Domingo, 25 de Octubre 2020

Jalisco y UNODC firman convenio para capacitar a cuidadores de albergues

Se comenzará con la capacitación de 50 cuidadores del Hogar Cabañas, los Centros de Desarrollo Infantil del DIF, del albergue 100 Corazones y otros centros de la sociedad civil

Por: Rubí Bobadilla

El personal capacitado podrá fungir como formadores para generar replicadores del programa. EL INFORMADOR/ARCHIVO

El personal capacitado podrá fungir como formadores para generar replicadores del programa. EL INFORMADOR/ARCHIVO

Con la finalidad de formar y profesionalizar a los cuidadores que trabajan en los albergues a cargo del Gobierno del Estado, así como de Asociaciones Civiles que operan en la Entidad, este viernes fue firmado “de manera virtual” un convenio de colaboración para la implementación del Proyecto denominado “Construyendo Familias”.

De acuerdo con el secretario de Asistencia Social, José Miguel Santos, a partir de este acuerdo entre el Gobierno de Jalisco y la Oficina de Naciones Unidas contra La Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en Inglés) se comenzará con la capacitación de 50 cuidadores del Hogar Cabañas, los Centros de Desarrollo Infantil del DIF, del albergue 100 Corazones y de “algunos centros que trabajan con la sociedad civil”, los cuales albergan a alrededor de 700 niñas, niños y jóvenes.

Los trabajos se llevarán a cabo comenzando por la elaboración de un diagnóstico en el cual se identifiquen los rangos de violencia que puede vivir la población de las y los niños y jóvenes que conviven en estos espacios, gracias a la readaptación del manual existente en la ONU para la atención de este tema en particular, creando una red de mentores.

“Es decir, las personas que hoy se integran a este programa podrán desarrollar habilidades para atender el estrés dentro de estos albergues, no solamente de los cuidadores sino hacia los niños, generar modelos de disciplina no violenta, mejorar la confianza que se genere y mejorar las relaciones entre los cuidadores y los niños de estos albergues”, expresó el secretario.

Añadió que, una vez que se concluya con el proyecto, el personal capacitado podrá fungir como formadores para generar replicadores del programa al interior del Estado.

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para México, Kristian Hölge, explicó que este proyecto se conforma en colaboración con autoridades de la UNODC en Viena, Austria, y América Latina con la finalidad de lograr un cambio cultural en la prevención de la violencia y las adicciones de niñas, niños y adolescentes, pues son los adultos los encargados de velar por su bienestar.

Los egresados de este programa, explicó, serán los primeros en ser capacitados en México pues es Jalisco el primer Estado en el País en el cual se lleva a cabo esta coordinación, la cual se ha desarrollado por más de 10 años en más 35 países, incluyendo nueve de América Latina.

“Nuestro trabajo estará enfocado en capacitar personas cuidadoras de casas hogares en una comunicación asertiva y con empatía en la resolución de conflictos, acompañándolas para fortalecer la autoestima y adecuado manejo del estrés y las emociones de los menores para lograr un estilo cálido de estancia con el que se prevenga el uso de sustancias la violencia y la delincuencia”, refirió  Hölge.

Además, dijo, este trabajo es de gran relevancia actual pues la pandemia “ha sido una fuente de estrés” ante sus repercusiones sociales y es por ello que debe prestarse atención en las emociones y conflictos a los cuales se enfrentan las y los cuidadores.

El jefe de la Unidad de Enlace Federal y Asuntos Internacionales, Macedonio Tamez Guajardo, celebró la coordinación entre UNODC y México para atender este tema, pues dijo, es necesario prestar atención a la niñez y la juventud las y los jaliscienses para “evitar que elijan el camino de la delincuencia y de las drogas” a través de una crianza positiva desde el núcleo familiar y de la promoción de la salud y la seguridad pública.

“Es algo que no podemos enfrentar solos, es por eso que con agrado vemos la disposición y la colaboración de la UNODC para poder llevar una agenda conjunta en estos temas que no queremos descuidar. Daremos puntual seguimiento para proteger algo fundamental como es la seguridad y la salud de los niños y adolescentes del Estado de Jalisco”, expresó.

Por su parte, el gobernador del Estado reiteró la relevancia de este proyecto en conjunto servirá para complementar el modelo de “Ciudades seguras” que desde hace 10 años se lleva a cabo en coordinación con la Organización de las Naciones Unidas”, pues la incidencia delictiva puede y debe atenderse desde la prevención, ya que el trabajo reactivo “tiene límites”.

“No podemos concentrarnos nada más en las tareas reactivas, tenemos que entender el origen de las causas de los fenómenos delictivos, atender a las nuevas generaciones de jaliscienses, a las niñas, los niños y adolescentes que son los que nos pueden permitir lograr este cambio de fondo en el tiempo”, expresó el mandatario estatal.

Por último, el gobernador reconoció que durante el periodo de aislamiento se han generado “otro tipo de problemas que todavía es difícil de diagnosticar en términos de su impacto y profundidad”, pero que han comenzado a reflejarse en cifras de violencia familiar que deben ser atendidas de inmediato.

NR

Temas

Lee También