Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 24 de Mayo 2018

Ideas

Ideas |

Una más, “Gigi”

Por: Raúl Romero

Una más, “Gigi”

Una más, “Gigi”

Es el 18 de noviembre de 1995. El entrenador del Parma, Nevio Scala, enfrenta un problema. Mejor dicho: un problema dentro de otro problema.

El día siguiente el Parma enfrenta al Milan. No es cualquier Milan; se trata de un equipo contendiente al título que cuenta con figuras como Roberto Baggio y George Weah en la cancha y Fabio Capello en el banquillo. Ése es el primer problema.

El portero titular del Parma, Bucci, se lesionó. El equipo tiene un segundo portero, Alessandro Nista, pero Scala ha notado que en los entrenamientos nadie logra hacerle gol al portero del equipo juvenil, un chico de 17 años que desde hace tres días entrena con la primera escuadra.

El entrenador de porteros del equipo también ha visto las cualidades del muchacho, pero advierte a Scala: “si lo ponemos con el Milan y falla, corremos el riesgo de que nos echen”.

Ése es el problema dentro el problema.

Ese sábado, Scala vaga por el hotel de concentración del Parma preguntándose qué tan cuerdo es poner su carrera en las manos de un chico que todavía no es mayor de edad.

El entrenador llama a la puerta del guardameta juvenil.

“’Gigi’, ¿y si te pongo a jugar?”, pregunta observando la reacción de su jugador, Gianluigi Buffon.

“Entrenador, ¿cuál es el problema?”, responde el portero con una sonrisa que hace que el técnico comprenda que el muchacho está mentalmente listo para el debut.

Buffon no decepcionó a Scala. Fue el mejor jugador en ese empate 0-0, al punto que el partido es recordado todavía 22 años después, ahora que Buffon acaba de cumplir 40 años y estudia la posibilidad de jugar una temporada más luego de haber ganado casi todo en el futbol con la Selección italiana y la Juventus. Había anunciado que dejaría de jugar al concluir la presente campaña. Ya está retirado de su Selección nacional.

Hasta los niños aficionados de los equipos rivales le piden a “Gigi” que continúe. En el último partido entre el Chievo y la Juventus el equipo de Verona dejó en la banca del visitante cartas de pequeños seguidores del club que le piden a Buffon que siga jugando.

Está de acuerdo Marcello Lippi, el técnico con el que Buffon fue campeón del mundo en Alemania.

“Tiene el entusiasmo vívido de un muchacho, la madurez de los viejos sabios y la carga de los cuarentones fuertes, ¿por qué debería retirarse?”, pregunta el técnico.

En el fondo, Buffon sabe que quiere continuar. Dice sentir dentro de sí “un deseo de competir anómalo para mi edad”, pero no quiere convertirse en un peso para la Juventus. Se reunirá dentro de poco con el presidente del club de Turín y decidirán juntos si continúa jugando.

El futbol necesita a Buffon. Es uno de esos jugadores que son aplaudidos en todas partes porque han dejado de representar un equipo o un club en particular y simbolizan el balompié. Además, el futbol italiano, en un momento de crisis, necesita tener presente a su modelo, su mejor jugador, para regenerarse.

Venga, “Gigi”, una temporada más. Como diría aquel muchacho de 17 años, ¿cuál es el problema?

Temas

Lee También

Comentarios