Viernes, 28 de Enero 2022

Detecta Canaco 637 ambulantes en el Centro

La Cámara de Comercio identifica 339 ambulantes de productos no permitidos y 298 tolerados; pide combatir piratería y contrabando

Por: El Informador

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Guadalajara, la proliferación de vendedores informales en el Centro tapatío perjudica de manera importante las ventas de los locatarios del primer cuadro. EL INFORMADOR/A. Camacho

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Guadalajara, la proliferación de vendedores informales en el Centro tapatío perjudica de manera importante las ventas de los locatarios del primer cuadro. EL INFORMADOR/A. Camacho

La proliferación del comercio informal en el Centro tapatío merma hasta 35% de las ventas de locatarios, afirma la Cámara de Comercio de Guadalajara (Canaco). Refiere que contabilizaron 339 ambulantes en giros no permitidos: venta de ropa, celulares, tabletas, juguetes y cigarros, entre otros artículos. Y la mayor concentración está en el corredor de Javier Mina, desde calzada Independencia hasta Juan Díaz Covarrubias.

Se suman 298 comerciantes de giros permitidos, como botanas, bebidas, artesanías y productos típicos regionales. Sin embargo, advierte que un “número importante de éstos” probablemente carece de permiso para operar, pues no utilizan la infraestructura dotada por el Ayuntamiento.

“Consideramos que se requiere un combate frontal con cero tolerancia a la economía ilegal y la disminución del comercio informal para generar empresas de alto valor agregado, que generen más y mejores empleos”, expone la Canaco.

Se solicitó una entrevista con el Ayuntamiento, pero el área de Comunicación Social contestó que hoy se pronunciaría al respecto.

En octubre pasado, el presidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, precisó que el primer cuadro tendrá una lógica de orden y colaboración para los comerciantes, a quienes se les dejará trabajar, pero cumpliendo con los reglamentos municipales. Incluso aseguró que no habrá nuevos permisos para puestos ambulantes.

El problema es que, pese a la presencia de inspectores, los comerciantes informales conocidos como “golondrinos” aplican estrategias para cambiar de lugar continuamente y evitar ser infraccionados.

La Canaco recordó que ha insistido en la necesidad de una política metropolitana de reconversión de la informalidad a la formalidad.

El organismo empresarial planteó un programa conjunto con las autoridades que incluya la capacitación con bajo costo para comerciantes, incentivos legales para la formalidad, una campaña de concientización de sus beneficios y una Policía que pueda inspeccionar y apercibir.

También pide la creación de una base de datos única con el registro de mercados públicos, tianguis y sitios propicios para el comercio en la vía pública.

Temas

Lee También