Jueves, 09 de Julio 2020

La CEDHJ acredita acoso contra servidoras públicas

La comisión pide hacer cambios administrativos para la atención ágil a denuncias de acoso, además de capacitar al personal para evitar la violencia de género

Por: NTX

Derechos Humanos de Jalisco solicita al Ayuntamiento de Guadalajara la reparación y atención integral del daño de la víctima que se desempeña como paramédico. EL INFORMADOR/ARCHIVO

Derechos Humanos de Jalisco solicita al Ayuntamiento de Guadalajara la reparación y atención integral del daño de la víctima que se desempeña como paramédico. EL INFORMADOR/ARCHIVO

La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) emitió dos recomendaciones, en las cuales acreditó violencia sexual y psicológica ejercidas contra funcionarias, una para la Secretaría de Cultura y otra dirigida a la Dirección de Servicios Médicos Municipales de Guadalajara.

La defensoría detalló que en ambos casos se vulneraron los derechos a la legalidad, a la integridad y seguridad personal, igualdad, en relación con el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y trato digno.

El primer caso fue denunciado en septiembre de 2018. Una mujer que se desempeña como paramédico en la Dirección de Servicios Médicos Municipales de Guadalajara, presentó una queja contra un compañero por acoso sexual y laboral, además agresiones verbales y amenazas.

Los hechos sucedieron en la unidad de la Cruz Verde Delgadillo Araujo, donde la mujer refirió que en una ocasión fue besada, a la fuerza, por su compañero. Se cambió de unidad médica e interpuso una queja en Recursos Humanos por las amenazas y mensajes del señalado como responsable.

La Dirección General de Delitos de Violencia contra las Mujeres, en Razón de Género y Trata de Personas de la Fiscalía del Estado, inició carpeta de investigación, luego de la denuncia presentada por la afectada por acoso sexual, insultos e imágenes ofensivas enviadas a su teléfono.

El servidor público señalado negó haber incurrido en los actos de violencia sexual contra la agraviada, y argumentó que ésta no había presentado denuncia ante la dependencia idónea, por lo que temía que sólo quedara como difamación o resentimiento por algún motivo personal.

La CEDH acreditó la violencia sexual por parte del hombre, lo que le ocasionó una secuela emocional. Además, se demostró victimización secundaria del personal de Servicios Médicos al omitir la atención integral a la víctima, investigar y sancionar a su acosador.

Derechos Humanos de Jalisco pidió al Ayuntamiento de Guadalajara la reparación y atención integral del daño a la víctima, "además de las medidas de restitución, rehabilitación, compensación, satisfacción y garantías de no repetición que resulten procedentes".

La autoridad municipal deberá pronunciar, en un acto público, la cero tolerancia a la violencia contra la mujer en el gobierno municipal de Guadalajara, donde se deberá dar a conocer la recomendación y capacitar al personal para prevenir la violencia y el acoso.

Al señalado, si aún trabaja en la dependencia, deberá recibir capacitación para erradicar conductas violentas, "como una medida de no repetición y en un proceso de reeducación". Además, se deberán hacer cambios administrativos para la atención ágil a denuncias de acoso.

Del otro caso, se emitió la recomendación derivada de una queja presentada en febrero de 2018, por parte de trabajadora de la Secretaría de Cultura, contra compañeras y compañeros de trabajo, por considerar que violaron sus derechos humanos.

La mujer denunció que un chofer de la dependencia la acosaba sexualmente de manera verbal, incluso buscándola en su domicilio; además recibió amenazas, las cuales denunció a sus superiores, quienes no atendieron sus denuncias.

"Quedó demostrado que el chofer violó el derecho a una vida libre de violencia y a la integridad psicológica de la agraviada, pues cometió actos de violencia sexual que le causaron daño", afirmó la defensoría tras una evaluación psicológica.

Derechos Humanos de Jalisco recomendó la reparación y atención integral del daño, que deberá otorgar todas las medidas de restitución, rehabilitación, compensación, satisfacción y garantías de no repetición.

La resolución deberá incorporarse a los expedientes laborales de tres servidores públicos señalados, para hacer constar como antecedente, que violaron derechos humanos.

La dependencia estatal deberá realizar un acto público para pronunciarse por la cero tolerancia a la violencia contra la mujer y reconocer la recomendación, además de aceptar las responsabilidades y elaborar un protocolo para atender y sancionar el acoso sexual.

La Secretaría de Cultura deberá crear una unidad interna para la igualdad de género y disculparse públicamente con la agraviada, si así lo desea, además de capacitar al personal para evitar la violencia de género al interior de la dependencia.

NR

Temas

Lee También