Jueves, 20 de Junio 2024

El Papa Francisco pide "no cerrar las puertas al extranjero por miedo"

Este domingo de Pentecostés, el Papa Francisco reflexionó sobre el miedo de los apóstoles plasmado en el Evangelio

Por: EFE

Tras superar un cuadro de fiebre, y ataviado de rojo como indica la fecha, el Papa Francisco celebró la misa de Pentecostés. AP/A. Medichini

Tras superar un cuadro de fiebre, y ataviado de rojo como indica la fecha, el Papa Francisco celebró la misa de Pentecostés. AP/A. Medichini

El Papa Francisco pidió hoy no dejarse llevar por el miedo que hace que se cierren las puertas "al otro, al extranjero, al diferente, al que piensa distinto".

"El Evangelio nos ofrece el remedio del Resucitado: el Espíritu Santo. Él libera de las prisiones del miedo"

En su mensaje durante el rezo del Regina Coeli celebrado en la plaza de San Pedro el Papa reflexionó sobre la lectura del Evangelio de hoy sobre el miedo de los apóstoles.

Señaló "que a veces, por alguna situación difícil, por algún problema personal o familiar, por el sufrimiento que padecemos o por el mal que respiramos a nuestro alrededor, corremos el riesgo de caer poco a poco en la pérdida de la esperanza y (...) nos encerramos en nosotros mismos, atrincherándonos en el laberinto de las preocupaciones".

Asomado a la ventana del palacio pontificio, Francisco agregó que ese miedo "bloquea, paraliza y aísla" y entonces habló del miedo "hacia el otro, al extranjero, al diferente, al que piensa distinto".

     

"Si damos espacio a estos falsos miedos, se cierran las puertas: las del corazón, las de la sociedad, ¡e incluso las puertas de la Iglesia! Donde hay miedo, hay cerrazón. Y eso no está bien", agregó tras la oración del Refina Coeli, que en este periodo sustituye al tradicional ángelus.

Francisco dijo entonces que "el Evangelio, sin embargo, nos ofrece el remedio del Resucitado: el Espíritu Santo. Él libera de las prisiones del miedo".

TE RECOMENDAMOS: Papa Francisco se recupera de su fiebre y continúa con sus compromisos

"Ante los temores y las cerrazones, entonces, invoquemos al Espíritu Santo para nosotros, para la Iglesia y para el mundo entero: para que un nuevo Pentecostés ahuyente los miedos que nos asaltan y reavive el fuego del amor de Dios", añadió. 

JM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones