Sábado, 19 de Septiembre 2020

La Casa Blanca se dice "profundamente preocupada" por las elecciones en Bielorrusia

Instó a las autoridades a permitir las manifestaciones antigubernamentales en medio de denuncias de fraude

Por: AFP

El domingo por la noche, miles de bielorrusos salieron a las calles tras la publicación de un sondeo oficial que daba ganador por amplio margen a Alexander Lukashenko. EFE / S. Dolzhenko

El domingo por la noche, miles de bielorrusos salieron a las calles tras la publicación de un sondeo oficial que daba ganador por amplio margen a Alexander Lukashenko. EFE / S. Dolzhenko

La Casa Blanca dijo el lunes estar "profundamente preocupada" por las elecciones presidenciales en Bielorrusia, donde fue declarado ganador Alexander Lukashenko, en el poder desde hace 26 años, e instó a las autoridades a permitir las manifestaciones antigubernamentales en medio de denuncias de fraude.

"La intimidación de los candidatos de la oposición y la detención de manifestantes pacíficos" fueron algunos de los numerosos factores que "empañaron el proceso", dijo la secretaria de prensa del presidente Donald Trump, Kayleigh McEnany.

"Instamos al gobierno bielorruso a respetar el derecho a reunirse pacíficamente y abstenerse del uso de la fuerza", agregó en rueda de prensa.

Las autoridades bielorrusas anunciaron oficialmente el lunes la aplastante victoria - con el 80.23% de los votos - de Lukashenko para un sexto mandato, tras unas elecciones presidenciales marcadas por fuertes sospechas de irregularidades.

La opositora Svetlana Tijanóvskaya, a quien se le atribuye algo menos del 10% de los votos, refutó el lunes los resultados oficiales y pidió a Lukashenko que ceda el poder.

El domingo por la noche, miles de bielorrusos salieron a las calles tras la publicación de un sondeo oficial que daba ganador por amplio margen al presidente. Según la ONG de defensa de derechos humanos Viasna, la represión de las manifestaciones en Minsk dejó un muerto y decenas de heridas.

EFE / R. Pietruszka

JB

Temas

Lee También