Lunes, 17 de Mayo 2021

Colectores subterráneos que salvaron el patrimonio de los vecinos de Huentitán

Entre 2017 y 2019 Operadora Hotelera de Salamanca construyó, en convenio con el Ayuntamiento de Guadalajara, una red hidráulica que conduce agua pluvial hasta la barranca y evita desastres naturales en la zona 

Por: El Informador

El desarrollo de la obra fue complejo debido a la dura superficie y la potencia con que llega el agua a esta zona de la ciudad. ESPECIAL

El desarrollo de la obra fue complejo debido a la dura superficie y la potencia con que llega el agua a esta zona de la ciudad. ESPECIAL

Para mitigar los efectos de las tormentas que se presentan en cada temporal en la Zona Metropolitana de Guadalajara, en especial en colonias de Huentitán, donde calles y avenidas que suben y bajan propician intensos torrentes de agua sin control en su intento por llegar a la barranca, los vecinos acordaron con el gobierno tapatío como obras prioritarias acciones hidráulicas que les dieran certeza a su patrimonio.

OHS superó el reto que implica construir en espacios de superficie rocosa bajo las calles de prolongados descensos e irregulares trazados para sumar la Red de Colectores Panorámica de Huentitán, una obra en la que invirtió entre 2017 a 2019 poco más de 24 millones de pesos para nueve colectores que resolvieran este antiguo problema de conducción de torrentes pluviales.

Las inundaciones sólo comenzaron a diluirse cuando llegaron las obras hidráulicas de OHS, los primeros colectores llevaron el nombre de las calles en las que fueron ubicados, Sajama, Ahuacatlán, San Benedicto y Cayambe, y se reforzaron con acciones de gran proporción en infraestructura hidráulica como la Caja Especial 29.

Caja Especial 29

Las empinadas calles de difícil ascenso y vertiginoso descenso, son una constante en las colonias aledañas a la barranca de Huentitán, dos de las más pronunciadas se encuentran en la confluencia de Volcán Sajama y Volcán Ahuacatlán, donde fue ubicada la Caja Especial 29, una obra de gran dimensión que no se imagina en la superficie, pero trascienden en cada temporal cuando logra conducir las imponentes cascadas de torrentes pluviales que se forman en cada temporal en esa zona.

La denominada Caja Especial 2, se considera el corazón de distribución de las aguas sanitarias y pluviales, es una de las obras más importantes dentro del circuito de colectores que desarrolló OHS en la zona, abarca bajo la superficie la totalidad de intersección de dos vialidades. En ésta obra llega el agua pluvial que se cruza con la red de drenaje sanitario previamente saneado por una planta de tratamiento que se ubica en el Zoológico de Guadalajara.

El desarrollo de esta obra fue muy complejo, ya que además del reto que presentó el proyecto por la dura superficie y la potencia con la que llega el agua a esta zona, se incluyeron líneas de desagüe y una especie de by pass de ingeniería quirúrgica para controlar una línea de drenaje sanitario con peligroso deterioro, por el que fue sustituida con una nueva obra de drenaje sanitario de concreto.

Una nueva serie de colectores se sumaron a las obras, entre ellos el Misti, que corre por 149 metros bajo la superficie de la calle Volcán Trident a Volcán San Benedicto, lugar donde se incorpora la red inicial para desalojar aguas por la red que viene de Volcán San Benedicto y Volcán Cayambe. Para el colector Misti se agregaron cuatro bocas de tormenta y con cuatro pozos caja, para la reducción de velocidad de las aguas y lograr su mejor distribución.

Posterior a Misti, la red se complementó con el colector Cayambe 2, que corre de Volcán Antuco a Volcán Tuxtla con una longitud de 32 metros y que lleva una de las tuberías más anchas con casi un metro de diámetro (91 cm). La potencial captación de agua (3.30 M3/Seg) en este punto se logró con la suma de una boca de tormenta y un pozo caja para controlar el flujo pluvial. En ésta zona se dosifica el caudal de agua que antes corría por la superficie y que desde su culminación mitigó las inundaciones que se generaban en la zona.

A los sentidos son notorias las obras, las vialidades lucen ordenadas. Las banquetas han sumado espacios de áreas verdes, plantas y flores entre algunos postes pequeños que evitan accidentes, suman pasos seguros y permiten una mejor convivencia vial entre autos y peatones. Los habitantes olvidaron los malos olores que provocaban antes de las acciones los estancamientos de aguas y mala conducción del drenaje que se colaba hasta sus hogares. Todo como parte de las acciones complementarias que OHS integró con la conclusión de las obras que quedaron bajo la superficie. 

*Inserción pagada por OHS para dar a conocer  los beneficios del convenio con el Ayuntamiento de Guadalajara

Temas

Lee También