Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 20 de Julio 2019

Periodista abandona Nicaragua tras orden de captura en medio de crisis

Luis Galeano informó hoy que abandonó el país "debido a la persecución que ha entablado la dictadura en contra de los medios de comunicación independientes"

Por: EFE

Galeano señaló que la

Galeano señaló que la "persecución" contra organismos no gubernamentales, medios de comunicación independientes y periodistas críticos, "lo único que hace es mostrar el rostro criminal que ha tenido el señor Ortega oculto". FACEBOOK

El periodista nicaragüense Luis Galeano, director del programa de opinión y debate "Café con Voz", informó hoy que abandonó el país tras la orden de captura girada por un juez de Managua, en medio de la crisis sociopolítica que vive el país y que ha dejado cientos de muertos desde abril pasado.

"Hemos salido del país efectivamente debido a la persecución que ha entablado la dictadura en contra de los medios de comunicación independientes, en contra de periodistas independientes", dijo Galeano en su programa transmitido a través de Facebook Live.

Galeano, de 40 años, transmitía su programa en el canal 100 % Noticias que fue allanado por la Policía Nacional el viernes, al tiempo que el estatal Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ente regulador del sector, ordenó a las operadoras de televisión por suscripción retirarlo de su menú, lo que efectivamente ya ocurrió.

El periodista Miguel Mora, dueño del canal 100 % Noticias, y Lucía Pineda, la jefa de prensa de ese medio, están detenidos desde la noche del viernes pasado tras el allanamiento de esa televisora y enfrentan cargos por "fomentar e incitar al odio y la violencia" y "provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas".

El juez Sexto de Distrito Penal de Audiencia de Managua, Henry Morales, a petición de la fiscal auxiliar Lillyam Sosa, también emitió una orden de captura en contra de los periodistas Galeano y Jackson Orozco, además del comentarista político Jaime Arellano, según la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH).

Galeano, que ha trabajado para el periódico local El Nuevo Diario, la Agencia EFE y colaborado con la agencia estadounidense Associated Press (AP), calificó esa orden de captura de "infame" y, pese a estar fuera de Nicaragua, "no lo callarán".

"El régimen Ortega-Murillo cree que al sacarnos del país, o al encarcelarnos o al tratar de perseguirnos y desesperarnos, todo se acabó y está equivocado", sostuvo.

A su juicio, la "persecución" que el Gobierno que preside Daniel Ortega realiza contra organismos no gubernamentales, medios de comunicación independientes y periodistas críticos, "lo único que hace es mostrar el rostro criminal que ha tenido el señor Ortega oculto".

"Ustedes (Gobierno) quieren criminalizarnos a nosotros (los periodistas) y quieren echarnos la culpa de la desgracia que ustedes mismos han provocado", señaló el comunicador, que acusó al Ejecutivo de ser "un régimen criminal", soberbio, arrogante, prepotente, de no respetar las libertades públicas, ni al que piensa distinto.

"En Nicaragua se ha convertido en un crimen pensar distinto, decir las cosas que uno cree, emitir opiniones cuando la Constitución nos da ese derecho", argumentó Galeano, que se declaró un "perseguido político".

Junto a Galeano también huyó del país el periodista Wistom Postome, que forma parte del equipo del programa "Café con Voz", según dijo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió recién sobre la "intensificación de la cuarta etapa de represión estatal" en Nicaragua contra periodistas y medios independientes.

Las tres etapas previas consistieron en agresiones a las protestas callejeras pacíficas, ataques armados contra ciudades que rechazan a Ortega y la criminalización de las protestas, según la CIDH, todas con saldos mortales.

El Gobierno dio por concluida la misión de ese organismo en Nicaragua la semana pasada.

Desde el pasado 18 de abril Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 545 muertos, de 340 a 674 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios. El Gobierno reconoce 199 muertos.

Ortega, con más de 11 años en el poder de manera continuada, no acepta responsabilidad en la crisis ni tampoco los señalamientos generalizados sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de un intento de "golpe de Estado" que, asegura, ya ha sido derrotado.

CE

Temas

Lee También

Comentarios