Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

El IMSS promete regularizar el lunes medicina para receptores de órganos

La institución confirmó la adquisición de cinco mil cajas de tacrolimus, inmunosupresor necesario para evitar el rechazo de un riñón trasplantado; asegura que el desabasto se debe a dificultades de los productores
 

Por: El Informador

Unos treinta receptores de trasplantes renales se manifestaron en las afueras de las oficinas delegacionales del IMSS Jalisco para exigir que se reanude el suministro de tacrolimus. EL INFORMADOR/A. Camacho

Unos treinta receptores de trasplantes renales se manifestaron en las afueras de las oficinas delegacionales del IMSS Jalisco para exigir que se reanude el suministro de tacrolimus. EL INFORMADOR/A. Camacho

Ante la escasez de tacrolimus, un inmunosupresor necesario para evitar el rechazo de un riñón trasplantado, María Guadalupe Gutiérrez Guerrero, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del IMSS Jalisco, confirmó la adquisición de cinco mil cajas del medicamento, por lo que su distribución se regularizaría el lunes 24 del presente mes.

La confirmación de la compra se dio luego de que un grupo de receptores de trasplantes renales se manifestara en el Centro Médico de Occidente.

Gutiérrez Guerrero recalcó que el problema de abasto se debe a dificultades en la producción del fármaco de parte de los fabricantes a nivel nacional, por lo que la delegación del IMSS trata de cubrir la demanda con distribuidores locales. “Es un problema de origen. La industria tiene un problema para la producción (de tacrolimus). Pero hay medicamento y el Instituto, preocupado por sus pacientes y bajo la responsabilidad que tiene, nosotros hicimos una compra para sacar esta situación adelante”.

Explicó que las compras suelen ser a nivel nacional, pero que ante estas situaciones se sigue un esquema de compras a nivel delegacional. Además, dijo que la compra no fue fácil y que en ella se invirtieron 1.9 millones de pesos.

David Guerrero, receptor de un riñón, afirmó que no ha podido adquirir el medicamento desde hace casi dos meses y tiene una reserva para una semana, la cual adquirió buscando una donación por internet. Eso le permitirá continuar con su tratamiento por apenas una semana.

Otro caso es el de Héctor Emmanuel Torres, quien desde el 27 de agosto no recibe el fármaco. Ha ido tres veces a la Unidad de Medicina Familiar 48 y llamado por teléfono cada día. Le dicen que no hay.

Las cinco mil unidades de tacrolimus adquiridas cubrirán la demanda de un mes. Dan Elí Martínez Ponce, jefe de Servicios Administrativos del IMSS Jalisco, afirmó que ha habido dificultades para encontrar el medicamento entre los distribuidores locales, y que lo que han podido comprar es poco y a altos precios.

Hasta seis pastillas al día
Una caja con 50 cápsulas de tacrolimus cuesta dos mil 788 pesos. Algunos pacientes consumen hasta seis pastillas por día.
Receptores de órganos tienen comunidades en redes sociales y, desde hace semanas, estos grupos presentan cada vez más actividad de gente que busca el medicamento, no solo en Jalisco, sino en la Ciudad de México, Guanajuato, Puebla, Michoacán y otros lugares.

Sufren por desabasto del fármaco

Unos treinta receptores de trasplantes renales se manifestaron en las afueras de las oficinas delegacionales del IMSS Jalisco para exigir que se reanude el suministro de tacrolimus, el inmunosupresor que necesitan para evitar el rechazo de un riñón que les fue donado.

Jalisco es líder nacional de trasplantes renales, con 347 procedimientos llevados a cabo en 2017 y otros 182 realizados este año. Un logro médico que implica una gran demanda de los medicamentos que los receptores de órganos requieren para cuidarse después de ser sometidos a la operación.

Un grupo de manifestantes fue recibido al interior de las oficinas delegacionales por María Guadalupe Gutiérrez Guerrero y José Luis Canales, coordinadores de Prevención y Atención a la Salud de le delegación. En reunión, informaron a los manifestantes de la adquisición de suficientes unidades de tacrolimus para cubrir la demanda durante el siguiente mes. “Se supone que la próxima semana tienen que estar entregando ya los medicamentos”, contó Mily Naveja, una de las afectadas que se reunieron con los coordinadores.

Los manifestantes señalaron las clínicas 110, 89, 46 y el Hospital Ayala como los puntos con mayor desabasto del inmunosupresor. “No es un tema de falta de planeación, de falta de recursos. Es un tema de falta de insumos, un problema de falta de producción nacional”, explicó Dan Elí Martínez Ponce, jefe de Servicios Administrativos del IMSS Jalisco, quien afirmó que “no hay nadie” que fabrique tacrolimus en este momento.

Martínez Ponce destacó que la escasez se debe a que los fabricantes que surten al IMSS están teniendo problemas para producir el medicamento por dificultades para obtener uno de sus ingredientes, lo que ha provocado el desabasto que se vive no solo en Jalisco, sino en todo el país.

Temas

Lee También

Comentarios