Jueves, 06 de Octubre 2022

Desapariciones en Jalisco: En foro, exigen al Gobierno estatal parar las simulaciones respecto al tema

Colectivos y especialistas señalan en un foro organizado por la UdeG que, hasta ahora, todo ha quedado en discursos vacíos de acciones

Por: Rubí Bobadilla

Consideran que la crisis de las desapariciones debe ser atendida por una fiscalía especializada, no por una fiscalía “especial”. EL INFORMADOR/R. Bobadilla

Consideran que la crisis de las desapariciones debe ser atendida por una fiscalía especializada, no por una fiscalía “especial”. EL INFORMADOR/R. Bobadilla

En los últimos años, las desapariciones en Jalisco han llevado a la Entidad a colocarse como la que más personas sin ser localizadas concentra, y las autoridades poco han hecho para frenar esta problemática, según señalan especialistas en la materia y colectivos en busca de sus seres queridos.

Ante esta situación, han pedido que el Gobierno de Jalisco, especialmente el gobernador, dejen de lado las simulaciones y se pongan a trabajar en atender de fondo la problemática, pues hasta ahora todo ha quedado en discursos vacíos de acciones, según lo dialogado en el foro  “Desaparecer a los desaparecidos: La estrategia del Gobierno de Jalisco”, impulsado por la Universidad de Guadalajara (UdeG).

En él, se habló también sobre la labor que han emprendido las familias desde los distintos colectivos para encontrar a sus hijas e hijos ante la desatención y revictimización por parte de las autoridades estatales, según han señalado desde hace ya varios años.

Colectivos, red de apoyo para las familias en búsqueda

Por ejemplo, Guadalupe Aguilar, impulsora del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos en Jalisco (Fundej), señaló que fue desde hace 11 años, cuando desapareció su hijo José Luis Arana, que se dio cuenta del abandono de las autoridades en el tema de las desapariciones, que para ella no son un fenómeno, sino una conducta criminal. Al ver a tantas familias que pasaban por lo mismo que ella, fundó el colectivo para acompañarse unas a otras en este camino de búsqueda.

“En este gobierno actual tenemos un desprecio total por las víctimas, y una simulación en cuanto a que sí hacemos, sí podemos o sí vamos a hacer. Puras promesas incumplidas que nos llevan a tomar la dirección a todos los colectivos y familiares de encontrar: es nuestra misión, nuestro objetivo. Buscar para encontrar en un Jalisco que es una fosa”, señaló Lupita Aguilar.

Por su parte, Marta Leticia García, conocida como “Marleti”, cofundadora del colectivo Entre Cielo y Tierra, señaló que es gracias a los colectivos y a la sociedad unida que les apoya, que puede hacerse presión a las autoridades para que se movilicen y les atiendan, pues lamentó, cuando las víctimas están solas sus derechos son violentados y se les revictimiza.

Marleti, quien busca a su hijo César Ulises Quintero, desaparecido desde 2017, lamentó la situación de desconocimiento y abandono que se vive al interior del Estado.

Ahí, dijo, las familias quienes tienen un ser querido sin ser localizado, padecen por la falta de información sobre cómo actuar o sobre las responsabilidades de las autoridades para su búsqueda inmediata, sobre todo cuando viven amenazadas por los criminales que se los llevaron.

“Volteen a vernos, no nos ignoren. Seguimos, estamos y luchamos, no solo por los que ya no están, sino por todos los aquí presentes, que podamos regresar a casa”, manifestó Marleti.

Desaparecer a las personas desaparecidas

Darwin Franco, periodista especializado en materia de desaparición, recordó que en México existen más de 105 mil personas de quienes al día de hoy se desconoce su paradero, de las cuales 15 mil 034 corresponden a Jalisco, de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas o No Localizadas.

Los últimos tres años los de mayor crisis respecto del delito de la desaparición y la desaparición forzada, pues del total de las 15 mil personas desaparecidas, el 45% fue vista por última vez en el actual periodo de gobierno estatal.

De acuerdo con Franco Migues, ante la discrepancia de cifras las personas quienes son buscadas desaparecen cuatro veces: cuando se les priva de la libertad, cuando las autoridades juega con la estadística o manipula las carpetas de investigación, cuando la sociedad deja sola y recrimina a las familias que buscan y se movilizan y cuando los medios de comunicación dan más voz a otros temas.

Es justo esta estrategia, lamentó también el periodista Rubén Martín, la que han seguido las autoridades estatales para minimizar el problema: desaparecerlas nuevamente a partir de la discrepancia de cifras, mediante el retiro de las fichas de búsqueda que las familias con sus propios esfuerzos y recursos pegan en espacios públicos y a través de solo hablar de las personas localizadas, que en su mayoría se trata de personas extraviadas o que huyeron de casa por su voluntad.

“Desaparecer a los desaparecidos, aparte de ser una estrategia maquiavélica, indolente, de terror, es una estrategia de defensa para cubrir los casos de desaparición forzada en el Estado de Jalisco”, señaló por su parte, Héctor Flores, secretario general del colectivo Luz de Esperanza.

Para él, la crisis de las desapariciones debe ser atendida por una fiscalía especializada, no por una fiscalía “especial”, como lo es ahora, ya que existen decenas de personas funcionarias sin sensibilidad y sin las capacidades para atender la problemática. “Si no pueden, que renuncien”, añadió.

Ante esta situación, coincidieron las y los ponentes, moderados por la doctora Carmen Chinas, las autoridades y el gobernador de Jalisco deben reconocer el problema y emprender acciones reales más allá de discursos, pues hasta ahora prevalece la revictimización en las situaciones, la crisis forense, la falta de prevención y la manipulación de cifras. Sin embargo, señalaron, debe hacerse de la mano de las familias, quienes se han especializado en la materia.

JM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones