Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 21 de Julio 2018

Tapatíos ignoran multas por invadir banquetas

Siete de cada 10 personas que han sido apercibidas al estacionarse en zonas no permitidas evaden la sanción del Ayuntamiento tapatío

Por: El Informador

La estrategia del Ayuntamiento tapatío no ha logrado erradicar la invasión de banquetas. EL INFORMADOR/R. Bobadilla

La estrategia del Ayuntamiento tapatío no ha logrado erradicar la invasión de banquetas. EL INFORMADOR/R. Bobadilla

En octubre de 2015, la administración entrante del Ayuntamiento de Guadalajara implementó un programa para recuperar el espacio público desde lo más elemental: las banquetas. Aprobó la aplicación de multas a los ciudadanos que las obstruyeran y, desde entonces, ha aplicado 101 mil 182 apercibimientos por infringir el programa “Banquetas Libres”.

Pero a casi tres años de habilitada la medida, siete de cada 10 de esas multas no han sido cubiertas por los infractores. El total equivaldría a poco más de 339.5 millones de pesos, pero sólo se han recaudado 81.7 millones; es decir, 24%, por 31 mil 306 multas que sí han sido solventadas.

Además, no todas fueron liquidadas por completo, ya que algunos de los infractores optaron por tomar el curso “Educavial”, con el que pueden obtener un descuento de 50% en su pago.

No obstante, los primeros seis meses del año suman, hasta ahora, el mayor porcentaje de recaudación de multas “Clave 5”, como las tipifica el municipio, pues prácticamente la mitad de las 24 mil 162 infracciones aplicadas entre enero y junio ya fueron pagadas. Para comparar, en todo 2017 sólo se pagó 26 por ciento.

Para motivar que los tapatíos liquiden sus multas por obstruir banquetas, durante julio el Ayuntamiento de Guadalajara otorgará 35% de descuento en el pago de esas infracciones, además de condonar el pago de recargos y gastos de cobranza, sin importar el tiempo que éstas tengan.

Lo mismo ocurrirá con las multas de “Parkimóvil, el sistema de parquímetros virtuales que opera en los principales cuadros del municipio. El descuento a la mitad para sanciones por “Banquetas libres” continúa vigente para quienes tomen el curso “Educavial”. Los pagos podrán hacerse en efectivo o con tarjeta bancaria en cualquiera de las recaudadoras del municipio.

Las sanciones se aplican por estacionarse sobre la banqueta, ciclovías o espacios exclusivos. En el arranque del programa cada una tenía un costo de tres mil 276 pesos; la infracción actual es 336 pesos más alta.

Los fondos recaudados por las multas se invierten en la restauración de espacios. EL INFORMADOR/Archivo

Miravalle y Huentitán, donde más tapan aceras

Aunque en el histórico del programa “Banquetas Libres”, las zonas de La Minerva, Arcos, Chapultepec y el Centro Histórico son las que más reportes han generado por vehículos que bloquean el paso de peatones, las colonias Miravalle y Huentitán son las que más obstrucciones detectan los agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Guadalajara.

Valeria Huérfano, directora de Movilidad en el Gobierno municipal, explicó que eso se debe en gran medida a los talleres automotrices que se encuentran en esas zonas, y a que los ciudadanos que viven en ellas no están familiarizados con el programa o no esperan encontrarse con algún agente de movilidad.

Expuso que, regularmente, vecinos y empleados de esos talleres creen que la estrategia sólo se aplica en los principales cuadros del municipio donde, por cierto, hoy se respeta más el tránsito de los peatones.

La plantilla de agentes que vigila las banquetas libres de obstrucción creció conforme los resultados comenzaron a notarse, pues iniciaron con 20 agentes y hoy son 120, por lo que ya pueden desplazarse a todas las colonias del municipio turnando la visita a cada una.

Eso incidió en que creciera la cifra de infracciones aplicadas en el último año.

Valeria Huérfano añadió que en los últimos seis meses aumentó la cifra de ciudadanos que acude a pagar sus multas, pero aún existen muchos deudores.

Sin embargo, concluyó, la recaudación es importante para el municipio porque éste es utilizado para mejorar las vialidades, y no sólo con repavimentación, sino con restauración de banquetas en mal estado, o incluso se construyen nuevas en lugares donde antes no había.

“El dinero no va a una bolsa común, sino que sirve para mejorar la infraestructura peatonal. Y si todos entendemos que todos somos peatones en algún momento del día, al final es un beneficio para todos”, remató.

Piden que el programa crezca a toda la ciudad

Para el Observatorio Ciudadano de Movilidad, el programa “Banquetas libres” ha funcionado de forma eficiente para mejorar la educación vial de los ciudadanos, pues ha conseguido que los automovilistas generen una empatía con los peatones, principalmente a quienes han tomado el curso “Educavial”, donde el ciudadano apercibido realiza actividades que aluden a las dificultades de peatones que encuentran obstáculos en su camino.

Ana Belén Vázquez, coordinadora del organismo, opinó que la estrategia debería ser aplicada en toda el Área Metropolitana de Guadalajara para que más ciudadanos “hagan conciencia que todos, en algún momento del día, nos convertimos en peatones”.

Consideró que, ante la transición gubernamental, existen oportunidades para que las administraciones entrantes tomen el tema y lo coloquen en su agenda, pues ha sido un “gran paso” dar prioridad a la movilidad no motorizada, además de que propuso un fondo de apoyo para la ampliación programas como MiBici con lo obtenido por dichas multas.

La coordinadora sostuvo que aún falta que los ayuntamientos en donde sí se aplica “Banquetas libres” (Guadalajara y Zapopan) transparenten el destino de los recursos de esas multas, pues ello abonaría a que más ciudadanos paguen sus infracciones.

La estrategia de vigilancia rota constantemente; ven cambios favorables. EL INFORMADOR/Archivo

Persisten omisiones

La estrategia del Ayuntamiento no ha podido erradicar por completo la invasión de banquetas, pues hay ciudadanos que desconocen las consecuencias de estacionar sus vehículos de manera incorrecta o en espacios autorizados para otros fines. Durante un recorrido realizado por este medio de comunicación en sitios aledaños a las zonas de Chapultepec, Libertad, La Minerva, Arcos y Santa Tere, se encontró a varios vehículos que dificultaban el paso de los peatones, e incluso algunos que taparon el acceso a las sillas de ruedas.

Tanto autos compactos como camionetas son estacionados sobre banquetas en cruces como Calderón de la Barca y José Guadalupe Montenegro, dejando espacios mínimos para que las personas crucen de pie, pero imposibles para alguien que padece alguna discapacidad.

Sobre la calle Arista, casi al cruce con Andrés Terán, también se observaron camionetas obstruyendo el paso, incluso cuando las vías para el peatón son tan estrechas que impiden transitar a dos personas por sentido. En este punto, dos señoras de la tercera edad se vieron obligadas a bajar de la banqueta y cruzar hacia el otro extremo.

El peor ejemplo se detectó en los cruces de las avenidas Américas y México, justo afuera de una unidad médica en la que el conductor de una camioneta decidió detenerse y bajar de ella, a pesar de que en el punto hay al menos seis señalizaciones de prohibición.

Pagar o perder

Los ciudadanos que no cumplan con el pago de sus multas por obstruir vialidades generarán recargos por el tiempo que tarden en hacerlo. Además, si desean vender su vehículo, darlo de baja o sacarlo del “corralón”, deberán liquidar todos los adeudos generados para hacerlo.

Las multas no pagadas generan recargos. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Casi tres años de la estrategia

• El programa “Banquetas Libres” fue anunciado por el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, el 12 de octubre de 2015 durante una ponencia en el “XI Congreso Internacional de Ciudades y Transporte”, organizado por CTS Embarq México. Días después, el Ayuntamiento oficializó su estrategia para que los autos no invadieran zonas peatonales o prohibidas.
• Para esas fechas, la Secretaría de Movilidad (Semov) reconocía que, en promedio, 80 vehículos entraban al corralón diariamente por estacionarse en sitios no permitidos.
• Sólo 19 días después de que inició su administración, Enrique Alfaro arrancó la aplicación de folios en el Centro de Guadalajara (aunque al principio eran únicamente apercibimientos), durante una jornada en la que se levantaron 347. Dos semanas después comenzaron las multas por más de tres mil pesos, pero no sólo para autos mal estacionados, sino para puestos ambulantes y comercios que invaden banquetas.
• El 30 de junio de 2017, la segunda fase de “Banquetas Libres” inició, ahora con la novedad de los cursos de educación vial (impartidos por asociaciones civiles) y las multas electrónicas para “reducir la discrecionalidad”. Desde entonces, quienes accedan a los cursos tienen el beneficio de 50% de descuento en sus multas.

Temas

Lee También

Comentarios