Miércoles, 05 de Octubre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Un tigre enjaulado en Casa Jalisco

Por: Jonathan Lomelí

Un tigre enjaulado en Casa Jalisco

Un tigre enjaulado en Casa Jalisco

Hoy López Obrador está en Guadalajara para realizar su cuarta mañanera en Jalisco. Suma así 12 visitas al Estado como Presidente. 

El guion, con algunas variaciones, ya lo conocemos: un Enrique Alfaro nervioso y achicado pide desde el atril al Presidente recursos para los proyectos estratégicos de Jalisco: Línea 4, Peribús, abasto de agua y saneamiento del Río Santiago. 

López Obrador, colmilludo y con incontables horas de vuelo, celebra las coincidencias y promete todo el apoyo. Pasadas las horas, en redes o ante cualquier micrófono, el gobernador reclama al Presidente que cumpla su palabra. 

Una historia sin fin que cumple tres años. 

A días de asumir como gobernador, en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y custodiado por alcaldes, empresarios, líderes partidistas, rectores y sociedad civil, Alfaro demandó al Presidente electo no traicionar el pacto federal y entregar a Jalisco lo justo.  

No hubo dinero.  

A finales de 2020, el gobernador convocó a un «Cierre de filas por Jalisco» en el Instituto Cultural Cabañas. Hablaron alcaldes, magistrados, sociedad civil, el rector Ricardo Villanueva. 

La ferocidad del reclamo subió de tono:  «El Gobierno de la República nos ataca, nos insulta y nos quita lo que nos pertenece». Rompió con la Conago. Instauró la Alianza Federalista con diez gobernadores.

Tampoco hubo dinero. 

Este año sólo envió un comunicado. El Paquete Económico 2022 proyecta cero pesos para la Línea 4, el acueducto para traer agua a Guadalajara, la conclusión del Peribús, el saneamiento del Río Santiago y  la reparación de carreteras. 

Todo cambió para seguir igual. 

No hubo evento mediático, el rector Ricardo Villanueva ya no acompaña al gobernador, por el contrario, ahora lo acusa de maltrato presupuestal. 

El ingrediente adicional en esta ocasión es la consulta popular sobre el pacto fiscal, un instrumento promocional que ayudará a legitimar el discurso de que se hace lo que se puede, con lo que se tiene.   

En algún momento, Alfaro dijo que sin la Federación «será imposible cumplir con todas las necesidades que se tienen en todo el Estado». 

Las alternativas son pocas. 

Esperar que el Presidente cumpla su palabra -misma que ha incumplido sistemáticamente-. Más deuda resultaría inviable tras dos créditos por más de 11 mil millones de pesos. Queda la inversión privada y los empresarios que ya dieron un espaldarazo al mandatario con el aumento al Impuesto sobre la Nómina para invertirlo en infraestructura escolar. Sin embargo, el dinero de los hombres de negocios tiene límites y condiciones. 

Los rugidos del tigre en Casa Jalisco suenan amenazantes, pero suelen atemperarse cuando están frente al gran Tlatoani de Palacio Nacional. 

El mandatario estatal tiene sus papeles en regla -proyectos ejecutivos, estudios de factibilidad, análisis financiero-, pero no importa cuán feroz sea el llamado. Sostiene una relación desigual, ni siquiera de subordinación sino de cautiverio. Porque las llaves de la jaula y el presupuesto los controla el Presidente. 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones