaución posible, recuerda que la bicicleta también es un vehículo de transporte.

Equípate

El siguiente paso será equiparte con la mayor seguridad para evitar cualquier tipo de incidente. Deberás hacerte de un chaleco reflejante y de colores vivos para asegurarte de que todos los conductores a tu paso te vean, de igual forma, adjunta a tu bicicleta materiales reflejantes, como focos o material autoadherible que puedes colocar en el cuadro de tu bicicleta; para la noche utiliza focos y luces que llamen la atención. Es recomendable que utilices casco ya que puede protegerte de un impacto en caso de que llegues a caer. 

No olvides llevar contigo una cadena o un candado de seguridad por si debes estacionar tu bicicleta en algún punto de tu recorrido.

Práctica

Ahora sí, estás listo para salir a rodar, lo importante es que pierdas el miedo y comiences a circular en espacios donde te sientas más seguro puede ser en algún parque cercano o en la Vía RecreActiva hasta que te animes a llegar cada vez más lejos, entonces perderás el miedo y empieces a disfrutar de la ciudad a bordo de tu bicicleta.

La ciudad cuenta con más de 60 kilómetros de ciclovías para transitar en bicicleta. EL INFORMADOR/Archivo

Elegir el tipo de bicicleta adecuado

Existen muchos tipos de bicicleta, el secreto está en escoger una con la que te sientas más cómodo y seguro para comenzar a rodar, según tus necesidades y las distancias que recorrerás a bordo de ella. Estas son las más populares: 

Bicicleta de carretera o de ruta

Son bastante ligeras y sencillas de transportar. Sus ruedas finas y delgadas son ideales para el pavimento y superficies lisas. Su cuadro suele ser más pequeño que el resto para evitar peso extra. Es perfecta para las subidas pero un poco inestable para las bajadas.

De montaña:

Este tipo de bicicletas es el más vendido en Su cuadro es más grueso que las bicicletas de ruta, lo que la vuelve más estable pero más pesada, por lo que su transportación puede volverse un tanto complicada. Sus llantas también son más anchas y suelen contar con taquetes que las vuelve ideales para conducir en todo terreno. Este tipo de bicicletas vienen equipadas con suspensiones para un mayor soporte. Muy útil para distancias largas y terrenos irregulares.

Híbrida:

Estas bicicletas cuentan con un cuadro de grosor intermedio, ni tan sensible como una bicicleta de carretera ni tan robusta como una de montaña. Sus llantas también suelen ser Es el tipo de bici es ideal para rodar por la ciudad. Gracias a su versatilidad suele ser adecuada con accesorios o aditamentos extra según su función de uso como canastillas o parrillas por lo que suele ser la más utilizada como herramienta de trabajo. Muy útil para todo tipo de distancias.

Urbana: 

Al igual que las bicicletas híbridas, el cuadro es de un grosor intermedio, sin embargo no cuentan con suspensión para un mayor soporte y tampoco suelen venir con cambio de velocidades por lo que este tipo de bicicletas, al ser más sencillas, se presta para realizar un mayor número de modificaciones y aplicación de accesorios. Es ideal para salir a pasear o rodar por calles tranquilas de la ciudad en tramos poco accidentados. Muy útil para distancias intermedias. 

Existen también otros tipos de bicicleta que se han puesto de moda en la ciudad, como las “Fixie”,  bicicletas de piñón fijo, de una sola velocidad, con un cuadro delgado y sencillo al igual que sus llantas, que son diseñadas de esta forma para convertirla en una bicicleta ligera, veloz y fácil de transportar. Es ideal para rodar por vías rectas sin pendientes.

También están las bicicletas tipo “retro” o “vintage”, que como su nombre lo dice, su cuadro simula a las bicicletas antiguas. Suele ser personalizada con canastas, campanillas y espejos y son ideales para rodar por la ciudad en terrenos pavimentados, sin embargo, debido a que su cuadro y llantas son de grosor medio, son un poco pesadas y difíciles de trasladar.

Este artículo forma parte del Suplemento Especial Buen Fin de EL INFORMADOR. Hojealo a continuación:

Temas

Lee También

Comentarios