Viernes, 01 de Marzo 2024

Ponen olor y sabor a los portales de Guadalajara

Las emblemáticas donas se han convertido en una tradición tapatía con un legado de 77 años de historia

Por: El Informador

Los sábados, domingos y días feriados es común encontrar filas de clientes en las donas del Centro de Guadalajara. EL INFORMADOR/ H. Figueroa

Los sábados, domingos y días feriados es común encontrar filas de clientes en las donas del Centro de Guadalajara. EL INFORMADOR/ H. Figueroa

Al pasar por la esquina de 16 de Septiembre y Pedro Moreno, en los portales del centro de Guadalajara, un olor a aceite de coco quemado llama la atención de los visitantes.

Se trata de las donitas del centro de Guadalajara, que se han convertido en toda una tradición entre los tapatíos por su inconfundible olor y sabor.

Todo empezó en 1947 con la receta de la bisabuela, que la trajo como novedad de California. “No tengo ni idea de por qué, pero sí se convirtió en algo tradicional de la ciudad”, explicó Alejandro González, gerente.

Actualmente ya son tres generaciones las que han pasado por este negocio que oficialmente se llama Nieves Fiestas y que luego fue rebautizado como Nieves y Donas.

La receta es el secreto mejor guardado de las donitas del centro, lo que las hace diferentes a las demás. 

González asegura que en Guadalajara no existe nada similar, en algunas tiendas de autoservicio, panaderías y kioscos venden donas pequeñas pero no saben igual.

“Las hacen desabridas y les tienen que poner complementos y aquí no ponemos complementos, creo que eso las hace diferentes”, señaló González.

González recordó que hace más de una década se vendían más paletas y nieves pero con el paso del tiempo pasaron a segundo lugar en ventas.

“Todavía cuando empezó la última gran transformación del Centro, el negocio ya vendía más donas que helados, andaba en dos terceras partes y después de la construcción de la Línea 3, se vendía 90% de donas y 10% los helados”, detalló.

La primera sucursal de Nieves Fiestas inició en la esquina de Morelos y 16 de septiembre, pero esta ya no existe y actualmente cuentan con tres sucursales: 16 de Septiembre y Pedro Moreno, Pedro Loza 21, frente a Catedral, y la matriz que se ubica en Dionisio Rodríguez 425, en la Colonia San Juan de Dios.

El olor y sabor de las donitas del Centro ha provocado que además de los tapatíos y visitantes, también muchos personajes famosos como políticos y artistas las compren para disfrutarlas.

Además, muchos tapatíos que viven en Estados Unidos se las llevan.

“Hubo un tiempo que teníamos unos clientes que venían por lo menos dos veces por año y le hablaban al gerente anterior y le decían: ‘voy a pasar antes de la hora del cierre y tenme 20 ó 30 bolsas’, las metían en hieleras y se las llevaban”, comentó González.

Pero no todo ha sido tan dulce como las donas, ya que también han sufrido altibajos.

Durante la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero, sus ventas se desplomaron hasta un 90% debido a que cerraron el paso peatonal en el cruce de 16 de Septiembre y Pedro Moreno, pero lograron sobrevivir gracias a las otras sucursales que no se vieron afectadas.

“Afortunadamente no cerramos, pero fue muy pesado, desde el 2015 al 2019 bajaron mucho las ventas”, recordó.

Actualmente este negocio tiene 77 años de historia y muy pronto esperan llegar a la cuarta generación.

“Lo que normalmente todo mundo nos pide es que huelan igual y sepan igual, es complicado mover a la receta”, concluyó González.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones