Sábado, 28 de Mayo 2022

COVID en Jalisco: Atiende IMSS a ocho mil personas en promedio por sospechas de coronavirus

Para acceder a una prueba COVID, explicó el médico, la persona debe acudir a su Unidad Médica Familiar o clínica más cercana sin la necesidad de hacer cita

Por: Rubí Bobadilla

El médico invitó a la ciudadanía a continuar con la vacunación contra el virus, que ha permitido que los niveles de hospitalización sean menores a los registrados hace un año. EL INFORMADOR / ARCHIVO

El médico invitó a la ciudadanía a continuar con la vacunación contra el virus, que ha permitido que los niveles de hospitalización sean menores a los registrados hace un año. EL INFORMADOR / ARCHIVO

En las Unidades Médicas Familiares y clínicas del IMSS en Jalisco, diariamente se reciben, en promedio, a ocho mil personas con sospechas de COVID-19, informó este lunes el coordinador de Medicina Familiar del IMSS en el Estado, Marduk Puga Nathal.

A partir de los filtros establecidos en las clínicas, que entraron en vigor desde el pasado 11 de enero a nivel nacional, es que se aplican cuatro mil 500 pruebas de detección del virus a los derechohabientes, priorizando a sectores vulnerables como personas adultas mayores, embarazadas, diabéticas, con padecimientos renales, cardiopatías, o enfermedades hepáticas.

Para acceder a una prueba, explicó el médico, la persona debe acudir a su Unidad Médica Familiar o clínica más cercana sin la necesidad de hacer cita. Ahí un especialista, quien funge como el primer filtro, le realiza un cuestionario breve para analizar sus síntomas, y si estos no cumplen el cuadro requerido, la persona es enviada a consulta general.

Si el primer filtro se cumple, la persona es enviada al Módulo de Atención Respiratoria del Seguro Social (MARSS), donde se le aplica un segundo cuestionario y observación del paciente para determinar si el paciente requiere una prueba COVID de antígenos.

“Se envían a los MARSS para que no entren a la consulta externa donde está acudiendo sana por otros padecimientos y pudiera resultar en un contagio. El motivo de estos MARSS es para que haya un aislamiento seguro, que no haya propagación del virus de pacientes que llegan con sospecha a otros que llegan por otras enfermedades”, detalló Puga Nathal.

En caso de que esta se aplique y resulte negativa, se valora la sintomatología o posibles contactos y se aplica una PCR. Si esta resulta negativa se envía entonces al paciente a consulta general; y en caso de ser positiva se toman las medidas necesarias para determinar si el paciente puede llevar su aislamiento en casa o si requiere ser hospitalizado.

“El cuestionario también se aplica mediante un código QR colocado en los ingresos de las unidades  médicas, y en el sitio web en el www.imss.gob.mx/covid19/permiso. Ahí se despliega un cuestionario donde, desde su casa el paciente puede saber si tiene o reúne criterios para ir a su Unidad de Medicina Familiar”, añadió el coordinador.

Las pruebas, indicó, no se aplican pruebas de COVID-19 a aquellas personas que así se lo requieran sus patrones tras terminar su aislamiento por contagio.

Tampoco se aplican a personas que requieran la prueba para viajar, para asistir a un concierto o evento social, ni a personas asintomáticas.

Por último, el médico invitó a la ciudadanía a continuar con la vacunación contra el virus, que ha permitido que los niveles de hospitalización sean menores a los registrados hace un año, gracias justamente a que la inmunización ha aminorado el impacto del Sars-CoV-2 en las personas que enferman con coronavirus. 

Para saber:
Del 7 al 22 de enero en 5 mil 181 MARSS ubicados en todas las Unidades de Medicina Familiar (UMF) y 57 MacroMARSS habilitados en 30 Representaciones del IMSS en los estados se ha atendido a más de un millón 100 mil personas.

MF

Temas

Lee También