Sábado, 25 de Junio 2022

Gilberto busca un trasplante desde hace tres años; intenta concientizar sobre la donación

La vida de un hombre cambió radicalmente después de acudir a consulta médica; ahora busca desesperadamente un donante para su enfermedad

Por: Yunuen Mora

Gilberto Luis Aceves, de 51 años, busca un trasplante de riñón desde hace tres años. EL INFORMADOR/Y. Mora

Gilberto Luis Aceves, de 51 años, busca un trasplante de riñón desde hace tres años. EL INFORMADOR/Y. Mora

La enfermedad renal es una enfermedad silenciosa. Así lo describe Gilberto Luis Aceves, de 51 años, quien hasta el 2018 vivía una vida normal y “sana”.

Gilberto es una de las 160 personas que buscan un trasplante en el Hospital Civil Fray Antonio Alcalde. “Yo no sabía que estaba enfermo, hasta que llegué a urgencias al Hospital Civil, donde me diagnosticaron como enfermo renal crónico”, dijo.

Los síntomas que nunca tuvo en un solo día se manifestaron: pies hinchados, presión alta, posibilidad de un derrame cerebral, lo que lo obligó a quedarse hospitalizado de urgencia.

“Y me dieron la mala noticia. El doctor me dijo ‘no sé si te conozcas, pero eres enfermo renal crónico’. Le dije que yo estaba sano; me respondió que mis riñones ya no funcionaban”, compartió.

Al oír el diagnóstico, Gilberto no lo creía. Se preguntaba el porqué estaba enfermo si había tenido una vida sana, ¿la respuesta? Herencia, algo genético. Incluso, si no hubiera llevado esa vida, le hubiera ocurrido antes.

El doctor le advirtió que lo tenía que asumir, pues su vida cambiaría. Y sí, cambió, pero también la de su familia.

“Yo trabajaba en la Ciudad de México, en los medios, y tuve que abandonarlo todo por la altura de la ciudad. Regresé a Guadalajara también para tener mi tratamiento, pues tengo diálisis peritoneal, además de muchas pastillas; pero también le cambió la vida a mi familia, cuyas actividades fueron otras en torno a mi enfermedad”, señaló.

Para mejorar su calidad de vida, hace tres años busca un trasplante. Tuvo una oportunidad y se acabó, pues los parientes de su posible donador no accedieron. Con el COVID-19 se detuvo aún más el proceso.

Por ello, arrancó la campaña “Por la vida, yo digo sí”, que inició en marzo con eventos pequeños, y este miércoles arrancó formalmente en el Antiguo Hospital Civil

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones