Martes, 07 de Abril 2020

Niña de seis años suplica, entre lágrimas, no ser arrestada

En una grabación proporcionada por familiares, se contempla cómo policías de Florida, en Estados Unidos, esposan a la pequeña y la meten a una patrulla

Por: AP

Un video difundido por la familia de una niña muestra a la menor de seis años llorando y suplicándole a los policías que no la arresten, mientras uno de los agentes usa bridas plásticas para atarle las muñecas en una escuela pública.

"¡Ayúdenme, ayúdenme, por favor! No quiero que me metan a una patrulla policial"

El video, tomado de la cámara portátil de uno de los policías, fue compartido al diario Orlando Sentinel y otros medios de comunicación por la familia de la pequeña, Kaia Rolle.

El arresto ocurrió en septiembre, luego de que la niña golpeó y pateó a empleados en su escuela chárter en Orlando, un tipo de escuela pública pero independiente de la junta escolar local, por lo que tiene cierta autonomía sobre los horarios y los planes de estudio, por ejemplo.

"¿Para qué son esas?" se ve a la niña preguntar en el video, señalando los cinchos usados por el agente para maniatarla.

"Son para ti", responde el agente Dennis Turner mientras otro policía los aprieta alrededor de sus muñecas y la niña empieza a llorar. Turner fue despedido poco después del arresto.

El jefe de la Policía de Orlando, Orlando Rolon, explicó que Turner desacató las reglas al arrestar a un menor de 12 años sin la aprobación de un supervisor.

"¡Ayúdenme, ayúdenme, por favor"! exclama Kaia en el video. Cuando es llevada al vehículo, dice "No quiero que me metan a una patrulla policial".

El segundo policía, que no ha sido identificado, responde: "¿Cómo que no quieres? Tienes que".

"¡Por favor, por favor, denme una segunda oportunidad!", responde la pequeña.

El video muestra al policía levantando a la niña y colocándola en el asiento trasero de la patrulla mientras le pone el cinturón de seguridad.

Poco después Turner regresa a la escuela Lucious & Emma Nixon Academy, donde los directores lucen aturdidos por lo que acaban de presenciar.

El policía les dice que el centro de detención juvenil a donde llevarán a Kaia "no es como ustedes creen". Agrega que en su carrera ha realizado seis mil arrestos, incluso de un menor de siete años.

Cuando los maestros le dicen al policía que Kaia tiene seis años y no ocho como él creía, él responde: "Pues entonces ella rompe el récord".

Las autoridades revelaron que Turner también arrestó a un niño de seis años en otra escuela el mismo día que arrestó a Kaia, pero que los directores de la escuela interrumpieron el arresto antes de que el proceso concluyera.

La fiscal estatal, Aramis Ayala, anunció en septiembre que los cargos de agresión contra ambos menores serán desestimados.

JM

Temas

Lee También