Jueves, 09 de Diciembre 2021

Firman acuerdo a favor de refugiados

El gobierno de Jalisco y la UdeG acuerdan con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados acciones en pro de su inclusión en la educación, el trabajo y los programas sociales

Por: El Informador

Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. EL INFORMADOR/A. Camacho

Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. EL INFORMADOR/A. Camacho

Con el fin de que los refugiados en Jalisco y en México tengan mejores condiciones y oportunidades, Filippo Grandi, Alto Comisionado para los Refugiados del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), firmó con el gobierno del Estado y la Universidad de Guadalajara (UdeG) en pro de la educación y trabajo, así como inclusión en programas sociales de Estado.

“El compromiso con los refugiados del Estado es trabajar en conjunto con el gobierno de Jalisco, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil”, apuntó Grandi.

En Jalisco hay cinco mil refugiados, de los cuales dos mil 600 fueron reubicados por ACNUR, compartió Giovanni Leppri representante de ACNUR en México. Esto como parte de los programas del Alto Comisionado para encontrarles mejores oportunidades con su acompañamiento en diferentes Estados de la República.

“Estos programas de integración a empresas y trabajos y reubicación con ayuda de ACNUR en zonas productivas del país, son mejores soluciones que las caravanas migrantes, las cuales muchas veces son producto de la desesperación y abuso de traficantes y personas que los convencen (a las personas migrantes) con falsas esperanzas”, señaló Grandi.

El Alto Comisionado también compartió que en México la situación de migración y refugiados tiene tres presiones: frontera sur, norte y el mismo desplazamiento interno.

“México es cada vez más un país destino y de desplazamiento, mientras que antes solo era de tránsito y de expulsión”, dijo.

Por ello, se trabaja de la mano con la COMAR e, incluso, se le apoya de manera monetaria. De esta manera, ACNUR da a COMAR dos terceras partes de su presupuesto, afirmó el representante en México.

Mientras en 2014 México recibía dos mil solicitudes de asilo, en 2019 fueron 70 mil y este año, a octubre, ya rebasaron las 108 mil.

“Financiar a COMAR es problemático porque nosotros tampoco tenemos financiación propia, sino que cada año recibimos y de ahí trabajamos con COMAR, sin embargo hoy es muy distinto a hace cuatro o cinco años. Este año estaremos llegando probablemente a las 130 mil solicitudes de asilo y México será el tercero, sino el segundo, país con más solicitudes”, añadió Leppri.

Una de las maneras de liberar el espacio de solicitudes a la Comisión es una Alternativa Migrante para haitianos en la que ya se trabaja, pues ellos no necesariamente cumplen con la condición de refugiados pero tampoco pueden volver a su país por la crisis en la que se encuentra, entonces acuden a COMAR como última opción.

Grandi afirmó que próximamente se establecerá un decreto en el que se definan estas alternativas para que no todos los haitianos acudan necesariamente a la Comar y evitar una saturación mayor.

Temas

Lee También